Prólogo

4K 421 24


Mi nombre es Yuri Katsuki y mi vida comenzó como esa pequeña coincidencia en el destino que hace que todo vaya mal. Mis padres, dos humildes semidioses que viven en Zemlya se sorprendieron al saber que su hijo era uno en un millón, pero no de una buena manera, oh no.

Yo era un humano.

Para suerte de ellos, por ser menor de edad y que toda mi familia fueran semi-dioses, se me permitió permanecer en Zemlya, adonde todos eran betas, o mejor conocidos como semi-dioses. Para mi suerte, no era tan fácil para la gente el distinguir que yo era un humano ya que los betas no tienen una nariz tan desarrollada como los Alfas, quienes eran considerados los dioses del universo. El celo era fácil de disimular y fácil de pasar gracias a los fuertes supresores que había tomado a lo largo de mi vida, sin embargo al vivir en un lugar rodeado de betas, ninguno de ellos sería capaz de notar el fastidioso olor. A pesar de mi condición, puedo presumir que tuve una vida normal, mis padres me querían, mi hermana me adoraba y siempre y cuando nadie se enterara que yo era un omega, no me enviarían al Korka, tierra de los humanos.

Sin embargo mi sueño siempre fue visitar el Nebo, la tierra de los dioses, la hermosa isla flotante del sol (o a menos así es como le llamaban los semi-dioses que habían tenido la dicha de estar allí). Había escuchado mil y un leyendas sobre ella, una hermosa isla flotante adonde cada hemisferio tiene una estación permanente, allí habitaban los dioses, criaturas hermosas con divinos poderes de controlar la vida y la muerte. Su entrada se permitía solamente por el tren de Oblako y era restringida solamente a las personas que tuvieran un pase especial.

Mi vida había transcurrido de manera aburrida, a mis 23 años me encontraba trabajando en el negocio de mi familia, un pequeño restaurante con aguas termales del rio Bogi, que descendían directamente del Nebo. Era normal que mis tardes o mis tiempos libres me la pasara leyendo en el bosque de Les, sentado bajo el enorme sauce; o bien dando clases a las familias de semi-dioses de alto linaje. Uno de mis alumnos más preciados era Phichit, el semi-dios de la alegría, y vaya que su personalidad hacía referencia a su título. Aun fuera de clases yo podía fácilmente pasar con él, entretenidos un rato, hablando o leyendo silenciosamente bajo el gran sauce. Esos eran mis días, aburridos y tranquilos pero extremadamente felices.

Jamás imaginé que aquella primera sonrisa de ese demonio de ojos de zafiro cambiaría tan drásticamente mi vida.

Jamás imaginé que aquella primera sonrisa de ese demonio de ojos de zafiro cambiaría tan drásticamente mi vida


[Nota de la autora: Primero que nada, si no sabes nada del omegaverse te recomiendo buscar una guía en internet (puedes pedírmela y te mandaré una bastante completa y simple que me gustó mucho), poco a poco lo iré explicando acá, sin embargo este omegaverse es una adaptación total. Este es un AU, que toma lugar en una dimensión diferente. Acá están clasificados por:

Dioses (Alfas) que viven en el Nebo.

Semi-Dioses (Betas) que viven en Zemlya.

Humanos (Omegas) que viven en Korka.

Sé que en el omegaverse los "betas" son los humanos normales, pero nuevamente repito, este es un AU que toma lugar en una dimensión diferente, me gusta llamarle "Omegaverse-Dioses" pero no soy muy creativa con los nombres hahaha.

Gracias por leer el primer capítulo, y espero se queden para leer el resto de la fanfic <3]


Sapphire [Yuri!!! on Ice Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!