CAPITULO 46

2.7K 402 97

Jungkook podía escuchar el rugido de la multitud, incluso dentro de la sala de espera.

Se sentó aun vestido con su burka en un banco, con las manos entrelazadas para que no le temblaran mientras Jimin se paseaba.

El Lobo rebotó en sus pies, lanzó puños al aire, giró los hombros y asintió hacia su dueño.

Nam Joon frunció el ceño. Lucía preocupado para Jungkook, pero tal vez estaba sólo nervioso, al igual que Jungkook.

-¿Estás listo?-  Nam Joon se volvió hacia Jungkook, mirándolo.

Jungkook asintió.

La verdadera respuesta era que no, que no estaba preparado para esto.

Estaba aterrorizado, y quería irse a casa y meterse en su cama. Taparse con las sábanas hasta su cabeza y nunca volver a salir de ahí.

-Bueno. Tengo un montón de dinero en juego en esto, Jimin.

Nam Joon fulminó con la mirada al lobo mientras lo revisaba.

-Te ves bien. Llegaste al peso.

El pesaje. Jungkook se estremeció al recordar lo que había pasado sólo quince minutos antes. Habían ido a otra habitación, que estaba llena de personas que inspeccionaban a ambos peleadores.

Revisaron los números tatuados en sus pechos, y luego inspeccionaron sus ojos, dientes y lengua, tocaron sus bolas, asegurándose de que sus penes estaban sin cortar, y deslizando sus manos sobre los lobos como si fueran animales.

A Jungkook no lo había tocado, pero estuvo todo el tiempo a un lado, escondido detrás de su burka.

Pero Jimin y el otro lobo simplemente se quedaron allí como si eso hubiera sucedido todos los días.

Jungkook supuso que lo hacían con los luchadores, y estuvo contento de no ser un maldito luchador.

El nombre del otro hombre lobo era Kim Hyun Joong.

Su mirada había ardido mientras miraba a Jimin, y cuando la deslizó en Jungkook

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Su mirada había ardido mientras miraba a Jimin, y cuando la deslizó en Jungkook. El chico no podía dejar de temblar y frotar sus brazos. Los ojos del hombre lucían... muertos.

Jimin se quedó mirando al hombre, probablemente tratando de jugar alguna clase de juego mental con él, pero no parecía haber funcionado

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Jimin se quedó mirando al hombre, probablemente tratando de jugar alguna clase de juego mental con él, pero no parecía haber funcionado. El hombre escupió en el suelo a los pies de Jimin, y luego subió en la balanza.

Un poco más alto, pero nada para preocuparse, Jungkook se dijo a sí mismo.

Se bajó, entonces olió profundamente en Jungkook. Frunció los labios, dejando al descubierto sus grandes dientes blancos, y luego se dio la vuelta.

Jungkook se acercó a Jimin, y este lo tomo del brazo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Jungkook se acercó a Jimin, y este lo tomo del brazo. Eso reconfortó a Jungkook, pero sabía que no iba a durar por mucho tiempo.

********************



Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!