(Ojala) Odiarte

9 1 0

Hoy más que nunca ardes, arden en mi pecho todos aquellos recuerdos, resuenan en cada silencio tus te quieros a lo lejos, cada vez más.

Sí, no voy a negarlo, aún te quiero, muchísimo y sí, se que no debería , que debería odiarte a muerte por todo lo que me has echo, por hacerme creer que me querias mientras te reias de mí con ella, por hacerme sufrir aun sabiendo que me estabas matando, por ser capaz de hacerme aún más daño del que ya me habías  echo, pero no puedo es imposible para mi.

Todos los momentos se repiten en mi cabeza una y otra vez, día tras día, noches tras noche, matando, desgarrandome por dentro un poquito más de lo que tu me dejaste, te recuerdo todo el tiempo, te veo en todas partes, siempre estas en mi cabeza, incluso a veces me hace sonreír tu recuerdo pero segundos despues viene a mi mente ella y todo vuelve a caerse, una punzada de dolor recorre mi pecho haciendolo arder y cientos de lágrimas se agolpan en mis pupilas rotas en otro de sus muchos intentos de fuga, pienso en tus te quieros, en todo aquello que nos dijimos y me doy cuenta que todo eran mentiras que seguramente le dirías lo mismo a ella y arde, tortura mi pecho y me llena de rabia pero no puedo, aún así no puedo odiarte, yo de verdad te quería ¿sabes? Jamas habia querido a alguien tan deprisa ni tan intenso, pero eso ahora no importa una mierda.

Ni siquiera puedo pasar cerca de tí sin llenar de aire mis débiles  pulmones y aguantarlo fuerte para que no escapen esas lágrimas que amenazan con salir cada vez que te veo, no puedo más, me mata día tras día tener que ignorarte, tener que hacer como que no me importas, actuar como si me importases tan poco como yo a ti cuando en realidad nada a cambiado en mis sentimientos hacia ti.
Por tu culpa me duelen las canciones, las calles me recuerdan lo que fuimos, de vez en cuando puedo sentir tu olor torturando mis pulmones, haciendome recordar como se sentía tenerte cerca.

Dueles, dueles muchísimo, destrozas a cada segundo que pasa y lo peor es que van pasando los días  y dueles más y más cuando deberías doler menos.

Ojalá todo hubiese sido distinto entre tu y yo o al menos hubiera acabado de distinta forma.
Ojalá no tuviese que "odiarte" cuando mi mayor deseo es seguir amandote.
Ojalá  pudiese odiarte al menos.

Sonrisas Muertas¡Lee esta historia GRATIS!