Capítulo diecisiete

2.3K 416 133

Sehun tardó varios segundos en reaccionar, pero cuando lo hizo, tomó a Luhan de la cintura y profundizó el beso.

Luhan lo había sorprendido, pero no iba a desaprovechar la oportunidad de besarlo.

Cuatro años habían pasado y casi olvidaba como se sentía besar a Luhan,besar a Luhan le recordó lo idiota que había sido, por arruinar su relación cuatro años atrás.

Lo que había pasado la noche anterior regresó a su mente, ¿debía decirle a Luhan lo que había pasado? pero ¿qué le iba a decir? ¿qué despertó solo en una habitación de hotel sin recordar nada?, sabía lo estúpido que sonaba eso así que decidió no decirle a Luhan.

Al menos no hasta que descubriera lo que realmente había pasado.

Luhan fue quien terminó el beso y retrocedió unos pasos.

— Pensé que no querías besarme — dijo Sehun con una sonrisa en el rostro.

— No te emociones tanto — Luhan desvió la mirada—. ¡Yah! ¿Por qué sonríes como un idiota?

— Porque estoy feliz.

— Ya es tarde, será mejor que te vayas — trató de cambiar de tema.

— Aún no es tarde, podría quedarme más tiempo.

— Entonces yo no quiero que te quedes más tiempo—lo comenzó a empujar hacia la puerta—. Será mejor que te vayas.

— Pero no me quiero ir.

— Pues no me importa — le dijo Luhan mientras habría la puerta y lo empujaba fuera de la casa.

Luhan le cerró la puerta en la cara y Sehun no pudo evitar sonreír, pasó sus dedos sobre sus labios recordando el beso que Luhan le había dado.

Sí, definitivamente tenían que repetirlo.


Luhan se encontraba revisando unos papeles en la mesa del comedor mientras Min hacía su tarea a su lado, dos semanas había pasado desde que besó a Sehun y tenía que admitir que las cosas estaban yendo mejor de lo que esperaba.

Sehun estaba siendo el novio perfecto.

Se preocupaba por él y por Min, siempre estaba pendiente de ellos por si necesitaban algo, se escribían todo el tiempo y Sehun siempre buscaba una excusa para hablar con él.

Y se besaban todo el tiempo.

En parte era culpa de Sehun, quien siempre lo besaba en los momentos menos esperados y tampoco era como si Luhan se quejara, había decidido dejar su orgullo atrás y confiar en Sehun, dejar que el hombre le demostrara que valía la pena darle una oportunidad y que era digno de ser su novio.

Luhan esperaba que las cosas funcionaran, porque no se podía imaginar como sería volver a ser simplemente dos personas que tenían un hijo, sería demasiado incomodo para ambos.

Habían tratado de no actuar diferente frente a su hijo, fue una petición de Luhan, no quería que Min se llenara de ilusiones tan pronto por si algo malo pasaba, no quería que su hijo sufriera algún tipo de daño colateral por su relación.

Su teléfono sonó anunciando que tenía un mensaje, era de Sehun y le preguntaba si iba a hacer algo esa noche, porque quería llevarlos a cenar.

Luhan le contestó que no tenía planeado nada, y que si podían ir a cenar pero que no fuera demasiado tarde porque Min tenía escuela al día siguiente.

Love is not enough¡Lee esta historia GRATIS!