Capítulo 10

42.5K 2.4K 189
                                              

- Jane, afuera hay una chica que pregunta por ti. - Dijo Lola llegando hasta el escritorio de la joven.

- ¿Qué chica? - Preguntó mirando hacia la puerta, algo inútil porque no se veía nada.

- Dijo que era una amiga tuya, me la he cruzado cuando salí a fumar.

- Esta bien. - Miró la hora en su ordenador. - Voy a salir a almorzar, gracias Lola.

La mujer le sonrió y volvió a su trabajo.

- ¿Qué haces tú aquí? - Dijo sorprendida.

- ¿No te alegras de verme? - Preguntó la morena sujetando los cafés que había comprado.

- Claro que sí pero me parece raro, además ¿tú no tenías que trabajar toda la mañana? - Dijo después de coger uno de los cafés

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

- Claro que sí pero me parece raro, además ¿tú no tenías que trabajar toda la mañana? - Dijo después de coger uno de los cafés.

- Te mentí, quería darte una sorpresa. - Dijo sonriendo.

Jane la miró por un segundo. - Sí ajaaam y yo nací ayer, tú - dijo señalándola con el dedo - Has venido a ver cómo es Brad.

- Bueno me has pillado, quiero saber quién es el chico que le gusta a mi mejor amiga nada más. - Dijo sonriendo.

- Pues no lo vas a ver porque nos vamos a comer a otro lado. - Dijo agarrando a su amiga por el brazo.

- Anda no seas mala. - Habló mientras caminaba al mismo paso de la castaña.

Jane solo rodó los ojos.

- Creo que sé lo que te pasa. - Dijo Lana dándole un mordisco a su hamburguesa.

Habían parado en un restaurante de comida rápida que estaba situado cerca del bufete del señor Kenner.

- Otra vez con el tema. - Dijo Jane cansada.

- Tienes miedo.

- ¿Qué?

- Tienes miedo de que te guste y de que te rompa el corazón. - Dijo mirando a su amiga.

- Eso no es cierto, yo por ahora no quiero estar con nadie.

Por más que lo negara era cierto, a Jane le empezaba a gustar Brad pero no estaba dispuesta a sufrir otra vez por un hombre y menos si era un compañero de trabajo.

- Y cambiando de tema, mi madre va a organizar una especie de comida este sábado y me ha rogado por favor que vengas.

- ¿Aah? ¿Y eso por qué? - Preguntó extrañada.

- Ella dice que te quiere conocer más y bla bla bla, a mi madre le encanta hacer comidas y reuniones ¿vendrás?

Lana dudó en responder no quería ver otra vez a Paul, ella no era ninguna hipócrita y se notaba a leguas que ese tipo no la podía ver ni en pintura, pero tampoco quería quedar mal con Bárbara.

Alguien diferente Donde viven las historias. Descúbrelo ahora