Yo también.. susurró abrazando fuertemente a su madre.

Akane sintió diferente ese abrazo, algo le pasaba a su hijo Entremos. Tú padre esta hablando por teléfono.

Bienvenido dijo un pelinegro de ojos negros.

Gracias, Mino-san dijo sonriendo.

Ahora subo su equipaje dijo tomándolo.

No. Espere, déjelo aquí— pidió.

Akane miró la súplica de su hijo ¿Qué estaba pasando?

Taiga dijo un hombre pelirrojo de ojos rojos se detuvo con los brazos abiertos.

Papá— dijo abrazándolo.

Te extrañamos dijo Kagami Taisuke. Consultor externo y dueño de una cadena de restaurantes, llamado Mirror.

Yo también los extrañe dijo con la voz quebrada por el llanto acumulado.

Taisuke y Akane se miraron Taiga ¿Qué sucede? preguntaron al unísono.

Tenemos que hablar dijo y se dirigieron a la sala.

Tras un incómodo silencio Taiga se armó de valor Yo.... Tengo algunas cosas que decirles.... Durante todos estos años, yo... He estado enamorado de un hombre dijo mirando sus manos.

—¿Qué? dijeron al unísono.

Me gustan los hombres. Bueno no... Sólo uno dijo mirando a sus padres por primera vez, se miraban sorprendidos.

Dios... siempre lo sospeche dijo Akane sorprendiendo a los pelirrojos.

—¿Eh?

Bueno, siempre supe que te atraía Tatsuya dijo sonriendo.

Sí, pero fue cariño de hermanos.. Pero no es Tatsuya...

—¿Entonces quién es? preguntaron.

Durante 4 años había estado enamorado de él. Y, desde hace 5 meses mantenía una relación con esa persona. Todo estaba bien.... Hasta hace una semana comenzó a sollozar.

—¿Qué sucedió? preguntó Taisuke bastante preocupado al ver a su hijo llorar así. Dolor, se reflejaban en sus ojos.

Hace una semana me desmayé— comentó limpiándose las lágrimas.

—¿Qué? preguntó levantándose de su asiento.

Palabras que hierenDonde viven las historias. Descúbrelo ahora