Cosas de adolescentes

10.2K 437 166
                                    

(P)

Tenía aproximadamente cuatro horas continuas de estar viendo una serie yaoi en la computadora y la vista se me había cansado de estar tanto tiempo frente a la pantalla, mis ojos ardían y me dolía la cabeza, por lo que decidí tomar un descanso.

Me dejé caer como peso muerto en la cama boca arriba, como hoy estaba solo en casa andaba con tan sólo un bóxer puesto, además, aproveché a ver yaoi sin miedo de poner el volumen alto o estar atento a que no se escucharan pasos a mi habitación y encontrarme viendo como dos hombres se follan.

Una ligera molestia en la entrepierna hizo darme cuenta que tenía una erección más que vistosa, consecuencias de haber visto cosas más que subidas de tono, sin pensarlo mucho saqué mi miembro de la ropa interior y suspiré cuando empecé a masturbarme a un ritmo constante, subía y bajaba mi mano a lo largo de mi pene apretando un poco la punta causándome corrientes que iban desde los dedos de los píes hasta mi entrepierna. Con la otra mano bajé a mis testículos jugando con estos haciéndome gemir quedito.

Sin poder evitarlo, imágenes de lo que vi en la computadora se reproducieron en mi mente excitandome, haciendo que aumentara un poco el movimiento de mis manos. Una idea asaltó mi mente de repente; me gustaba ver como un hombre follaba a otro y era más que obvio que ambos disfrutaban. ¿Qué tan bien se sentiría meterse algo entre el culo? Había oído, leído y visto que un hombre podía sentir mucho placer por ahí y si bien jamás lo había hecho se me clavó la idea de intentarlo, total, estaba solo, podía simplemente experimentar y si no me gustaba nadie lo sabría.

Así que ignorando por unos minutos mi erección, recurrí a mis conocimientos en yaoi, me paré de la cama y dirigí a buscar algo que fuera resbaloso, un frasco de aceite para el cabello con olor a vainilla fue mi solución rápida.

Volviendo a la cama con un ligero cosquilleo en el estómago de nervios me dejé caer boca arriba como antes. Masturbé un poco mi erección que aclamaba por atención que ignoré para después abrir el bote de aceite y untar un poco en mi mano. Con los nervios a flor de piel, bajé mi mano un poco más de mis testículos y tanteando di con mi entrada. Estaba más que seguro que tenía la cara sonrojada pues me sentía arder. Respirando profundo procedí a hacer pequeños círculos sobre mi culo, poco a poco y lentamente, ingresé el primer dedo. Se sentía muy raro y algo incomodo, pero según tengo entendido es normal al principio. Sentía mi interior caliente en contraste con el aceite frío, también sentía como mi interior apresaba mi dedo causándome bochorno sin razón alguna, agradecí mil veces que mis uñas no crecieran mucho y ahora las tuviera cortas al igual que alababa mi higiene pues sería algo asqueroso hacer esto y toparse con un pedasito o el olor, hice una mueca ante este pensamiento.

Con calma, terminé de meter todo el dedo sin tanto esfuerzo y comencé a moverlo un poco. Un escalofrío me recorrió por completo, respiré profundo, movía mi dedo en un constante ritmo de adentro-afuera y de circulos para poder expandir mi entrada. Cuando me sentí lo mental y físicamente preparado, procedí a meter otro dedo sacando el único que había metido para ingresar el próximo al mismo tiempo(?. Si bien esta vez dolió un poco, inhale y traté de relajarme para que los dedos pudieran entrar sin que me doliera. Poco a poco fui metiendo ambos dedos con lentitud pues gracias al aceite estaban resbalosos y ahogué un quejido que quiso escapar de mis labios, con ambos dedos dentro, empecé a moverlos casi de la misma manera que antes pero agregando movimientos de tijera juntando y separando los dedos para dilatar. En algún momento de el movimiento de dedos toqué por accidente un lugar en mi interior que hizo que por un momento mis piernas temblaran y que de mi bien boca saliera un gemido que sonó a una combinación de placer y sorpresa por lo que por reacción inmediata levanté la cabeza de la almohada donde estaba recostada. Sentí que mi que erección -la cual antes había perdido algo de dureza- dio un tirón al sentir aquello.

La rara sensación me hizo ser consciente de que aquello que había tocado había sido mi próstata. Titubeante y con la rostro al rojo vivo moví de nuevo mis dedos al mismo lugar de antes ahora fijando la mirada en como mis dedos entraban y salían de mi interior. Tuve la misma reacción y entonces constantemente dirigí mis dedos a aquella zona haciendo que la excitación poco a poco recobrara en mi miembro y aquellos sonidos que salían de mi boca, lo hacían más frecuencia.

Dejé caer de nuevo mi cabeza en la almohada al mismo tiempo abrí y encogí mis piernas y cerré los ojos para poder enfocarme en lo que sentía siendo presa del placer que aquellos movimientos en mi interior me causaban. Sentía mis piernas temblar a cada toque dentro de mí y pronto aumenté la velocidad de mis dedos manteniendo un constante ritmo. Mis gemidos ahora se escuchaban por toda mi habitación, mordía mis labios y los humedecía pues sentía la boca seca, mi cuerpo sudaba y sentía mi cara arder ante el placer que aquellas extremidades causaban en mí. Jadeé cuando metí otro dedo ahora sin tanto problema siendo ahora tres dedos golpeando mi próstata. Movía mis caderas en dirección a mi mano con la mente nublada y moví la mano desocupada poniéndola en mi erección tratando de buscar mi liberación.

Frotaba frenéticamente mi mano sobre mi erección y al mismo tiempo los dedos hacían su trabajo haciéndome temblar y enviando descargas que iban directo a mi virilidad.

Poco faltó para que varios gemidos más agudos de lo normal y el cosquilleo en mi entrepierna me indicaran que poco faltaba para el clímax. Y así con un gran gemido y los movimientos de mis manos en mi pene y mis dedos dentro de mí, me vine abundantemente sobre mi estómago, mano y las sabanas.

Inhale y exhale profundamente tratando de calmar mi respiración acelerada, mi cuerpo estaba caliente y sudado, solté un suspiro al sacar mis dedos aún aceitosos observándolos y analicé lo que acababa de hacer.

Metí tres dedos en mi culo por curiosidad.

Y me gustó. Me encantó.

Verga que me metí los dedos en el culo y me gustó.

No chinguen. Era obvio que lo volvería a hacer, o tal vez algo más.

Ahora entendía a los pasivos de las series gay.

Fin.

Alta paja de recortar x2 :v

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Alta paja de recortar x2 :v

N/A:

Gracias por darle estrellitas, me gusta saber que les gusta :') también por comentar, haganlo que me gusta/gustaría saber que piensan ;v
También señalenme mis errores y en qué puedo mejorar.

Como ya he dicho pueden mandar sus relatos o secretos por privado o por mi Facebook que aparezco como Mariana Katsuki (sí, me cambié el nombre :v) tengo una imagen de Wei Ying

Relatos Y Secretos (One-shots/BL)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora