Capítulo 13: Emma

1.5M 49.5K 15.5K

Respiré hondo, tratando de calmarme. No entendía por que estaba tan nerviosa pero sin embargo no podía parar de pensar en que en menos de una hora iba a ir a la casa de Kian. Muchas cosas pasaban por mi mente.

1) No tenía ni idea de cómo iba a ayudar a cuidar a la hermana de Kian ya que no tenía hermanos y nunca tuve que cuidar a nadie en mi vida.

2) James me había dicho que era algo muy importante para Kian y eso me ponía más nerviosa.

3) No sabía que le había pasado a la hermanita de Kian.

4) Trataba de no pensar en el hecho de que iba a conocer algo tan personal como la casa de Kian.

Quería llevarle algo a la hermana de Kian pero no sabía que, no sabía que le gustaba hacer ni que juguetes tenía y cuales no. James me dijo que cualquier cosa estaba bien, a lo que Anne le respondió que si él le regalaba cualquier cosa para su aniversario las cosas no iban a estar tan bien y me dijo que le regalara una muñeca. ¿Qué muñeca? pensé ¿Una barbie o una muñeca monster high? Sebastian me dijo que le llevara algo para comer ¿Pero si le llevo algo que no le gusta? ¿O si le llevo algo a lo que es alérgica y la termino matando? James me aconsejó que le llevara globos.. no tenía nada en contra de los globos pero todos los globos que había encontrado decian "Feliz cumpleaños" o "Te amo" y no quería que Kian pensara que era una pedófila así que deseché la idea.

Terminé comprándole un peluche de un oso y casi sin darme cuenta ya estaba en frente de la puerta de la casa de Kian. Toqué la puerta y esperé, luego de unos segundos Kian apareció esbozando una sonrisa.

- Aspen ¿Ese osito de peluche es para mi? ¿Tan bien beso que quieres regalarme algo? –preguntó divertido-

Puse los ojos en blanco.

- No es para ti, es para tu hermanita.. ¿Cómo se llama, por cierto?

- Emma.. escucha se que no te di muchos detalles por teléfono ayer pero lo que pasa es que mis padres están afuera de la ciudad por hoy y me pidieron que cuide a Emma, ella sufre problemas para interactuar con las personas.. no tiene ninguna enfermedad, si eso es lo que te estas preguntando.. pero –continuó y se le quebró un poco la voz- tiene que ver con algo que nos paso hace unos años..

- Esta bien –lo interrumpí al ver el dolor en sus ojos- no pasa nada –le aseguré sonriendo- ya quiero conocerla.

Me agradeció con la mirada, diciéndome que en otro momento íbamos a retomar el tema.

- Estoy seguro que ella también quiere conocerte a ti –me dijo, haciéndome pasar- como te dije, al único que conoce de mis amigos es a James y ya debe estar harta de escuchar sus estúpidos chistes.

- ¿No sueles traer amigos a tu casa? –le pregunté sorprendida-

- No, tendrías que sentirte afortunada.

Kian me guió hacia la habitación de Emma, la pequeña estaba en el suelo pintando y dibujando.

Lo primero que noté era lo diferente que eran físicamente Emma y Kian, Emma tenía el pelo muy rubio y le llegaba hasta los hombros, y sus ojos eran de un color verde oscuro mientras que los de Kian eran de color avellana. De repente quise conocer a los padres de Kian para ver a quien se parecía de los dos.

Emma tendría unos seis o siete años y tenía una cicatriz en la mejilla izquierda, aunque no sabía la causa de la herida imaginé que había sido algo importante ya que parecía bastante profunda, aún así con esa cicatriz Emma me parecía hermosa y muy delicada.

- Emma –le dijo Kian- ella es Alisson, nos vino a visitar y tiene algo para ti.

Me agaché para saludarla y darle el osito, ella me miró con desconfianza primero pero luego movió la comisura de sus labios como en una pequeña sonrisa y agarró el peluche.

¡Esto es guerra! [Sin editar]¡Lee esta historia GRATIS!