La verdad

2.3K 186 8

Entré a mi ex casa y pude notar que estaba muy cambiada de como la última vez que la vi.

-Esta muy hermosa-comenté mientras observaba mi alrededor.

Miré las fotos que colgaban en las paredes y noté que solo eran fotos de ellos, amigos o simples paisajes, en ninguna foto salía mi hermana o yo.

-Annie debe estar en la casa de atrás -pensó en voz alta el hombre-siempre esta ocupada esta mujer.

Después de eso, se fue a buscarla dejandome a mi con millones de recuerdos.

¿Cómo pude creer que eran buenos cuando era pequeña?

La impotencia y furia creció en mi, pero también la curiosidad.

Me acerqué sigilosamente al mueble donde mi madre guardaba sus cosas, sabía que era el lugar más correcto de buscar si quería investigar sobre mi pasado.

Abrí con cuidado el ropero para no levantar sospechas, veo que ahí hay papeles, trato de sacar uno.

-Esta aquí, Annie-indicó el hombre en mi espalda.

Me giró rápidamente y me encuentro con una mujer de avanzada edad pero con esa sonrisa que nunca se le iba borrar. Pongo mi mejor sonrisa para tratar de ocultar lo que guarde.

La mujer me dio una mirada y me abrió los brazos para el abrazo de oso que ella tanto amaba.

-Mi niña, estás hermosa-dijo la mujer en mi oído mientras me abrazaba.

Me vino a la mente la imagen de cuando era pequeña y necesitaba alguien con quien hablar y Annie, era la persona perfecta para eso.Estar con Annie era memorar esos recuerdos de infancias que más añoraba.

-Annie, ¿Cómo estás? Supe que tu hijo es médico oficialmente.

-Sí, gracias a Dios lo es-recordé que era una devota cristiana-Ahora trabajamos acá para alimentarnos y descansar.

¿Descansar? Bueno, mi madre con ellos no le exigia tanto como lo hacia los demás. Como antiguos empleados se habían ganado el cariño de todos.

—La última vez que te vi fue cuando te fuiste de la casa. No sabes cuanto te extrañe junto con Jack.

Sonreí con sinceridad, extrañaba eso.

—No iba a venir la verdad, esto es parte de mi pasado—Sabia que mis palabras dolían pero quería que entendieran mi posición.

Ellos asistieron lentamente, escuchando. Sabía lo que pasaba en esta casa más que nadie.

—¿Quieres buscar algo de tu pasado, no es así?

Asistí, necesitaba más que nada eso.

—Vamos a tu habitación que compartía con tu hermana.

Los tres emprendimos camino hacia donde mi pieza.
—Esta es, esta igual que antes. — la anciana explicó — cuando tu te fuiste, tu hermana también se fue de esta habitación, según ella era para no recordarte mucho.

—De ahí Annie se ha encargado de limpiar todos los días esta habitación con el cuidado de no cambiar tanto.

Abrió la puerta y un golpe de pasado me llegó de frente, avance con lentitud, estaba exactamente igual de como lo deje.

—Te dejaremos a solas.

Asistí y cerraron la puerta dejandome sola con mis pensamientos y recuerdos.

Caminé suavemente hacía mi cama y me senté sobre ella para seguir observando.

Noté que en el lector DVD sobresalía un CD, con cautela prendo la televisión y lo reproduzco.

Lo que vi, no podía creerlo. Era mi hermana y lucía desesperada.

—Si estas viendo esto Elitte, dejame decirte qué estas en un grave peligro.

Miré de un lado a otro buscando una cámara pero nada.

—Te preguntarás porque y te lo diré, somos adoptadas. — declaró con odio en su voz—Esto explica todo, porque son así.

Hoy después de 24 años había sabido que mi vida era una auténtica mentira, una gran mentira que fue bien guardada por ellos.

—Todo empezó cuando un día encuentro un papel que era sobre un orfanato—explicó—Para mi era algo obvio que fuésemos adoptadas, siempre éramos distintos a nuestros padres hasta nuestra forma de ser y no sabes lo mucho que agradezco eso. Pero quería saber quienes eran nuestros padres, tenía tanta curiosidad. Investigué hasta lo supe todo : Estos señores son unos asesinos.

Abrí los ojos con sorpresa al escuchar tal acusación, eran asesinos.

Paré el vídeo un momento, no daba más de nuevos problemas, mi cabeza estaba a punto de explotar.

Pero mi curiosidad me mataba y aunque sabía que seguir viendo me iba ser mal, lo tenía que ver.

—Nuestro real apellido es Books, nuestros padres también eran de una familia importante del país. Ellos eran los archienemigos de estos asesinos. Contraté un investigador privado para saber la causal de muerte y descubrí que murieron extrañamente en un accidente de tránsito con un camión incluido.

¿Accidente de tránsito con camión? Mi hermana también había falleció así...eso indicaba que había una cierta posibilidad que mis padres estaban implicados.

Corté el video y apagué el televisor, necesitaba pensar y calcular. Con este video tenía muchas respuestas pero algunas preguntas sobre mi hermana. Lo guardé en mi bolso cuidadosamente para que no se rompiera y salí de mi habitación.

—Adiós, los visitare luego.

—Elinne, tenía todo preparado para cenar, por favor quedate. Tu sabes más que nadie que amo hablar con alguien.

La miré con ojos vidriosos, hoy no.

—Lo siento.

Cierro la puerta con suavidad sin esperar la respuesta de ninguno de los dos. Caminé a mi auto y me subí para emprender el largo camino a casa.

El viaje transcurrió con el pensamiento de mi vida y lo que me pasaba.

—No puedo creer que soy adoptada, toda mi vida se tiró a la mierda.

Abrí la puerta de mi casa con pesadez, solo quería hablar con Nick.

—Me mentiste— De la nada él aparece con mi bebé en sus brazos.

Trato de hacerme la desentendida para ocultar todo.

—¿De qué hablas?

—Hablo que no estabas donde Emma,Elitte.—Su voz es dura, ella de dolor—Me mentiste. Dime, ¿Donde estabas?

Abro la boca para darle una explicación, sé que será duro hoy.



Beautiful Baby¡Lee esta historia GRATIS!