Cuéntame una de vaqueros

58 11 11

La disección de Rayis resultó más divertida de lo que esperaba. ¡Hasta conseguí quién me ayudara a deshacerme del cadáver! Pero, ahora los voy a aburrir.

¿Es posible que haya olvidado hablar de los tipos de narrador y apenas lo recordara? Tal vez sí, tal vez no. Mi memoria retuvo el color de las pantis de Hatsune Miku —franjas cian y blanco— pero dejó escapar el hilo de los temas que debía tratar en este librajo.

En realidad, preferí guardarme el narrador para hoy

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

En realidad, preferí guardarme el narrador para hoy. Si estuviéramos en un partido de futbol diría que Nacho Ambríz la para de pecho; esquiva un defensa, luego otro, otro más, se mete al área grande... tira... ¡¡ ¡GOOOOOOOOOOOOOOOOL!!! Ejem... ejem... Me falló. Ese es un comentarista deportivo. No creo que deba explicar qué es un narrador, porque es tan ubicuo como uno de estos amigos de la tele. Ahora bien, ¿cuántos tipos de narrador conoces?

Yo te diré los que conozco. Primero tenemos al omnisciente. Conoce absolutamente todos los hechos de la historia y los pensamientos y emociones de los personajes. Narra en tercera persona... y para ser franco, creo que no es habitual en las obras más contemporáneas. Un primo suyo sería el equisciente: un personaje que nos habla en tercera persona; el punto de vista se centra en él. Después vendría el observador. Éste es como una cámara: Sólo cuenta lo que puede observar. Me faltaría el protagonista: narra la historia en primera persona y desde su perspectiva porque la protagoniza. El mejor ejemplo de este tipo que puedo darte está en Sándwich de dragón, del gran amigo Marcspenctish.

Ah, por cierto, las pantis de Seeu son blancas. Lo acabo de recordar.

La narración coral ocurre cuando diferentes personajes narran una parte de la historia

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

La narración coral ocurre cuando diferentes personajes narran una parte de la historia. Los mejores ejemplos que he visto hasta ahora son Juego de tronos, de George R. R. Martin y —el infaltable spam— El sueño de los reyes. Si optas por narrar tu novela de este modo, recuerda lo que discutimos sobre cambiar los puntos de vista en La ruta del burro primaveral: advertir de un modo elegante al lector sobre quién narrará.

¿Cuál narrador te conviene? Diría que no sé. Puedes elegir el que gustes —desde luego, será una mala elección—. Pero tu historia ganará mucho si sabes contestar al menos estas preguntas:

¿Qué tanto sabe el narrador: más que el lector, lo mismo o menos que él? ¿Tu narrador será testigo o nos dirá todo como si protagonizara?

Por último, diré que al lector le molesta un narrador que saca conclusiones por él o pretenda sermonearlo. Es tan desagradable como esta verruga en mi espalda... y que además ¡habla!

 y que además ¡habla!

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Así que quieres escribir...¡Lee esta historia GRATIS!