NEW: Introducing Tap. Addictive chat stories for your 📲 Now in 10 languages
DOWNLOAD NOW!

Capitulo 7

695 116 258

Nabil jadeó mientras intentaba con dificultad masticar la papa frita en su boca y tragar

Nabil jadeó mientras intentaba con dificultad masticar la papa frita en su boca y tragar.

Aquello era tortura, no podía ser otra cosa.

-¿Qué pasa Nabil? ¿no dijiste que era... tu parte favorita del combo?- preguntó Theo mientras le mordía el mentón.

-Ah... por... por favor...- gimió Nabil- No me... tortures- rogó.

Nabil estaba completamente desnudo, a horcajadas sobre Theo, estaban en el comedor y el más alto sólo se había abierto lo suficiente el pantalón para sacar su erección y penetrar a Nabil y torturarlo obligándolo a comer mientras se mantenía dentro de él. Nabil amaba las papas fritas, de verdad que sí, pero en esos momentos solo quería que Theo se moviera y lo jodiera.

-¿Tortura? ¿Es una tortura para ti estar conmigo Nabil?- preguntó comenzando a acariciar su miembro con la mano izquierda- Rompes mi corazón- sonrió tomando una papa con la mano derecha, poniéndole catsup y dándosela en los labios- Yo sólo quiero ...

-¿Tortura? ¿Es una tortura para ti estar conmigo Nabil?- preguntó comenzando a acariciar su miembro con la mano izquierda- Rompes mi corazón- sonrió tomando una papa con la mano derecha, poniéndole catsup y dándosela en los labios- Yo sólo quiero darte las cosas que te gustan... tus amadas papas... para tu boca- Comenzó a masturbarlo un poco más rápido- Y mi pene en tu trasero... ¿no te gusta?- Nabil gimió sin tomar la papa y dejándola caer al suelo, intentando mover las caderas pero como las veces anteriores Theo le sujetó con ambas manos.

Nabil buscó la boca de Theo en un intento por apaciguar su ardiente deseo aunque Theo lo interpretó como una forma de hacerlo ceder, seduciéndolo con sus besos.

-Gmmm- gimió entre el beso y apretó a Nabil contra su cuerpo- De verdad eres tramposo, Nabil- gruñó y lo levantó por las nalgas haciéndolo abrazarlo con las piernas, Nabil jadeó cuando por aquel cambio Theo se movió en su interior.

-No... no lo soy- gimió abrazándolo fuerte para no caerse, su voz sonó agitada en el oído de Theo y su aliento acarició aquella zona sensible.

Lo siguiente que Nabil supo es que habían ido a dar a la cama y que el placer le había nublado la mente durante varios minutos.

Media hora más tarde Nabil aun se recuperaba de su orgasmo jadeante en la cama, con Theo tumbado a su lado no en mejor estado.

Media hora más tarde Nabil aun se recuperaba de su orgasmo jadeante en la cama, con Theo tumbado a su lado no en mejor estado

+MoneyRead this story for FREE!