El camino hacia el Ultimate Tournament ha comenzado

Comenzar desde el principio
                                                  

-Déjame ver en la bodega... -contestó el vendedor yendo hacia la parte de atrás del establecimiento.

La Kite Shop era la tienda más surtida de la prefectura. Cientos de niños, y algunos no tan niños se reunían allí para conseguir nuevos cometas, aditamentos, servicio técnico y para discutir acerca de las nuevas tendencias en personalizaciones. Y además de todo un enorme patio trasero permitía a los Kiters probar sus juguetitos con total libertad.

Kaito comenzó a cuchichear por toda la tienda. Viendo propulsores y controladores, quizás pensando en lo que podría conseguir y lo que no. Tenía dinero para los aditamentos, pero sin un cometa al cual personalizar, eso era completamente inútil.

-Mira este. -contestó el vendedor trayendo entre sus manos. -Es el modelo Gear 7000. Incluye varios aditamentos, un propulsor de repuesto y alerones que le dan mayor libertad de vuelo. Todo esto con un descuento del 20% a solo 10,000.

-¿No... no podría hacerme otro descuento? -dijo Kaito sacando el poco dinero que había ahorrado.

-Lo siento, Kaito. -dijo el vendedor. -Tú sabes bien que eso quisiera, pero no puedo hacer descuentos al azar. Órdenes de Kite Inc.

-Entiendo... -dijo Kaito agachando la mirada y dirigiéndose hacia la salida. -Vendré en cuanto esté más bajo el precio...

-¡Pero no tardes mucho! -gritó el vendedor. -El Gear 7000 es de edición limitada.

Kaito tomó la puerta de salida, con la mirada baja, rumbo a su casa. Sabía que era imposible conseguir un cometa con sus propios ahorros. Y su familia no iba a darse un lujo como ese.

-¡Espera, Kaito! -gritó el vendedor saliendo de su tienda llevando una enorme caja.

------------------------------------------------------

-¿Quiere decir que puedo armar mi propia cometa? -preguntó Kaito intrigado mirando la caja que le había dejado el vendedor.

-Así es. -comentó el vendedor. -Es un Gear 7000 genuino, que venía desarmado y que no incluye su Kite Core. Normalmente vendería el kit a la mitad, pero por ese defecto te lo vendo a una tercera parte del Gear 7000 ya ensamblado.

-¿Kite Core? -preguntó Kaito.

-¿No sabes lo que es un Kite Core? -gritó el vendedor.

-Claro que lo sé, es la pieza más importante del cometa. -dijo Kaito abriendo la caja. -Pero recuerda que estamos en una serie nueva, así que explícalo para todos los que están leyendo esto.

-Ah, de acuerdo. -dijo el vendedor tomando aire. -Verás Kaito, el Kite Core es un par de medallas que se colocan tanto en el cometa como en su controlador. Sin él, tu cometa jamás volará. Cada Kite Core es único y solo controlará al cometa que tenga el mismo par que el controlador.

-¿Y no tienes alguno en esta tienda? -preguntó Kaito.

-No, los tengo fuera de existencia, y son muy raros que la gente los pida por separado. -contestó el vendedor. -Pero trataré de pedirlos para que me surtan algunos.

-Entiendo... -dijo Kaito mirando hacia el suelo.

-Pero no te preocupes. -dijo el vendedor. -Muy poca gente sabe que armar un cometa es sencillo, y no importa si sale otro modelo nuevo, podrás reemplazar las piezas fácilmente. Tu cometa jamás se quedará obsoleta, al menos por 5 años.

-¿De verdad? -gritó Kaito emocionado. -¡Qué bien! ¡Pagaré las piezas del Gear 7000!

-Entonces ven a mi taller que está atrás. -dijo el vendedor. -Es muy raro que la gente venga a construir sus cometas, pero Kite Inc. requiere que cada tienda tenga uno, así que por ese motivo no lo he cerrado. Además ahí reparo algunos cometas que deja la gente para reparación, o las que me encuentro tiradas en la calle. Algunas solo requerían limpieza, pero creo que los niños de hoy en día tienen tanto dinero que pueden comprarse un cometa cada semana.

Kite Wars: Ultimate TournamentDonde viven las historias. Descúbrelo ahora