¿Me repite su nombre?

5 0 0
                                                  

... ... ... 

... ... ... 

... ... ...

... ... ... Hmm... ... ...

... ... ... ¿Qué pasa?... ... ... Déjenme dormir... ... ...

... ... ... Otro ratito más... ... ... no se pasen... ... ...

... ... ... ¡¿Qué?! ¡¿Que ya se estrenó en latinoamérica el reboot de Ben 10?! ¡¿En serio?!

Ah, solo son ustedes. Si están aquí, es porque de alguna manera les interesa saber qué pasará con Gessica ahora que se encuentra junto al raro chico llamado Jules en el reino de... ¿cómo era?... ... ...

 Ah, sí. el reino de Konaline.

Pero antes de eso,  ¿qué no faltaban un par de semanas para el estreno de Ben 10?... Como sea. Prosigamos con la historia.

*Voz de narrador: ON*

Después de que una falla en su ordenador la hizo aparecer inexplicablemente en un bosque con árboles de colores pastel y que alguna fuerza misteriosa ocasionó que se encontrara con un chico bastante extraño para mi gusto, Gessica, nuestra adorable Youtuber, emprendió un viaje hacia el pueblo más cercano en busca de la profesora (que aún debe presentarse ella misma pues no conocemos su nombre) mientras que Jules, el rarito, le sirve de guía.

En estos momentos, Gessica y Jules platican mientras caminan por el bosque. Y Gessica, como si no tuviera algo más que hacer, usaba su rama para pegarle al piso cada cierto tiempo.

-Oye Jules.

-¿Qué pasa?

-Creí que dijiste que llegaríamos en unas horas.

-Sí, Gessica... eso dije.

-¿Entonces por qué siento que ya ha pasado más de un mes desde que nos pusimos en marcha? -preguntó Gessica bastante cansada-.

-Debe ser solo tu imaginación, apenas van un par de horas desde que comenzamos a caminar.

-No lo sé, en serio parece que un ser cuya existencia no logramos percibir ni comprender hubiese alargado el tiempo que nos demoramos en cruzar el bosque -dijo Gessica, como si la fuente misma de la sabiduría se hallara en lo más profundo de su mente-.

-¿De qué estas hablando? ¿Segura de qué la caída no te afectó la cabeza? -preguntó Jules a modo de burla-.

-No es eso. Mira, he visto ese árbol color salmón de la izquierda tantas veces que dejé de contar después de 50...

-Gessica, todo en este bosque es de colores rosa, celeste, aqua, violeta y amarillo. Estoy más que seguro de que habrán por lo menos 10,000 árboles y arbustos del mismo color.

-Pero no son iguales. Mira, ese de ahí adelante es del mismo color que el árbol de sakura y ese que acabamos de pasar es de color salmón. Además todos tienen una forma diferente. Estoy segura de que hemos pasado junto a ese árbol muchas veces

-Olvídalo. También es posible que mi sentido del tiempo se atrofiara cuando me saltaste del cielo. Pero por más fuerza con la que me hubiera golpeado la cabeza, no podríamos llevar caminando más de 1 mes sin comer nada, sin dormir o sin que me creciera la barba.

-Supongo que tienes razón. Aún así siento que... ¡¿Qué rayos es eso?!

-¿Qué cosa...? ¡Santa manzana fermentada! ¡¿Qué es eso?!

Ante los muchachos que de momento podemos llamar protagonistas, se encontraba una aterradora bestia de aproximadamente 3 metros de altura. Desde mi perspectiva, es una rara mezcla de lobo, gorila y gallina gigante. Deduzco que era gallina y no gallo porque justo detrás de la bestia se hallaba un nido improvisado en el que descansaban 4 enormes huevos con manchas de colores. Sí, adivinaron, también eran colores pastel...

Las mágicas aventuras de Gegipu en el reino de la piruletaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora