~Capítulo dos~

40 5 0

Ya en el auto.

— Scar, vamos, no te enojes, lo siento ¿de acuerdo? lo siento, no debí hacerlo, por favor hablame, perdoname, ¡me volveré loca!
—dijo Cassie alborotando su cabello. A lo que reí— ¿Qué es tan gracioso? —preguntó enojada.

— Oye calmate, aquí la enojada se supone que soy yo —reí— de acuero te perdono, solo porque eres mi mejor amiga y no quiero que mueras por mi culpa —me abrazó y repitió muchas veces el ''lo siento''. 

— Ya llegamos —dijo Jaime rompiendo nuestro abrazo. 

— Gracias —respondí cuando él abrió la puerta para que bajaramos del carro. 

Salimos del auto y nos dijimos a la ''Fiesta''. Era una celebración después de la entrega de los premios, pero a esta no tienes obligación de asistir. La mayoría son los jovenes talentos que asisten. 

Al entrar al club privado, pude ver una barra realmente enorme, había como unos cinco, tal vez seis barman atendiéndola. 

Una sección donde solo habían sofás o sillones. En el centro estaba la pista de baile, el piso se iluminaba con cada paso. A los costados habían pequeñas mesas altas con banquillos altos. Todo estaba sumamente organizado y bien disperso, el lugar era grande en verdad. 

Cassie tomó mi mano y me arrastró hasta la barra. Pidió dos margaritas, y se la dieron sin problemas. Ah cierto ya teníamos 18 años, es como si hubiera sido ayer, cuando a penas cumplía mis 16. 

Tomamos lugar en unas mesas altas, mientras hablamos de todo, desde tacones aguja hasta  de chicos lindos. 

— Scarlett —saludó alguién. No podía divisar quién, el DJ estaba jugando con las luces. 

— Hola —respondí, no veía pero tampoco sería grosera. 

— Soy Harry —Oh. 

— Oh, hola Harry.

— Pensé que no vendrían.

— Ah ¿sí? ¿Por qué? —pregunté curiosa, no me esperaba esa afirmación. 

— Niall dijo que no te gustaban las ''fiestas como estás'' —hizo comillas con sus dedos a la última frase. Claro el salón estaba lleno de fotógrafos, por lo tanto no podías hacer nada ''indebido''. En resumen no podías hacer nada, ya que saldrías en todos los periódicos, y no de buena forma. 

— ¿Eso dijo? pues Niall no me conoce —respondí, si bien en la secundaria no era de asistir a fiestas locas que organizaban mis compañeros, yo me divertía, me gustaba juntarme con los chicos de teatro , o baile. 

—¿Niall dijo que se conocían? —preguntó algo confuso. 

— Si, es cierto, pero sabes ni siquieras somos ''amigos'' —recalqué la última palabra. 

— Oh —se revolvió su cabello, desordenándolo— ¿Quieres ir a bailar? —preguntó nervioso. 

Miré a Cassie, no quería dejarla sola. Ella solo asintió dándome a entender que estaría bien sin mi. 

— Claro —le sonreí ¿Porqué no?. Tal vez sería divertido. 

Estuvimos bailando con Harry alrededor de una hora. Le había contado sobré mi ''no amistad'' con Niall. Harry se sorprendió al saber que nos llevabamos tan mal con Niall, claro como no, si a él lo conocían como el ''tierno, adorable, caballeroso de One Direction''.

 Mis pies estaban matándome. No me había quitado los tacones altos toda la noche.

— Harry, ¿crees que podríamos sentarnos un segundo? —pregunté haciendo una mueca. 

¿Atracción? |N.H| ©¡Lee esta historia GRATIS!