NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

Por otra parte, después del triste asesinato del Doctor Clarence Sandoval, su mayordomo desapareció misteriosamente sin dejar rastro. Y es que conociendo las meticulosas formas de actuar del Doctor, era de esperar que tomara las precauciones convenientes para el bueno de Jim.

Algo similar sucedió con el misterioso caso de A10, por más que Kat trató de indagar no logró encontrar ningún rastro. Jamás nadie supo nada de él. Como si de repente el agente dejara de existir.

A Elías Hopkins, como recordaréis padre adoptivo de Kat, le sorprendió la muerte dos años más tarde; sin embargo, partiría a una nueva aventura dichoso de comprobar que su querida Catherine se desposara felizmente con Norman Henderson, el amor de su vida. De manera fulminante fue despedida de la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados (ARPA), lugar donde trabajaba. Amenazados ambos, decidieron vivir juntos una nueva vida en otra parte del mundo. Tuvieron dos hijos.

En cuanto a Marvin, en contra de lo que podía pensar Mary, recibió con buenos sentimientos el embarazo de su prometida. No había duda que el desarrollo de la expedición transformó algo en su interior, al menos eso fue lo que percibió su amada. Contrajeron matrimonio nada más regresar, e igualmente tuvieron que vivir en el más absoluto anonimato.

Y para terminar, el científico Peter Hansen no podía sacar de su mente la sonrisa de Nainsa. No olvidaba aquella mágica noche que pasaron juntos en el poblado, tampoco su promesa en la despedida. De modo que, la Comandante Izaicha, en el camino de vuelta, y a demanda del joven, detuvo su nave en las inmediaciones del poblado de la tribu, aunque con la precaución de no ser vistos por los miembros de la misma. La muchacha al verlo se abrazó a él con tal fuerza que ya jamás se separaron. Nainsa se despidió de su familia y juntos partieron felices hacia un nuevo mundo para ella, que gustosamente Peter le descubrió. Aún a día de hoy es todo un misterio el hecho de que alguien desconocido se prestara a ayudarles: Nainsa recibió una identidad oficial, y la de Peter se cambió por una falsa. También una nueva residencia les fue facilitada.

En lo referente a mi abuela Ángela, tardó varios años en reponerse de la pérdida de mi abuelo. Para ella, Eddie, su «querido esposo», dio sentido a todo lo que le rodeaba, y aunque ya no lo tenía físicamente a su lado en todo momento creía percibir su presencia. A raíz de lo sucedido y después de ser ampliamente informada por sus compañeros de expedición, Ángela sufrió en lo más profundo de su interior una especie de metamorfosis que pareció sanarla misteriosamente de sus males; por supuesto, los miedos dejaron de tener cabida en ella. A partir de entonces, toda su vida la dedicó a Lisa, mi madre, transmitiéndole una educación desde la más elevada conciencia, cosa que luego repercutió en mí. En la actualidad tienen noventa y dos y sesenta y dos años respectivamente. Y ambas, además de lo valores más exquisitos, me regalaron lo más importante que un ser humano pueda poseer: en primer lugar la oportunidad de tener una vida, después el Amor incondicional por toda la existencia y, en última instancia, haberme permitido obtener este extraordinario conocimiento. Hasta hace tan sólo tres años yo vivía felizmente con ellas, pero el anhelo que me mueve estar aún más cerca de la Verdad me precipitó en dar algunos pasos; imprudencia por mi parte. Ahora por el bien de ellas y el mío propio he decidido desaparecer durante un tiempo.

En cuanto a mi persona, me llamo Eddie. Sí, en homenaje a mi abuelo, llevo su mismo nombre. Y aunque mi madre dice no tener demasiados recuerdos de su padre, mi abuela sin embargo dice que soy un calco extraordinario de él. Reconozco que me hubiese gustado conocerle. En estos momentos siento un fuerte nudo en la garganta.

Gracias al conocimiento y a la información contenida en el diario secreto de Peter, que con tanto esmero y entusiasmo escribió durante toda la experiencia, y que ahora tengo en mi poder, además de todos los datos que me han sido aportados por mi abuela, he logrado completar este libro. Ahora soy yo quien, oculto y protegido entre la penumbra de un mundo eclipsado por aquellos que he descrito, tengo la gran responsabilidad y el deber, como descendiente de aquellos valientes exploradores, de darlo a conocer a toda la humanidad. Seguro que mi abuelo así lo hubiese deseado. Y aunque soy consciente del peligro que corro, no pararé hasta conseguirlo.

Aquí y ahora, en cualquier parte del mundo y mientras siento como cae la lluvia primaveral sobre algún chapado del exterior, reflexiono escribiendo en mi habitación bajo la luz cálida de una vela. Entre tanto, abstraído no dejo de observar tan curioso artilugio; se trata de la primera unidad de la pareja de autómatas que el Doctor Clarence regaló a Eddie tras aceptar la misión, y que él mismo diseñó. Y digo la primera unidad de la pareja porque, si recordáis, en el buzón de la casa de mi abuela dejaron sobre la carta misteriosa un ejemplar realizado de madera. Al parecer, con el tiempo, Ángela supo que el Doctor Clarence modelaba previamente maquetas de madera antes de proceder a la realización definitiva de todos sus autómatas. Lo extraño del asunto es que esta maqueta que tengo en mi poder pertenece a la figura de una mariquita hembra, siendo macho el ejemplar autómata de mi abuelo y al que en estos momentos doy cuerda. Lo cual es evidente que, en algún lugar del mundo, alguien posea la réplica definitiva de esta maqueta de madera hembra. A todo esto me surgen varias preguntas que me inquietan: ¿Es probable que el Doctor Clarence pretendiera dejar un último mensaje cifrado? ¿Separó la pareja a consciencia? ¿Quién y por qué envió a mi abuela la maqueta de la mariquita hembra? Son interrogantes que como digo a menudo me quitan el sueño. A la única conclusión que he llegado con claridad es que ambos autómatas deben unirse supuestamente mediante un minúsculo y exhaustivo dispositivo que el Doctor instaló en ellos. Al menos es lo que me sugiere el minucioso estudio que he hecho sobre este otro que ahora camina sobre mi mesa.

Ciertamente soy consciente sin embargo que no voy a tener nada fácil despejar estas incógnitas, pues son momentos de mi vida éstos en que, por un motivo o por otro, ya han comenzado a olfatear mi rastro. Ahora me limito únicamente en concentrar todas mis fuerzas en seguir evadiéndome de las draconianas garras que intentan acecharme. Todo esfuerzo sea porque una renovada cimentación que se fragua bajo el conocimiento de la Verdad sostenga los pilares de la nueva humanidad.


"Es probable que este libro haya llegado misteriosamente a su poder, mas no es mera casualidad. Siéntase usted afortunado o afortunada, pues tal vez la «causalidad» haya motivado que algo en lo más profundo de su interior esté comenzando a activarse."


-------------------------------------------------------------------------------

Nota: Disponible en formato papel. Envío a casa con gastos gratuitos únicamente para España. Próximamente en formato electrónico. Para más información: http://elsecretodetiamat.blogspot.com

EL SECRETO DE TIAMAT¡Lee esta historia GRATIS!