Especial Parafilia 1

10.9K 322 70
                                    

(P)

Primera Parafilia:
Somnofilia*

-Y bien ¿Quieres hacer algo más? -Preguntó guardando los materiales.

-Por ahora no, espera a que me den ganas de moverme -Contesté suspirando antes de tirarme en la cama.

Teníamos un buen rato haciendo unos trabajos que teníamos de la escuela, últimamente nos dejaban más pues estaba a punto de terminar el último parcial, por lo que a los maestros se les ocurrió la brillante idea de matarnos con exceso de tarea, cosa que nos molestaba pues en vez de examen nos atiborraban de trabajos.

Cansado, Raúl se dejó caer a un lado mío colocando como siempre, sus manos detrás de su cabeza como soporte.

-Voy por unos refrescos -Dije irguiéndome con todo el pesar de mi alma de la cama.

-Trae también unas galletas que dejé en la mesa de la cocina -Cerró los ojos a la vez que se reacomodaba.

Asentí aún sabiendo que era inútil pues el no me veía. Salí de la habitación y me encaminé escaleras abajo escuchando mis pasos resonar en la casa, los padres de mi amigo no se encontraban, habían salido a visitar a una tía según me dijo Raúl, por lo cual la casa se encontraba en total silencio. Rápidamente tomé las cosas de la cocina llevando conmigo unas sabritas que habían por ahí y subí de nuevo hacia el cuarto de mi amigo. Al entrar me encontré con que estaba en la misma posición de cuando me fui, moví las bolsas de chucherías haciendo ruido anunciándole que había vuelto pero al contrario de lo que esperaba este ni se inmutó, dejé las cosas en un buró cerca de la cama y me dejé caer en el colchón haciéndome rebotar pero aún así Raúl ni se mosqueó.

Se había quedado dormido.

Suspiré quitándome los zapatos con los mismos dejándolos caer en algún lugar de la pieza.

Sin nada que hacer saqué mi celular y me puse a revisar algunos mensajes que tenía sin ver. Luego de no encontrar nada nuevo en las redes sociales, agarré el control remoto de la televisión encendiéndola y cambiando los canales aún sin ver realmente lo que pasaba. Aburrido la volví a apagar y dejé él mando en la mesita de noche.

Miré a Raúl encontrándome con sus ojos cerrados y su boca entreabierta dejando escapar unos ligeros ronquidos, se veía tan tranquilo durmiendo así, siempre fue de sueño realmente pesado.

Sin darme cuenta me fui acercando poco a poco a su rostro calmo, sólo al sentir su respiración acompasada a través de sus labios entreabiertos chocando con los míos, fui consciente de lo mucho que me había acercado a él, pasé un brazo sobre su cuerpo y me recargué un poco en él, sus pestañas se movían a penas ante mi respiración ligeramente más rápida de lo normal. Con él corazón latiéndome a mil entrecerré mis ojos acercándome sólo un poco más haciendo que mis labios rozaran los suyos en un toque ligero, la piel se me erizó sin saber él porqué y profundicé el contacto de labios sin ser y sin esperar ser correspondido. Luego de besar de manera calma unos minutos sus labios, saqué mi lengua humedeciendo tanto mis labios como los suyos, deslicé mi lengua por sus labios y la adentré saboreando con calma su cavidad bucal mezclando su saliva con la mía y moviendo mi lengua alrededor de la de él.

Mi mano izquierda, que descansaba sobre su pecho, se deslizó sobre este acariciando encima de la camisa y poco después adentre mi extremidad bajo la prenda y acaricié con suavidad sus clavículas, bajé por su pecho rozando a propósito uno de sus pezones sintiendo su piel erizarse inconscientemente, seguí bajando hasta llegar a el inicio de sus shorts, en estos momentos agradecía infinitamente el hecho de que luego de una práctica de fútbol se dejara puesto el uniforme. Metí sin pena la mano bajo la ropa tocando su pene flácido sin nada de por medio, empecé a recorrerlo de arriba a abajo con la yema de los dedos notando como se endurecía poco a poco pues ya que se encontraba dormido no tenía resistencia a nada, por lo que hasta los pocos toques que le hacía causaban excitación más rápido. Tomé su miembro y masturbándolo seguí besándolo sintiendo como pequeños espasmos tomaban su cuerpo, además de como el hacerle todo eso sabiendo que estaba dormido me excitaba de sobremanera.

Relatos Y Secretos (One-shots/BL)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora