NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

LA PROSA PÚRPURA

583 127 239


Hace unas semanas, uno de ustedes me preguntó si iba a hablar de este tema, pero le dije que no. Sin embargo, ayer comencé a leer un libro que acaba de salir publicado acá en USA, con excelentes reseñas, muy esperado por los lectores, excelente publicidad y presentación, etc., etc., que parece escrito en chiste. 

REBALSA en "prosa púrpura". Y me puso de mal humor, así que quiero hablar del tema.


DEFINICIÓN

Cuando hablamos de prosa púrpura, nos referimos a las historias que están escritas con figuras literarias innecesarias y rimbombantes. Se crea por el abuso y el uso incorrecto de los recursos narrativos en una imposibilidad lingüística que intenta imitar la poética. Posee terribles exageraciones y adornos que, lejos de aportar información, confunden al lector con información mal brindada.

En palabras más sencillas, es cuando un autor decide "adornar" su texto con palabras cuya definición seguramente no conoce porque las pone en cualquier lado y no tienen sentido.

Funciona así: comienzas a escribir tu historia, no sabes qué decir para que no suene muy básico del estilo "la casa es roja y grande", abres un diccionario (común o de sinónimos) y empiezas a copiar cuanta palabra bonita encuentres para que te quede algo como "La impresionante construcción es carmesí como los labios de una dama de clase, escarlata cual rubí en el océano (?) e impetuosa como palacio en el desierto más oscuro en noches de precocidad estelar (????)"

El término es mucho más común en inglés que en español, pero eso no quita que el error se cometa con la misma asiduidad. La definición de sus límites es vaga porque se trata de un concepto bastante reciente en literatura así que hablaré de sus generalidades.


EL USO (IN)CORRECTO DE LAS FIGURAS LITERARIAS

Pongamos un ejemplo del libro que estoy leyendo.

Dice:
"Sus labios sabían a medianoche y a viento".

Que alguien me explique a qué tiene gusto la medianoche. ¿A polvo de estrella? ¿A mocos? ¿Y el viento? ¿Tiene gusto a mar cerca de la playa? ¿Tiene gusto a mierda cerca del zoológico?

Luego dice "Su expresión se sentía como la de una muñeca en el piso".

¿Cómo se siente una expresión? ¿Qué siente una muñeca en el piso? ¿Está descansando? ¿Se cayó? ¿La abandonaron? ¿Qué expresión pone la muñeca?

Y más adelante nos comenta que "Algo ácido, putrefacto y quemado se formó en su garganta. Era el sabor de la muerte."

No sé ustedes, pero hasta donde yo entiendo, la muerte no tiene gusto a nada. No se come, SALVO que tengan un fetiche raro por comer cadáveres. Que de todas formas dudo que tengan gusto a quemado más allá de las cenizas.

Por último pero no menos importante, la prosa púrpura (y este libro) está lleno de comparaciones innecesarias y repetitivas que son comunes en este estilo narrativo. Cosas como "Su cabello (objeto 1) dorado (color), del color del sol (objeto 2) y de la arena (objeto 3), brillante como una estrella (objeto 4) que  se alza en el firmamento (objeto 5) para que las noches no sean tan oscuras."

No tiene sentido alguno.

Existe, como en todo, un límite entre correcto e incorrecto. En una obra poética como la de Pablo Neruda a nadie se le ocurriría preguntarle al autor a qué sabe la medianoche, pero en una novela juvenil casi sin trama, con un mundo que se cae a pedazos y personajes que son más planos que tabla de planchar, este tipo de escritura muestra una carencia del autor.

Nadie puede negar que las metáforas y alegorías puedan enriquecer al texto, pero siempre en su justa medida con la lógica de lo que cada término significa.

Otro ejemplo de prosa púrpura que se ve mucho en Wattpad (y en el libro que estoy leyendo) es cuando la historia pasa a segundo plano porque la descripción de qué tan sexy es un personaje cobra mayor importancia. En este libro, por ejemplo, la escena se ve interrumpida porque la protagonista se detiene a pensar "Él tenía el tipo de perfil que dios había otorgado a esculturas y pinturas. Ideal. Labios gruesos, mandíbula fuerte, ojos negros como el firmamento por la noche, rodeados por sus gruesas cejas oscuras y pobladas. Sus músculos se marcaban por debajo del traje como un mármol antiguo de la mayor calidad..." etc.

¿Y la puta trama? Se supone que es un libro de misterio/magia/aventura, pero la autora consideró que era importante que la protagonista se detuviera en estos detalles del hombre del que no sabemos su nombre, su profesión ni nada. Solo sabemos que es sexy y que cruzó el umbral.

¿POR QUÉ LO HACEN?

El motivo es incierto. Muchos críticos literarios dicen que los autores más jóvenes creen que colocar metáforas y palabras bonitas le da calidad al texto y lo hacen más elegante.

Otros creen que existen momentos en la vida de un escritor en la que las palabras no nos alcanzan y sentimos que el texto está "vacío". Quizás es la trama la que falla, o podría ser que un conector se nos ha escapado. Sabemos que nuestra historia no es perfecta y que necesita trabajo, así que recurrimos a adornarla para esconder todos los errores de planeamiento. Creo que yo lo he hecho hasta cierto punto cuando participaba del NaNoWrimo porque tenía que escribir cincuenta mil palabras en un mes y no se me ocurría nada, así que "alargaba" el texto con recursos bonitos. Luego se los quité todos.

Una historia sin trama y con mal desarrollo no es "mejor" porque diga "Sus labios olían a felicidad" porque la felicidad no tiene perfume a nada. El uso incorrecto de comparaciones y metáforas causa el efecto contrario al deseado porque dejan en claro que el autor no sabe la definición de ninguno de los términos que usó.

Sé que hay lectores que no notan nada de esto, pero yo soy de las personas que se detienen en cada palabra.

¡Ojo! No es malo incluir palabras "poco comunes" que son parte de nuestro vocabulario o del de nuestros personajes. Tampoco es malo darle cierto tinte poético a los textos, pero el abuso de estos recursos mal usados en textos narrativos, es un gran problema.

"Bonito" y "Lógico "pueden ir de la mano.

Si yo les doy la frase "El hombre se murió de un infarto" para una novela de ficción general, hay muchas formas de hacerla sonar bien dentro de la narración.

"El sujeto pereció ante una falla cardíaca."
"Su corazón dejo de latir y la vida abandonó su cuerpo."
"Partió con un fugaz último latido."
"Su vida concluyó en un parpadeo."
Etc.

Ahora, no me vengan con:
"Se desplomó cual gigante derrotado por la desgracia de la vida en un fallo impredecible del mecanismo humano que lo llevó a las puertas del abismo de la noche eterna donde su espíritu incorpóreo deberá vagar sin rumbo alguno hasta hallar el tan anhelado descanso eterno de aquellos pobres desafortunados cuyos destinos se ven interrumpidos por la mortal decisión de un juez injusto al que algunas religiones llaman Dios."

Sí, capaz al principio suena lindo, pero si yo no les dijera que habla de un hombre que murió por un infarto en una novela de ficción general, no sé si lo entenderían.

No sean pretensiosos.

La enseñanza del día es: No escriban como escritores barrocos fracasados.

S.O.S. Tengo que corregir mi novela (manual)¡Lee esta historia GRATIS!