Capítulo 3

7.3K 137 35

Capítulo 3: Ruidos

Me cubro con las sábanas hasta la cabeza mientras escucho a Lucy acercarse cada vez más.

La luz se enciende de golpe y se me erizan todos los vellos del cuerpo.

—Laura —dice Lucy mientras se acerca pero yo me hago la dormida. —Sé que estás despierta.

No respondo.

—¿Me estabas espiando? —pregunta y noto la burla en su voz.

Sigo sin dar respuesta y ella comienza a bajar las sábanas. Yo no me muevo, por si cuela. Adapto con los ojos cerrados la típica respiración de cuando se duerme.

Su mano pasa por debajo de mi camiseta hacia la parte alta de mi espalda. Tras unos segundos escucho el "click", ha desabrochado mi sostén.

Sigo sin moverme nada. Seguro que es un truco suyo para ver si estoy dormida, pero no le va a funcionar.

Me da un pequeño empujón provocando que quede tumbada hacia arriba. Empieza a subir mi camiseta hasta arriba, pero, cuando toma mi sostén para apartarlo, mis brazos de mueven por acto reflejo y me cubro el pecho sonrojada con los ojos abiertos. Ella sonríe satisfecha.

—¿Por qué me espiabas? —pregunta con una sonrisa irónicica.

—E-Escuché ruidos y fui a ver si pasaba algo —murmuro.

—¿Y te quedaste mirando?

—¡N-No! —salto y muerdo mi labio inferior con nerviosismo.

Una pequeña sonrisa narcisista se escapa de sus labios. De repente, su mirada se desvía escrutando la habitación.

—¿Tienes novio? —pregunta, cambiando de tema radicalmente y sentándose a mi lado.

—No —sigo cubriéndome. —¿Y tú?

—Tampoco, he tenido malas experiencias con los hombres —se alza de hombros.

—¿Qué pasó?

—El primero tuvo sexo conmigo y me dejó, el segundo me puso los cuernos, al tercero lo dejé yo porque... no sé, no era mi tipo, y el cuarto me maltrataba —suelta con demasiada indiferencia, como si ninguno de ellos le hubiera afectado.

—Lo siento —suspiro.

—Cuéntame tus experiencias.

—No hay experiencias —eso me ha sonado muy triste hasta a mí, pero es la verdad.

—¿Eres homo? —pregunta.

—N-No creo...

—¿Bi? —la miro.

—No lo sé... Nunca tuve nada con ningún género, creo que me gustan los chicos.

Lucy alza las cejas.

—Pues yo soy bisexual —dice, sin más.

—Eso era que te gustan los chicos y las chicas, ¿no? —asiente.

—Exacto, y tú me pones —me mira fijamente de arriba abajo.

¿Cómo que le...?

—¿Ah? —digo desconcertada.

Toma mis muñecas con algo de fuerza y pone mis brazos sobre mi cabeza. Muerde ligeramente mi mejilla y se acerca a mi oreja.

—Estás muy buena —susurra y muerde el lóbulo de mi oreja. —Y me pones cachondísima —pasa la lengua por detrás de mi oreja y se pone sobre mi con una rodilla a cada lado.

Pasión lésbica (+18)¡Lee esta historia GRATIS!