Honeymoon

4.8K 587 271

La boda pasó sin ningún problema, dejando los recuerdos en la mente de los dos enamorados del día más feliz de sus vidas. Al decidir el lugar al que deberían ir, ambos acordaron en visitar la playa. Sin embargo querían alejarse de Rusia y Japón y conocer las bellezas del mundo, por lo que decidieron ir a un país tropical en américa, un hermoso resort a la orilla del mar en que su bungalow parecía flotar sobre el mismo. De igual forma, habían acordado que para hacer su luna de miel un poco más interesante, no harían el amor hasta su primera noche juntos como esposos. Sin embargo el vuelo y el cambio de horario los había dejado exhaustos. Llegaron a la media noche al hotel, reclamaron la llave y fueron juntos hasta el bungalow adonde antes de que uno de los dos pudiera decir algo, cayeron dormidos lado a lado.

Viktor abrió sus ojos el día siguiente, con su mano, buscó el cuerpo de su esposo sin encontrarlo, se sentó en la cama bostezando. ¿Dónde estaba Yuri? Se puso de pie y tomó un par de boxers, su maleta ya estaba desempacada y su ropa puesta en el walk-in closet y en las gavetas de los muebles. Caminó hasta la pequeña sala del Bungalow, para apreciar a Yuri con un pantalón deportivo y una camiseta negra arreglando un par de cosas, ese sería su "hogar" por casi un mes. Viktor se acercó sin que Yuri pudiera escucharlo y estando atrás suyo posó sus manos sobre su cintura atrayéndolo hacia él y rozando su miembro con la parte posterior de su esposo.

- ¡Viktor! – reclamó riendo.

- Me desperté y no estabas – dijo suavemente mordiendo juguetón su cuello – ven a dormir conmigo de regreso.

- ¿Tan temprano? – regañó Yuri sin dejar de reír – deberíamos ir a comer primero.

- Quiero comerte a ti – continuó.

- ¡Viktor!

- Bien, bien – se alejó de Yuri cruzándose de brazos. Estaba famélico ya que no habían cenado mayor cosa la noche anterior.

Se bañaron y cambiaron, Yuri llevaba una calzoneta floja azul mientras que la de Viktor era un poco más socada y de color rojo. Cada uno llevaba una camiseta ya que en el restaurante buffet en que servían el desayuno no dejaban entrar a personas solamente en calzoneta. El día transcurrió de manera perfecta, luego de desayunar, ambos caminaron un rato por la playa para luego divertirse en las olas del mar. Regresaron para quitarse la arena, almorzar y conocer el lugar, bañarse un rato en las piscinas, conocer el jacuzzi y los bares. La noche llegó, ambos se dirigieron a uno de los bares para celebrar, las personas invitaban a tragos a los recién casados hasta que era tarde. Regresaron silenciosos a su habitación, tomados de la mano con una enorme sonrisa en sus rostros. Había sido un día maravilloso, el primer día de su luna de miel.

- Me bañaré yo primero – dijo Yuri besando suavemente a Viktor, quien sonreía esperando. Las ganas lo comían, quería entrar y tomar a Yuri allí mismo, sin embargo debía ser paciente.

Honeymoon [Yuri!!! on Ice ONESHOT]¡Lee esta historia GRATIS!