Saturday.

1.8K 189 24

¿Saben la parte que odio de ser mujer? Aparte de menstruar.

Lo indesida que soy con respecto a lo que usare.

Todos los dias voy de uniforme al trabajo, y cuando tengo que salir, es una maldita guerra mundial en mi armario.

Y lo que es peor. Ni siquiera se que tipo de cita vamos a tener.

¿Formal? ¿Informal? ¿Pasara algo después?

Después de casi romper mi closet, decido vestirme normal. Una camisa beige , algo holgada. Unas mallas negras y una zapatillas del mismo color. Mi cabello suelto, delineo mis ojos y un poco de rimel.
Sencillo y cómodo.

Estoy lista.

Daryl, volvió a mi casa ayer, solo para decirme la hora a la que vendría, dijo que llegaría a las 6. Tengo 20 minutos libres.

Recojo el desastre que hice en mi habitación. Mi ropa esta por todas partes. Una vez que doblo y guardo todo en su lugar, voy a mi pequeña sala y enciendo la televisión.


Veo una pelicula en lo que Daryl llega.

No es raro salir con él ¿O si?. El hombre solo quiere agradecerme. No se que hacer, hace tanto que no tengo una cita. No se que decir, ni que hacer, ni un mierda.

¿Y si el tipo resulta ser un idiota? ¿O un pervetido?¿O un asesino? Solo hay una forma de saberlo. Salir con él.

El timbre suena haciendo que me sobre salte en mi lugar. Apago la TV y camino hacia la puerta.

Al abrirla, él está ahi. Mirandome con una pequeña sonrisa. Tiene una camisa gris, pantalones negros y botas.

-Hola.- me sonríe de lado.

-Hola.-le sonrió tambien.

-Te ves bien.- dice viendome de arriba a abajo.

-Gracias. Tu igual. -me sonríe sin mostrar los dientes. Tomo mi bolso y mi teléfono y salgo de la casa. Cierro bien la puerta y ambos caminamos fuera del pórtico.

-¿Y a donde iremos?.- cuestiono caminando hacia su auto.

Una Ford azul, algo despintada, esta en la acera de enfrente, ya que la patrulla esta frente a mi casa.

-Bueno, pensaba llevarte a un restaurante francés en la ciudad.- me detengo pero el sigue caminando.

-No soy fan de la comida francesa. ¿Que tal una pizza?.- el gira a verme con una sonrisa.

-Me parece genial.- le sonrió de vuelta.

Llegamos junto a la camioneta, Daryl me abre la puerta y subo al auto. Daryl lo rodea y sube a mi lado. Enciende el auto,lo pone en marcha.


El recorrido fue silencioso, ninguno de los dos hablo. Sentia su mirada de vez en cuando, pero las dejo pasar.

Llegamos a una pizzería en el centro. Es un lugar pequeño, pero es bastante lindo. Estaciona el auto y ambos salimos de este. Caminamos en silencio hasta estar dentro del restaurante.

Prohibited. ||  Daryl Dixon ©¡Lee esta historia GRATIS!