CAPITULO 40

2.4K 393 13

-Quiero ir a la arena contigo, después iremos a nuestra habitación. Quiero que la veas antes de que tengamos que luchar.

Se quedaron juntos, mientras salían de la sala de prácticas al pasillo.

-Guardia, ¿nos lleva hasta la arena?

Jungkook se moría de la emoción. No sabía cómo Jimin se había dado cuenta de que estaba nervioso por el gran día, probablemente sólo lo conocía bien, y eso hizo lo sentir feliz.

Fueron junto con el guardia hacia los elevadores que los llevaban al nivel A, y Jungkook vio cómo el ascensor se elevó, hasta que habían llegado a la parte superior.

Las puertas se abrieron a otro pasillo, simplemente igual a todos los otros pasillos que Jungkook ya había visto, y su decepción hizo reír a Jimin.

-Caminen. Es por aquí.

Dijo el guardia.

-Aquí están las habitaciones en donde tendremos que esperar hasta que nos llamen a luchar.

Jimin señaló unas puertas.

-Allá está la sala de pesaje.

Siguieron caminando hasta estar frente a unas enormes puertas dobles. El guardia abrió solo un lado. Una larga rampa los llevo hacia arriba.

Jungkook entró y contuvo el aliento.

-¡Es enorme!

-Si. Las peleas son muy populares. Todo el mundo las ve, ya sea aquí o en la televisión. Y todo el mundo apuesta.

Jimin lo tomó por el brazo y lo llevo más adentro.

-Van a prender todas las luces para las peleas.

Jimin señaló con su mano las grandes lamparas.

-Esas son las pantallas gigantes. Tú estarás en aquellas en donde todo el mundo te pueda ver.

Jungkook tragó saliva.

-¿Todo el mundo me estará mirando?

-Bueno, a ti y a mí. Sobre todo a mí.

Jimin se echó a reír.

-Pero somos un equipo, por lo que todos ellos nos estarán observando. O por quien sea que hayan apostado.

Se encogió de hombros.

-Hay mucho dinero en juego durante las luchas. Es la única forma legal de juegos de azar permitido.

Él llevó a Jungkook por una larga rampa entre las gradas. Jungkook miró los asientos, filas y filas de bancos, se elevaban hasta las alturas.

-¿Todos estos se llenan? ¿Todos estos asientos?

-Claro. Se venden todas las entradas, todas las noches durante la temporada.

                La liga recibe todas las ganancias de las entradas y un porcentaje por el show en la televisión. Y otro porcentaje de las apuestas.

-Eso debe ser un montón de dinero.

Y ahora él era una parte de todo eso.

Jimin le dio un zape.

-Bebe no tienes ni idea. Vamos. Quiero llevarte a la jaula.

-Es igual que las jaulas de abajo ¿Dónde está nuestra esquina?

Jimin señaló uno de los seis lados.

-Es esa. La esquina del defensor. 

Y apuntó al lado contrario.

-Esa es la del retador. Aquí es donde los jueces se sientan.

Se refería a una larga mesa situada a un lado afuera.

Jungkook vio el montón de filas de asientos que tenia enfrente.

-¿Cuántos...?

-Un millar de asientos, pero hay localidades de pie también.

Sonrió y le guiñó un ojo.

-Tengo que advertirte que el ruido es ensordecedor.

-¿El ruido?

-Si. Los gritos y cantos.

-¿Ellos cantan?

Jimin se echó a reír.

-Sí.

Llevó las manos alrededor de su boca y gritó:  -♫¡Jimin! ¡Jimin! ¡Jimin!♪

Su profunda voz hizo eco en todo el lugar.

-Sólo un millar de voces a mismo tiempo.

«¿Un millar de voces?»

Las rodillas de Jungkook cayeron al suelo, y se sentó con las piernas cruzadas en el suelo. Parpadeó hacia arriba viendo a Jimin.

-No creo que pueda hacer esto Jimin.

*********************

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

*********************


Peleando Por Ti (Jikook)¡Lee esta historia GRATIS!