047

8K 455 55

- Sabes que tienes mi apoyo siempre, se que puedes cuidarte sola pero sabes que siempre estaré para ti -Lydia la abrazó con fuerza- Yo estaré con mamá, si me necesitas no dudes en llamarme

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

- Sabes que tienes mi apoyo siempre, se que puedes cuidarte sola pero sabes que siempre estaré para ti -Lydia la abrazó con fuerza- Yo estaré con mamá, si me necesitas no dudes en llamarme.

- Gracias Lyd -La rubio-fresa pudo notar la tristeza en la voz de su hermana. Lydia se despidió para comenzar a caminar hacia su auto.

Lety buscó a Theo entre todos los estudiantes, hasta que lo encontró caminando hacia su auto. La muchacha corrió hacia el esquivando a las demas personas con dificultad. Llegó a su lado respirando agitadamente.

- Theo... debemos hablar -Suspiró con cansancio.

- Ahora no puedo, tengo cosas que hacer -Este abrió la puerta del coche y se metió dentro. Sin pensarlo la muchacha abrió la puerta y se sentó en el asiento del acompañante.- Lety tengo cosas que hacer.

- Es importante, solo necesito unos minutos -su voz denotaba nerviosismo. Theo asintió confundido.- Bien, estoy cansada de todo esto.

- ¿A qué te refieres?

- Estoy cansada de toda esta maldita situacion, estoy cansada de tu actitud de mierda. Cuando tu dijiste que no eras como los demas, no creí que fueras peor, pero me domostraste que estaba equivocada, muy equivocada. Tu siempre dices que me amas y yo tambien lo digo, pero hay una diferencia y es que yo no te mentí.

- No entiendo por qué me dices todo esto -Theo frunció el ceño- Tu sabes que te amo -trató de acercar su mano a la mejilla de Lety pero esta quitó la mano bruscamente.- Solo te sientes estresada por todo lo que esta sucediendo.

- ¡No digas eso! Tu no me amas, tu no amas a nadie. Tu supuesto amor lo unico que me trajo fue lágrimas y dolor, ¿crees que eso es amor? Tu no sabes lo que es amor, no tienes ni la mas minima idea. Y no digas que estoy asi por el estrés, no tienes idea de cómo me siento así que cállate

 Y no digas que estoy asi por el estrés, no tienes idea de cómo me siento así que cállate

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

- Lety yo... -Habló Theo sin terminar la frase.

- No sabes que decir, porque tú sabes que tengo razon. Estoy harta de tu maldita indecision, vivo siempre preguntandome que me diras, un dia dices que si y otro dia dices que no, quien sabe lo que dirás despues.
Sabia que esto no sería fácil, pero tenía la ilusion de que tuvieramos una historia de amor bonita, no me refiero a una como las de los cuentos de hadas, solo quería una relacion contigo en donde todo fuera sincero, y lo fue por lo menos de mi parte. Porque yo de verdad te amaba.

La muchacha tenía ya sus ojos cristalizados y un nudo en la garganta sabiendo que si pronunciaba una palabra más no aguantaría las lágrimas, sin embargo continuó hablando

- Y estoy cansada, pero no de amar, sino cansada de esperar, de suponer, de escuchar promesas y disculpas. Sabes... yo haría todo por ti, movería una montaña incluso cuando tu no moverías ni una pequeña piedra por mi. Y no siento enojo, rabia o resentimiento, sino decepción, esperaba otra cosa de tu parte.
Te amé a pesar de saber que te iba a perder. Que cada día te perdía un poco más, y yo seguía intentando llenarte el alma, seguía intentando cubrir tu falta de amor y de cariño.

- Tu no puedes irte, no puedes dejarme -Theo la miró fijamente. Ella asintió con sus ojos cristalizados aguantando las lágrimas.

- Voy a irme de tu lado, pero no es eso lo que me duele si no el hecho de que si me voy se que no me buscarías.
Me di cuenta que unos fuman, otros toman, y otros se drogan pero yo decidí enamorarme, esto desmuestra que cada quien se va destruyendo a su manera.
Me duele que me hayas decepcionado, pero a veces la decepción es buena porque te hace poner los pies sobre la tierra y abrir los ojos.

- Lety no te vayas -Suplicó el muchacho, sin embargo ella negó.
Abrió la puerta del auto y se bajó de este caminando hacia la escaleras del instituto, dejando a Theo sentado en el auto con la mirada perdida.

Lety miró al muchacho que se encontraba en el auto y por fin se permitió llorar, dejó que las lagrimas mojaran sus mejillas. Con dificultad marcó el numero en su telefono y presionó el boton para que llamara, sollozando fuertemente. Al segundo tono se escuchó un "Hola..." a traves del parlante.

- Lydia... ¿puedes venir a buscarme? -Habló la muchacha con dificultad. Solo puedo escuchar un voy enseguida antes de que la llamada se cortara.
Lety volvió a observar a Theo, viendo como arrancaba el auto y se marchaba de allí, la muchacha volvió a sollozar sabiendo que aunque doliera horrores habia tomado la mejor decision.




Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!