It's gonna be..

1.3K 155 5

2 semanas después.

-Sólo promete que te cuidaras bien.- Kenzie toma su maleta y le tiendo la otra.

El aeropuerto debe ser uno de los lugares que menos me gusta, pero no podia no venir a despedirme de mi hermana, quien volverá a Cleveland, ninguna quiso hablar de ese comentario que hizo de Daryl, y según el hombre es sólo por el hecho de tener el apellido Dixon. Así que decidí restarle importancia.

Hablando de el, no lo he visto desde esa noche. Esa última conversación que tuvimos respecto a las peticiones de mi madre de alejarme de él, debió haberlo molestado.

-Tendré cuidado Kenzie, llámame cuando llegues a casa.-le digo antes de abrazarla.

Al fin se va. Gracias Dios.

-Respecto a Dixon, lamento lo que dije, no lo conozco y no debí juzgarlo sólo por ser hermano de ese tipo.-

Ok esto es raro.

-Olvidalo Kenzie, que tengas buen viaje.- ella asiente. Toma ambas maletas y camina al frente, a la gran puerta para abordar.

Una vez casi adentro, gira y se despide con la mano, la imito. Salgo del aeropuerto cuando ya no puedo verla y voy a la patrulla.

Subo al asiento del copiloto.

-¿Todo bien?.- pregunta Rick a mi lado.

Hace dos días volvió al trabajo, ya esta mejor y se herida ha sanado muy bien.

-Todo bien Grimes.- enciende la patrulla y nos ponemos en marcha.

Tenemos la gran carretera frente a nosotros, dirigiendose a el pueblo.
El clima está increíble, hace algo de sol pero también demasiado aire.

Parece que lloverá más tarde.

Llegamos a King Country y hacemos la vigilancia de siempre.

-Extrañaba esto Grimes.-

-También yo, estar en casa, sin nada que hacer, es aburrido.- responde estacionandose frente a las tortas que tanto nos gustan a ambos.

Pasa por la pequeña ventanilla del lugar y ordena lo de siempre. Avanza un poco y esperamos junto a otra ventanilla nuestra comida.

-Y ¿Quien es ese amigos tuyo?.- eleva sus cejas de arriba a abajo.

-Su nombre es Daryl, pero no lo he visto hace dos semanas.- digo indiferente.

A Mackenzie se le salió mencionarlo hace rato en la patrulla con Rick a mi lado, y es obvio que Rick no va a dejar de joder.

-¿Y que tal? ¿Es igual o peor que el tipo lengua larga?.- río un poco.

Tipo lengua larga, el último tipo con el que me acosté, no le dije su nombre porque claramente lo conoce, las desventajas de vivir en un pueblo pequeño. En fin, ese tipo fue el peor sexo de mi vida, pudo haber usado su gigantesca lengua para algo productivo pero no, el quiso meterla hasta mi garganta, sin mencionar que sus movimientos eran horribles.

-No he dormido con él.- dijo bajo.

-¿Va en serio?.-pregunta divertido. Cuando se que alguien no es para mi, duermo con el sin importarme la impresión que cause. Sólo lo he hecho dos veces.

-No lo sé, él es tan..- pienso unos segundos, analizando en mi mente todo el.- Misterioso.-suelto por fin.

-¿Misterioso?  ¿Te gustan los retos?.-

-No me fascinan, pero es interesante.- me encojo de hombros de nuevo.

-Suena interesante.- la joven de la ventanilla llama su atención y nos da nuestra orden.

Sacó una de las tortas y la llevo a mi boca haciendo una pequeña barba al rededor de mis labios.

-Eres tan sexy.- bromea Grimes al ver mi cara manchada y mis cachetes llenos se comida.

-Cierra la boca.-

(***)

-De verdad, fue gracioso que apenas oprimia un botón y ella ya estaba ahí.- cuenta Rick, haciendome reir.

-¿Con Lori no funcióna?.-

-Prefiero conservar así mi rostro a intentarlo.- estaciona fuera de mi casa. Gira su cara a mi pórtico y se tensa de inmediato.-Quédate aqui.- veo a donde el y antes de que salga lo detengo.

-Él es Daryl, esta bien.- le digo relajada, salgo del auto y rodeó este. 

-¿Segura estarás bien?.- pregunta bajando la ventana.

-Si, no me hará nada, hasta mañana Rick.- le doy un pequeño beso en la mejilla y giro para caminar a casa, escucho el auto irse.

-Pensé que no te vería de nuevo.- digo llegando al pórtico, el se pone de pie.

-No quería causarte problema con tu hermana, y decidí venir cuando ella no estuviera.- mete sus manos en su chaqueta de cuero.

-¿Y como supiste que se iría hoy?.-ladeo mi cabeza.

-Dijiste dos semanas.-

-Nunca dije exactamente que día se iría, las dos semanas se cumplen en 3 días.-  el ríe.

-Lo adivine.- se encoge de hombros.

-El caso, es que vine a pedirte algo.-

-¿Que cosa?.-sonrió un poco.

-Una...- calla unos segundos.- ¿Cita? Carajo, esto es vergonzoso.- susurra y cubre su rostro con sus manos. Río un poco.

-¿Te sentirias mejor llamarlo, convivió de amigos?.- pregunto riendo.

-Mucho mejor.- ahora el ríe.

-De acuerdo, ¿cuando?.-

-Ahora.- abro los ojos sorprendida.

-¿Ahora? Es miércoles. ¿Quien tiene una cita en miercoles?.- pregunto riendo.

-No es una cita,es un convivió.- me corrige con una pequeña risa.

Después de pensarlo un poco, decidí finalmente arriesgarme al Carajo.

-Bien, sólo iré a cambiarme.- llego a Mi puerta y meto la llave, apenas se abre y voy a mi habitación.

Me quitó el uniforme y me visto normal, unos pequeños shorts de mezclilla y una camisa negra algo holgada y mis Converse. Salgo de mi habitación y el esta sentado en la sala.

-¿Lista para el mejor convivio de tu vida?.- pregunta y se pone de pie.

-Si ¿a donde iremos?.- pregunto tomando mi teléfono.

-Dime la primer letra que llegue a tu mente.-

-S.-digo con una pequeña risa aunque algo confundida.

Piensa por unos segundos, hasta que sonríe viéndome fijamente.

-Al supermercado.- sonríe.

Espera ¿que?.

✨Aunque no lo crean, estar en un supermercado es muy divertido en pareja :v ❤

Espero les haya gustado💜

Gracias por leer❤

Prohibited. ||  Daryl Dixon ©¡Lee esta historia GRATIS!