Magia [ Parte 5 ]

2.4K 349 37

Dormimos el resto de la noche, cosa inusual en nosotros, pero acordamos en ir a visitar a Yurio el día siguiente así que Viktor insistió en que debía descansar

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.




Dormimos el resto de la noche, cosa inusual en nosotros, pero acordamos en ir a visitar a Yurio el día siguiente así que Viktor insistió en que debía descansar. Cuando los primeros rayos del alba llenaron la habitación, sentí como alguien se acostaba encima mío despertándome con múltiples besos en los hombros. Abrí los ojos y estiré mi mano para tomar mis lentes, Viktor se encontraba encima mío con una enorme sonrisa en el rostro. Le sonreí y acaricié su cabello, estaba muy callado. Comenzó a besar mis mejillas en repetidas ocasiones, luego mi cuello causándome cosquillas.

-          ¡Makkachin! – escuché su voz gritar.

Me senté en la cama mirando a Viktor caminar hacia la cama con una bandeja de comida en sus manos y su ceño fruncido. Mire al Viktor que segundos antes había besado mi cuello y ahora era la nube de chocolate que yo conocía.

-          ¿Qué? – dije en voz baja, asombrado.

-          Makkachin – suspiró – sabes que no debes hacer eso, Yuri es mío. – escuché al perro refunfuñar – Sé que es lindo, pero es mío ya te dije, ahora ve afuera un rato, estás castigado. Tu desayuno está en tu cama, es tu favorito.

Makkachin salió corriendo por la puerta emocionado, me reí, sabía que no sería un castigo real, solo que Viktor quería que comiera tranquilo. Se sentó a mi lado, extendiendo las patitas de la bandeja para que se transformara en una pequeña mesa.

-          ¿Desayuno en la cama? – susurré – que romántico.

-          Tú ya lo has hecho antes conmigo.

-          Es más fácil, yo soy tu desayuno – dije riendo.

-          Claro – sonrió – y ahora esa frase puede tener más de un sentido.

Me sonrojé y miré mi plato, eran pancakes con miel y un jugo de naranja. Sonreí, era obvio que Yuko los había preparado, pero me imaginaba su sorpresa de ver a Viktor pidiéndole comida en lugar de nosotros dos ir a pedirla. Viktor se apoyó en mi hombro mientras yo comía, devoré todo de un par de bocados, agradeciéndole luego con un pequeño beso en sus labios.

-          Si esta es la recompensa, me aseguraré de traerte desayuno a diario – dijo con una enorme sonrisa.

-          Si esta es la recompensa, me aseguraré de traerte desayuno a diario – dijo con una enorme sonrisa

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Royal Bloods [ Yuri!! on Ice Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!