Ice.

1.1K 134 14

-Solo haremos una parada.- dice Daryl desde el asiento del copiloto. 

Me ha puesto una venda en los ojos, subimos a su camioneta y no me ha dicho a donde vamos.  Hasta donde se esto podria ser un secuestro. Pasan unos minutos y escucho que pone algo en la parte de atrás.

La puerta a mi izquierda se abre y el famoso rechinido al sentarse en el gastado asiento se hace presente. 

-En caso de que no seas Daryl, espero a alguien mas.- digo girando mi rostro hacia él, aunque no lo veo. 

-Graciosa.- dice con su voz raposa. 

Enciende su camioneta y la pone a andar de nuevo.

Les describiría el paisaje pero pues.. Ya saben.

-Al menos dime una pista de a donde vamos.- digo jugando con mis manos. 

-Te dire una cosa: es duro.- dice riendo. 

¿Que?.

Conduce unos 10 minutos más, en los cuales no paro de insistir en que me diga a donde iremos y se estaciona por fin. 

-Hemos llegado, espero que no te duela el trasero.- anunica Dixon. 

De nuevo ¿Que?

Esto comienza a asustarme.

Una puerta se abre, y segundos después vuelve a cerrarse la de él, claro, ya quw yo aigo adentro. Segundos despues mi puerta se abre tambien. 

-Vamos.- toma mi mano y ayuda a bajarme del auto. 

Una vez que mis pies tocan el suelo, la puerta se cierra detrás de mi. Daryl vuelve a tomar mi mano, y con la otra libre la extiendo al frente para no chocar con nada.

-¿Lista?.- cuestiona Dixon detrás de mi. Le asiento.

Quita la venda de mis ojos con cuidado, y una vez que puedo ver otra vez,  parpadeo unos segundos hasta que logro ver con claridad. 

La pista de patinaje del pueblo.

-Daryl, esta cerrado.- le digo confundida, girando a verlo. 

-¿Sabes con quien estas cariño?.- alardea.

-Si, con el hombre que no respeta esos carteles que prohíben cosas.- digo riendo. 

-Lo prohibido es tentador.- sonrie de lado.

Camina por mi lado, y apenas noto que trae dos pares de patines colgando de su hombro.  Trepa ágilmente la reja del lugar, arrojando los patines antes para no tener problema en ello.

-Espera aqui.- me susurra una vez que esta adentro. 

Pasan unos eternos minutos, en los cuales me cuestiono ¿que rayos haces, Alexa? Eres policia y estas a punto de entrar a una propiedad privada. Segundoa después Daryl vuelve pero sin patines. Me sonrie cuando esta frenta a mi, y de su chaqueta saca unas llaves con las cuales abre la reja para mi.

-¿De donde sacaste eso?.- cuestiono una vez adentro.

-Te sorprenderia lo imbéciles que son, siempre las dejan a la vista.- se burla.

Toma mi mano y me lleva a un oscuro y ancho pasillo, donde una luz blanca esta al final de este.

-¿Ya estamos muertos?.- digo con una pequeña risa. 

-Aun no.- gira a verme sobre su hombro. 

-Ese aun me aterra.- le digo haciendolo reir.

Cuando pasamos por completo el oscuro pasillo, el frio me estremece por completo.  Hay varias bancas en el lugar, y unos cuantos casilleros detrás de ellas.  Una barra de Snake, cerrada claro.

Una cerca transparente rodea la enorme pista de hielo. 

-Espero que te queden.- camina a una de las bancas y voy tras él.

Me siento en una y él me tiende unos patines negros, quito mis zapatos y me los pongo con algo de dificultad.

-Me quedan algo grandes, pero esta bien.- le sonrio. 

Él se pone su par y ambos nos ponemos de pie, caminamos difícilmente hasta la entrada al hielo. 

-¿Al menos sabes patinar?.-le cuestiono antes de entar al hielo. 

-Nisiquiera un poco.- dice riendo. 

Entro primero, recordando como solía hacerse esto. Tomó ambas manos de Daryl, él temeroso avanza un poco hacia mi.  Muevo mis pies patinando en reversa, mientras lucho con su peso.

-Sueltame y te asesino.- gruñe viendo nervioso la pista. 

-Es fácil, es como caminar.- digo aun sosteniendo sus manos. 

Daryl poco a poco va liberando su fuerte agarre, comenzando a patinar por si mismo. Sigo patinando de reversa aun viéndolo.

-Esto es divertido.- suelta mientras de mueve lento y nervioso. 

-Sabes,hay algo que siempre e querido hacer.- digo patinando lejos de él. 

Una vez que estoy a una distancia apropiada, avanzo rápido y me tiro al suelo, si,  como un pingüino. Escucho la risa de Dixon.  Giro mi cuerpo de modo que mi espalda choque con la cerca de la orilla.

-Eso estuvo increíble.- digo poniéndome de pie de nuevo.

Daryl patina, super lento, hasta quedar frente a mi.

-¿Y dices que yo soy el loco?.- toma mi mano y patinamos como una cursi y patética pareja romántica. 

-¿Porque vamos tan lento?.- le preguntó con una pequeña risa.

-Soy nuevo en esto.- se encoje de hombros. 

Él, de vez en cuando, sujeta mi mano con fuerza con miedo de caer, aunque debo decir que no lo hace nada mal.

-¡AHI ESTAN! - grita alguien desde una pequeña oficina arriba de nosotros. 

-Patina.- grita Daryl. 

Aun sujetados de la mano patinamos hasta la entrada de la pista, caminamos aun con los patines puestos y salimos por el oscuro pasillo de nuevo, incomodamente con los patines aun puestos.

Arroja las llaves a cualquier lado y salimos por la gran reja, que previamente dejo abierta. Y menos mal que ha dejado el autp justo frente a la entrada, ya que es más fácil simplemente entrar. Sube al asiento del piloto y yo a su lado. 

Encinde su camioneta y sale rápido de ahi.

-Dejamos los zapatos ahi.- giro a verlo y ambos soltamos una carcajada. 

No se porque, acabo de hacer algo que se supone deberia impedir. Desde que conozco a Daryl, mi vida dejo de ser aburrida en toda la extencion de la palabra,y es cierto que hecho cosas que no deberia pero vaya que a sido divertido. 

✨Si, si, si, este es un capitulo de relleno :v

Aun asi, espero les haya gustado💕

Gracias por leer💞

Prohibited. ||  Daryl Dixon ©¡Lee esta historia GRATIS!