Parte 72

170K 15K 3.3K


He estado notablemente mejor los últimos días, y para Oliver las cosas también han ido mejorando, ya no está estresado y ya no ha gritado con nadie por teléfono, ya no maldice a su padre, aunque aún no quiera hablar con él, al parecer le sienta mejor "ser pobre" como lo llama él mismo, ah no, pero está esperando que salga el nuevo porsche del próximo año. Yo también deseara ser así de pobre.

Entro a la ducha, despejo las cortinas largas del ventanal de vidrio para que un poco de claridad entre, me gusta bañarme y ver hacia el exterior, me relaja, el agua cálida recorre mi cuerpo siento una gran paz interior, música desde mi teléfono celular resuena, nunca coreo ninguna mientras me baño, excepto cuando suena el Gangnam Style, ahí sí, todo el coreano que no sé me lo invento. Mi gel de baño se está acabando, suspiro, doy golpes en el fondo de la botella mientras canto la bendita canción, por mucho que la odie, nunca puedo dejar de hacer esto.

Heeeeeeey sexy ladyyyy, op op op oppa gangnam style

No, también tengo que coreografiar la canción.

Heeeeeeey sexy ladyyyy...

—¡Alex! ¿Qué estás haciendo? —volteo de manera brusca, ni siquiera me había fijado que el gel ya se había derramado en el piso hasta que me paro sobre el líquido y caigo ¡Joder! ¡Mis nalgas!

—¡A la gran p.........! Oliver ¿Por qué no golpeas la puerta antes? — ¿Dónde hay un agujero para meter mi cabeza? Oliver me extiende su mano, la tomo y suelta todas las risas que estaba conteniendo, haciendo que caiga otra vez.

—Lo... Lo siento —balbucea —es que... —más risas de su parte.

Ya la normalidad de mi vida está volviendo ¡Pasar vergüenzas en público! Me levanto encabronada envolviéndome toda yo en la cortina de las ventanas. Mientras Oliver continúa en risas. Mi cara debe ser un poema en estos momentos. No saldré de aquí.

—Bueno, bailemos juntos la canción porque tengo que bañarme —más risas de su parte, no contesto —¿Alex?

—Finge que estoy en China.

—Una mierda es que voy a fingir, sal de ahí —escucho sus pasos hacia mí y sus risas, comienza a intentar desenrollarme de la cortina que sostengo con fuerza hasta que pisa el gel, sólo escucho el sonido de la cortina romperse, caigo sobre él y la cortina al suelo.

Oliver abre los ojos y mira su cortina de baño.

—¡Alex!... ¡Era una cortina con bordados a mano!

—¡Alex nada! Tu mismo jodiste la cortina.

—Estás desnuda, sobre mí Alex —esboza una pícara sonrisa mientras mueve sus cejas repetidas veces.

—No te fueron suficiente esas tres veces anoche ¿Cierto? —enarco una ceja, el niega con su cabeza mientras una risa sale de su interior.

—Y ahora quiero la cuarta y mucho más que esa música de fondo que tu celular está sonando —y me percato de la canción y es que Ride de SoMo tiene de todo menos decencia, río levemente, con un ágil movimiento se ubica sobre mí y me aprisiona entre sus piernas y con su mano sostiene mis muñecas. Comienzo a removerme pero con su fuerza me es imposible —Con que el torito Carlin está domado ¿Eh?

No, no puedo evitar reír sonoramente con este Oliver y sus comentarios. Él tampoco puede evitarlo y cae a la par mía entre risas.

—Termina de bañarte, tengo una reunión, vendrás conmigo.

—¿No es que éramos pobres? —pregunto, mientras él me ayuda a levantarme.

—Lo somos, ya no tenemos una empresa que dirigir, por el momento. Tengo una maravillosa idea, cuando la tenga mejor formada te la expongo.

Esposa de mi jefe © PRÓXIMAMENTE EN LIBRERÍAS.¡Lee esta historia GRATIS!