CAPITULO 43

2.2K 403 82

-¡No! Por favor, no puede cambiarlo todo.

Jungkook se arrastró hacia Jimin sobre sus manos y rodillas.

-Te amo Jimin.

-¿Cómo puedo confiar en ti?

Jungkook todavía podía ver el dolor en sus ojos.

-¡Preguntale a Nam Joon! Él te lo dirá.

Jungkook se aferró en algo de esperanza de que pudiera cambiar la manera de pensar de Jimin.

Jimin apretó su mandíbula, y luego se apartó de Jungkook de nuevo.

-Quiero creerte Jungkook.

-¡Entonces hazlo!

-No es tan fácil.

Jimin chocó su puño dentro de su otra mano.

-Lo esperaba de Nam Joon, pero yo confiaba en ti. Te reclamé. Tu lealtad es para mí, tu compañero.

-Sí es Jimin. Yo soy tu compañero.

Jungkook le dio la mano para que la tomara.

-Soy tuyo. Tu bebe. Es todo lo que quiero ser. ¡Tienes que creerme!

Jimin se pasó las manos por el cabello, tirando de este.

-No soy una persona con la que debas jugar Jungkook.

-Lo sé ahora. Pero este estúpido chico esclavo quería su libertad. ¿Cómo iba yo a saber que me enamoraría de ti? ¿Cómo iba yo a saber que podía ser tan feliz? ¿Que estar contigo, ser tu compañero, sería más importante para mí que mi libertad?

Jungkook tomó una temblorosa respiración y dejó que cayeran sus lágrimas.

-¿Cómo iba yo a saber que prefiero morir a estar sin ti?

Se secó las lagrimas. Había hecho casi todo en lo que podía pensar para llegar al hombre lobo, pero no parecía estar funcionando. Él iba a perder a Jimin, y la idea destrozaba su corazón.

Tenía que haber algo que pudiera decir...

Jungkook se sentó sobre sus talones y bajó la cabeza, colocando sus manos en sus piernas.

-Pero si ya no me quieres, acepto eso. Después de la pelea, le diré Nam Joon que me aparte de ti, que me venda o que me deje para él mismo y que te encuentre a otra persona. Alguien en quien puedas confiar. Alguien digno de ser tu compañero.

Jimin gruñó.

-¿Venderte?

-Si.

Jungkook podía ver que a Jimin no le gustaba esa idea.

«Bien»

-O puedo prestarle mis servicios a Nam Joon.

Miró a Jimin de reojo.

-¿Nam Joon? ¿Cogiéndote? Sobre mi cadáver.

Jimin rugió. Caminó de regreso hacia Jungkook, y tiró de su brazo.

-Te reclamé como mío. Tú eres mi bebe. Somos un equipo. Y en dos noches, vamos a patearle el trasero a todos.

Jimin arrastró a Jungkook contra él y capturó la boca de Jungkook, envolvió sus brazos alrededor de Jimin y después sus piernas mientras Jimin lo apretaba con más fuerza. Acunó el culo de Jungkook con una mano, y con la otra le sostuvo la cabeza a Jungkook mientras saqueaba su boca.

Gimió dentro de Jimin. Este lo bajó y rompió el beso.

-Ahora, ¿has visto suficiente?

Jungkook asintió, había perdido por completo el habla. Jimin todavía lo quería. A él, un estúpido chico esclavo.

-Vamos. Ponte el velo. Quiero ir a casa.

Jungkook lo agarró, lo envolvió alrededor de su cabeza. Jimin le dio un zape en la cabeza, tomó la mano de Jungkook, y lo sacó de la jaula.

 Jimin le dio un zape en la cabeza, tomó la mano de Jungkook, y lo sacó de la jaula

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

************************

Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!