Memories

1.4K 138 8
                                          

Rachel

No podía soltar la foto, mis lágrimas caían por montones. Lo busque tantas veces, lo vi en Alex tantas veces y ahora nunca lo vería de nuevo.

-¿Lo conocías?- pregunto Demián quien no comprendía el motivo de  mi llanto.

-Si- Murmuré y el rostro de Demián palideció.

-¿C... como?- pregunto.

-Él....- medite en lo que estaba apunto de decir, tal vez no era apropiado, tal vez es mejor dejar el pasado como esta -Él me ayudo una vez.... hace mucho.... nunca pude agradecerle...- dije entre sollozos. Demián estaba muy  pensativo, como si intentara recordar algo. -¿Como murió?- me atreví a preguntar.

-Scott... Sam....- parecía que a Demián se le dificultaba expresarse sobre lo que paso, supongo debió ser muy doloroso para él -fue un accidente de auto- dijo finalmente, después de varios minutos en silencio.

-¿Cuando?-

-Hace como tres años- no esperaba que dijera tres años, aunque eso explica por que nunca lo encontré -¿Puedo pedirte algo?- Me dijo Demián tomandome de los hombros, yo asenti -Por favor.... Por lo que mas quieras.... No le menciones ni preguntes nada a Scott- sus palabras me desconcertaron.

-¿Por que?- Demián suspiro.

-Scott es... él no ha podido superarlo, esa foto no debía estar ahí...-

-No puede ser- murmure al recordar algo -¿entonces él accidente que sufrió Scott...?- Demián asintió y yo comencé a llorar mas.

¿Como fui tan insensible? Es obvio que Scott no quiera hablar de ello. Debe ser muy doloroso el recordarlo. Debe sentirse tan culpable y yo solo me deje guiar por unos tontos recuerdos.

-Si quieres puedes irte a casa- me dijo Demián.

-No- dije mientras me limpiaba las lágrimas -estoy bien, además solo faltan un para de horas para terminar-

-¿Podrias darme eso?- me dijo Demián señalando la fotografía. Dude. La mire de nuevo, había estado tan cercas y a la vez tan lejos de encontrarlo. Las lágrimas amenazaban con salir de nuevo. Lo mire una última vez, mire cada detalle, cada imperfección. Pero sus ojos llamaron mi atención, eran como los de Scott. "Son familia" fue lo único que pensé. Lo mire de nuevo, sonrei. Este era el adiós. Limpie una lágrima que se me había escapado. Y le entregue la foto a Demián. -Gracias- me dijo, pero tenia la sensación de que no solo se referia al hecho de que le devolví la foto.

En lo que resto del turno no volvimos a tocar el tema. Scott no volvió.

Me esforze en hacer mi trabajo, eso me ayudaba a no pensar en nada y de cierta forma es lo que necesitaba.

El turno termino, Demián se ofreció a llevarme a casa, pero me  negué, necesitaba caminar y pensar en muchas cosas. Además así él podría estar a solas con Molly.

Comencé a caminar hacia mi casa, sentí una extraña sensación, me sentía muy segura, como sin importar que sucediera yo estaría a salvo.

Seguí caminando con tranquilidad, pero no podía apartar de mi mente su recuerdo.

Flashback

Ni la muerte podra tocarteDonde viven las historias. Descúbrelo ahora