Rick.

3.7K 219 91

- Te lo juro, el peor sexo de mi vida. - limpio mi boca con la servilleta. - El tipo no se la sabía, era un idiota.- mi amigo a mi izquierda suelta una gran carcajada.

- ¿Cuando vas a establecerte Lex?. - pregunta entre risas, aunque se que es en serio.

- Uy! Lo siento señor, lamentó que mi soltería sea un problema para la sociedad. - digo haciendo moviéndonos exagerados al aire.

- No digo que lo sea, pero vamos. Tienes 26, eres hermosa, eres lista, eres graciosa, y pasas tu sábado viendo Netflix y tu viernes saliendo con idiotas.- dice agarrando más papas fritas de la caja de cartón.

- Bueno, tal vez termine casandome con mi ordenador. ¿Quisieras ser mi padrino Rick Grimes?. - pregunto tomando su mano, él hombre a mi lado rie, liberando su mano con lentitud mientras me mira aun sonriente.

Rick Grimes, ¿por donde comenzar?. Él y yo hemos sido amigos desde que yo estaba en en colegio, él ya era algo mayor que yo, pero aun así nos hicimos buenos amigos, por nuestros padres mas que nada. Él se graduó de policía hace ya un tiempo, y bueno a mi me gusto esa carrera tambien asi que ahora trabajamos juntos en el pequeño pueblo a las afueras de Atlanta. Rick es mi mejor amigo en el mundo. Jamas he podido verlo con otros ojos que no sea de hermano mayor.

- ¿Que tal va todo con Lori?. -le preguntó después de un buen rato de silencio.

Lori Grimes, su esposa. Recuerdo que antes le caía mal, pensaba que Rick era mi novio y todo el día de su boda estuvo viéndome con arrogancia y con una mirada que decia ahora es mio zorra ¿que tal? . Aun así, fue una gran boda.

- No tuvimos la mejor noche. - dice resignado para luego mirar por su ventana.

- Viejo, es obvio que no te divertí lo suficiente con mi historia. Al menos podrías hablarme. - digo con una pequeña sonrisa.

- Eso es lo que siempre me dice "Habla, habla". Me hace creer que soy el hombre más callado del maldito mundo. - voltea hacia la ventana frustrado, y se nota mucho dado la forma en que su mandibula se aprieta con fuerza

- ¿Expresas tus sentimientos?  ¿Dices lo que piensas y esas cosas?. -

- Cada vez que lo intento, ella se pone nerviosa, como....como si no quisiera escucharlo.- asiento ante sus palabras, un tanto incómoda pues se que no debe estar pasandola nada bien - A veces ella esta molesta conmigo y yo no se porque.-

-Oye, eso le pasa a las parejas. Sólo es una mala etapa. - golpeó su hombro lentamente, tratando de tranquilizarlo un poco.

-Está mañana lo último que me dijo fue "A veces creo que nosotros no te importamos". Lo dijo delante de nuestro hijo, imagínate ir a la escuela con eso en la cabeza.- puedo notar la triste mirada de Grimes, la cual baja al instante.- Yo jamás le diría algo tan cruel, menos delante de Carl.- dice un tanto triste.

Carl, su lindo hijo. Es un niño hermosisimo, se parece mucho a el, tiene los mismos ojos azules de Rick, y unos cachetes que me dan ganas de morder toda la vida. Recuerdo que salí de compras con Lori el día que nació. Su fuente se rompió mientras pagaba unos mamelucos que le había comprado.

Supongo que ya quería ponerselos.

-  Se que no Rick. -golpeó si hombro amistosamente.

A todas las unidades, prepárense para una persecución a alta velocidad, las Unidades del condado Lincoln necesitas ayuda local. Autopista 18, dirección este.


Empezamos a recoger todo lo que comimos, Rick enciende el auto, salgo por la ventana para tirar todo junto a un bote a nuestro lado.

Prohibited. ||  Daryl Dixon ©¡Lee esta historia GRATIS!