Coma.

2.2K 189 46

-Hey Lex.- grita León a mis espaldas. -Toma. Tu escoges.- el castaño me tiende 30 dolares que entre todos juntaron.

-De acuerdo.- tomo el dinero y lo guardo en mi bolsillo trasero.

-¿Como esta?.- pregunta Alicia sentada junto a John.

-Esta en coma. - digo mirando al suelo.

El doctor llamo a Lori esta mañana. Rick entro en coma. No sabe cuando despertara. O si despertara. Carl esta devastado, igual que su madre, quien trata de hacer que Carl siga con su vida normal, llevandolo a la escuela y eso, pero es dificil pues el pequeño no quiere separarse de su padre.

-Walker, mi oficina. Ahora.- grita la mala copia de el señor barriga. Adrian O'Coner. Mi jodido jefe.

Camino tensando mi mandíbula hasta su puta oficina.

Se que va a gritarme.

-Uno caído. Walker. No cualquiera. Rick Grimes, a quien se supone, le cuidas la espalda.- el regordete hombre se sienta en su silla negra detrás de su escritorio.

-Dijeron que eran dos. ¿Crees que tengo visión de rayos o que?.- me cruzo de brazos.

-Se que no los tienes. El hombre escapo. El que mandó a tu amigo al hospital está suelto por las calles de Atlanta. Y tu te preocupas por comprarle rosas a Grimes.- junta sus manos y las pone sobre el escritorio, mirandome enojado.

-¿Que quieres que haga? ¿Camino por las calles preguntado si han visto a alguien cuyo rostro nadie vio? Es fácil decirlo cuando tu solo te quedas aquí sin hacer nada.-

-Sigo siendo tu jefe. -

-Lo se.- digo con fastidio, para luego salir de su oficina.

Dios, ¿Porque es el puto jefe?.

Salgo de la estación de policías y subo a la patrulla, la cual usualmente conduce Rick. Conduzco por las calles del condado. Encontró la pequeña floreria que tanto me gusta. Botón de oro.

Bajo de la patrulla, atrayendo la atención como siempre, ya que deben estar pensando que hay problemas.

La campana suena cuando abro la puerta. Un olor a rosas llega a mis fosas nasales.

Mis favoritas.

-Buenos días Alexa. ¿Que puedo hacer por ti? - cuestiona la tierna anciana detrás de una pequeña barra. La señora Jhonson.

-Qusiera un pequeño arreglo. No muy extravagante es para un hombre.- pongo mis manos en la pequeña barra.

-¿Ahora son las chicas las de dan las flores?.- cuestiona divertida la anciana. Se gira a un pequeño estante con garrónes, eligiendo cual tomar

-No en realidad,.- le digo un tanti decaída.-¿Recuerda a Rick? Esta en el hospital.- la anciana gira hacia mi, con un garrón en manos.

-Me entere. Esta en el periódico .- deja el garrón de lado,se agacha un poco y cuando esta totalmente erguida me tiende el montón de papeles.

Policía recibe disparo.

Dice el llamativo encabezado. Una foto de Rick esta arriba de este.

No se que esta mirando. Parece de esas fotos de Tómamela así como que no me doy cuenta.

-¿Su esposa, como esta?.-

-Devastada.- dejo el periódico en la barra.

-Bien, unas lindas flores cambiaran eso. ¿Que llevaras hoy Alexa?.- me da una tierna sonrisa que difícilmente correspondo.

Prohibited. ||  Daryl Dixon ©¡Lee esta historia GRATIS!