《i 🌺》

2K 244 24

¡Ahhh, las almas gemelas! Hermoso tema de conversación si me preguntas.

En el mundo existían tres clases de almas gemelas, aquellas unidas por el lazo rojo del destino las cuales reencarnación tras reencarnación estaban destinadas a estar juntas, aquellas que eran unidas por su aura y que cada reencarnación estarían con alguien más y aquellas que eran unidas según su olor, generalmente era aquel llamado "primer amor" que nos enseñaba más sobre la vida.

Pero claro que esto no era simplemente una coincidencia del destino, no. Los encargados de que estas almas gemelas se conocieran eran los querubines. No, no son aquellos angelitos con pañal que andan por allí tirando flechas, son bellos ángeles que se encargan de las casualidades que ocurren en el día a día. ¿Esa decisión que tomaste a último momento? ¿O que tal ese momento en que decidiste salir aunque realmente no querías? Todo va de acuerdo al plan de un ángel. Sin embargo, no es siempre así.

Los ángeles se alimentan del amor de los humanos, mientras más juntas las almas gemelas, mas delicioso será el banquete. Oh, pero para un querubín no había nada mejor que encontrar un par de almas unidas por un lazo rojo, había una que era la favorita de este preciso querubín. Sus nombres en esta reencarnación eran Yuri y Otabek, pero ¡Cuánto adoraba reencarnación por reencarnación hacerlos conocerse y enamorarse de nuevo! Amaba a esa pequeña parejita y adoraba el sabor de su relación, era dulce y suave, con un toque de picante, justo como a él le gustaba.

Pero si solamente hubieran ángeles, el mundo fuera color rosa, lastimosamente también existen los demonios.

Pero no cualquier clase, o no, ellos también tenían sus propias clasificaciones. Así como hay algunos que disfrutan dañar físicamente a las personas, otros disfrutaban dañarlas emocionalmente, mientras que otros solamente buscaban comida.

Y ese es nuestro pequeño demonio, había sido expulsado hacia realmente poco. ¡Pero que iba a saber él que pasaría si dejaba que Alois Hitler y Klara Pölzl fueran pareja! Digo, su olor no era parecido, tampoco había lazo entre ellos y tampoco había aura que los uniera... Pero ambos parecían estar enamorados. Había cometido este error un par de veces, ocasionando una o dos catástrofes en la tierra pero ¡Hey! Él no había sido el único. ¿Recuerdas esa ex – pareja de la que ni siquiera ahora entiendes cómo pudiste "enamorarte"? Bueno, agradéceselo a ese querubín que los quiso ver juntos.

Pero ese no es el punto, si no que ahora ese pobre demonio debía buscar hacer pelear parejas para poder alimentarse. Trataba de hacer peleas pequeñas, como por quien debía tomar el control remoto, o esa ocasión en que te molestaste porque tu pareja no prestó atención. Cada vez que esto pasaba miraba tristemente sus alas las cuales iban poco a poco tomando un triste color gris, sabía que si sus alas llegaban a pintarse de negro no podría jamás ascender al cielo nuevamente. Pero debía alimentarse de alguna forma.

Fue por esto que cuando encontró a esa extraña pareja unida con un lazo rojo quedó encantado.

Fue por esto que cuando encontró a esa extraña pareja unida con un lazo rojo quedó encantado

Flores del Cielo [Yuri!!! On Ice Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!