Otro día normal nuevamente sigo la rutina. Levantarme, desayunar y dirigirme a clases. Realmente todo a marchado bien en la escuela y en el cuartel, aunque no hemos logrado recuperar todos los expedientes de las personas de la OSVHR si logramos de algún modo borrar algunos datos, lo que los hace indescifrables.

Llego al edificio y me dirijo a mi primera clase química. Una clase en la cual no soy muy buena a decir verdad.

-Bien chicos hoy hablaremos a cerca de los compuestos moleculares. De acuerdo antes de empezar, ¿alguna pregunta?

-Sí, ¿Profesora podría salir un momento? No me siento bien- dijo un chico de la parte de atrás, se veía bastante debilitado.

-Puede salir señor Collins.

Cuando el chico se dirigía a la puerta se paró de golpe, vomito una sustancia negra y luego cayó sin más.

Gente de todo tipo se acerco. Unos preocupados llamando a una ambulancia, otros asqueados y luego yo preguntándome si esto es a causa de los reeaders, ¿Quién rayos vomita sustancia negra? Me acerco al individuo buscando alguna señal de algo. Tomo su cabeza y comienzo a inspeccionarla, nada, continuo por su cuerpo por muy extraño que sea y ¡Eureka! Lo que estaba buscando manchas moradas parecidas a pequeños moretones por su abdomen. Tal parece que también tiene síntomas de fiebre y unas tremendas ojeras.

Los paramédicos llegan y se lo llevan con ellos, no dudo en seguirlo hasta el hospital. Decido llamar a Owen quien contesta al instante, relato lo sucedido e inmediatamente me ordena no perderlo de vista aunque no considere en hacerlo. Llegamos al hospital y se lo llevan en camilla, decido esperar ya que no me dejaran ir con él.

Owen había llegado tan rápido como pudo. Llevaba aproximadamente una hora cuando una llamada hizo vibrar mi bolsillo trasero. Axel.

-¿Hola?

-¡Kate!, ¿se puede saber dónde demonios estás? Llevo horas tratando de localizarte después de verte ir tras de esa ambulancia.

Vaya, realmente está enojado.

-Axel, tranquilízate, ¿de acuerdo?- fue más una orden- solo quería ver que el chico estuviera bien, solo quería asegurarme.

-De acuerdo, sí lo siento Kate no debí gritarte. Solo que no sé si recuerdas pero hoy vendrían las personas de las que te hable, me verán jugar y me dirán si puedo obtener una beca suya.

Demonios.

-Sí losé Axel y estaré ahí tan rápido como pueda. Lo que tengo que hacer es muy importante y...- ¿Pero qué acababa de decir? Soy ah...

-Bien Kate, quédate ahí de todos modos no es importante para mí tampoco.- y colgó

Lo dijo más decepcionado que enojado. ¿Por qué demonios digo las cosas? Kate, definitivamente eres una muy mala persona. Tengo que resolverlo lo antes posible. De verdad me gustaría estar con él, pero tengo que hacer esto. Después de eso llegaron mensajes de Giselle preguntando de mi estado respondí que estaba bien y la vería mañana.

Los familiares habían llegado ya, pero nos adelantamos cuando el doctor dijo que podían pasar a verlo. Owen se encargo de eso, al parecer tiene poder por donde sea, los dos caminamos por algunos pasillos y entramos a la habitación. Owen fue el primero en hablar.

-Que tal hijo, solo venimos a hacerte algunas preguntas, no pertenecemos a la policía ni nada por el estilo, pero tal vez podríamos ayudarnos mucho con lo que nos digas.

El chico se quedo callado. Será difícil obtener algo de este chico. 

Resulta que el chico necesitaba dinero, los reeaders se lo ofrecieron a cambio de que hiciera algunas pruebas, salieron mal por lo visto y lo dejaron sin más. Owen hizo que aceptará ir al cuartel para unas pruebas y podamos hacer algo al respecto. De lo que estamos seguros es que planean crear algo y hay que impedirlo.

Ahora a reparar lo que hize, la casa de Axel quedá lejos de aquí pero tengo que ir, no sin antes ir por algo que seguro amara.

Perdonen la demora, aquí el cap. ❤
Disfrutenlo.

Protecs Yours¡Lee esta historia GRATIS!