Muchos problemas

2.3K 157 11

Mañana era el examen y nadie lo creía.

Debo admitir que no dormí toda la noche pensando en las probabilidades, en mi hermana y en la enfermedad que tenia, había cosas que tenia que hacer y todo era con urgencia. Lo peor de todo que mi mejor amigo había muerto y no quería preocupar a Nick contándole lo que en mi cabeza pasaba ni mucho menos la enfermedad que tenia.

La alarma tocó y maldije en silencio, no tenia ganas de nada hoy.  Papeleos, preocupaciones y más y más problemas, era más preferible quedarme en casa junto a los que más amaba y eramos felices.

-Vamos, amor- Nick pidió con voz ronca- Tienes que hacerlo, por Theo.

No puede evitar gruñir con cansancio, en estos últimos días mi enfermedad me a traído problemas y apenas puedo lidiarlo y con esto es un balde de agua fría.

-Quiero pasar al menos un día de paz ¿sabes?-ironicé para mi misma- pero desde hace 6 meses mi vida es un asco y lo único bueno es Theo y tú.

-Entiendo tu enojo Amor, pero debes entender que es por él y por ti. Ahora estarás más presionada pero después puedes que estemos más tranquilos. 

Mire al techo y pensé que pasaría ahora si nada hubiese pasado, me imaginé trabajando con Jaime y todavía enamorada como una idiota, Charlie vivo, yo viviendo de una ilusión.

-Esta bien, vamos a levantarnos.

Me fui a la ducha y me vestí mientras que él hacía el desayuno para tener fuerzas para este gran día.

Recordé que hoy tenía tiempo libre, así que tenía tiempo en ir a la casa de mis padres y tratar de averiguar algo.

Cuando salí de la ducha, vi que Nick me estaba esperando sentado en la cama con una sonrisa pervertida en sus labios.

-¿No puedo darme el lujo de mirar como te vistes?

-Sabes que terminaremos desnudos en la cama y hoy no estamos para eso.

Nick puso los ojos en blanco, se levantó y me dio un pequeño beso, cerró la puerta y me dejo nuevamente sola y con ganas.

Y dicen que las mujeres somos complicadas.

Suspire y me vestí, hoy iba a donde mis padres y más que todo necesitaba saber información pero también no quería estar expuesta.

Cuando me terminé de ver al espejo, me vi la cara detalladamente. Nunca me considere fea o bonita, mas bien "normal" pelo castaño, ojos claros y nariz lo suficientemente pequeña para que no me molestaran.

-Amor, ¡la comida se esta enfriando! - gritó Nick

Suspire y salí.

Nick me estaba esperando con huevos y un buen té. Me miró y me sonrió.

Me acerqué más al tabique y note que estaban las cuentas de fin de mes, las tomé y las vi. Casi todas eran más de 30 dólares.

No había pensado que estaba desempleada desde hace 3 meses. Vi con determinación las cuentas para calcular el monto.

—Oh, por la mierda—chillé con rabia—este mes tengo que tener trabajo para que no viva con hambre.

Hasta con el alquiler tenía problemas porque la casa no era mía, era de Charlie y se supone que debe ser de Emma ahora.

-Amor, tranquila. Tus problemas son mis problemas

-Pero también estás desempleado y si no pagamos luego estaremos en la calle.

Tomé mi cabeza entre mis manos, tenia que solucionar esto luego porque traera muchas consecuencias, pero ¿cómo? 

-Tengo dinero en el banco, lo suficiente para comprar esta casa y vivir un año tranquilos.

Recordé a su padre y los millones que ganaba. Bastardo con suerte.

-Pero no quiero depender siempre de tí, bueno quiero depender de ti en la cama pero esta vez no es el caso- bromie. 

-Bueno, en ese caso yo tambien dependo.

Reimos y le di un corto beso en los labios.

-Eso deberia ser más seguido de ahora ¿no crees?

-Tampoco te alces, que no quiero niños mimados.

Terminamos nuestros desayunos y empezamos ordenar todo el desorden que habiamos hecho. Debo admitir que estar con Nick y que me acompañara en estos duros momentos es un gran pilar emocinal. Cuando pensé que estaba todo listo, tomé mi cartera y mis llaves lista para retirarme

-¿A donde vas?

Muerdo mi labio y trato de crear un mentira rapida para Nick, no queria que se preocupara.

-Nada...iré hablar con Emma algunos asustos...ya sabes cosas de chicas-expliqué con voz acelerada- No me esperes para el almuerzo,cuida a Theo, adios.

Cerré la puerta rapidamente evitando hablar más del tema y seguir discutiendo.

Tomé mi celular y marqué al número de Emma.

-Necesito un pequeño favor.

-¿Qué necesitas?

(...)

Entrar a la casa donde tu viviste gran parte de tu vida trae muchos recuerdos, buenos y malo. Emociones que uno en la vida siempre tiene al recordar los recuerdos de tu pasado.

Pare el vehiculo y estuve observando la casa detalladamente. Era una gran mansión para solo 4 personas, sus ventanas grandes daban la sensacoin que eramos una familia de Elite, el gran jardín adornado por cada epoca del año daba la sensación que el tiempo se habia detenido y era esa pequeña niña de 9 años que le gustaba jugar por ahí.

-Debo admitir que extrañaba esta casa- hablé conmigo misma - Más de 5 años sin verla.

Aparqué el auto y me bajé con cuidado que no me vieran mis padres, aunque sabia que mi padre estaria trabajando y mi madre gastando millones.

-¿Señorita Scott? -Una voz me saca de mis pensamientos, me giro asustada y me encuentro con Willy, el guardia.

-Oh, Willly- lo nombré- Te extrañaba.

Willy me dio esas sonrisas que tanto amaba de la gente, esas sonrisas de sinceridad y cariño.  Willy era un ancianito de no más de 60 años, pero tenia una personalidad que nisiquiera mi padre lo podia despedir porque todos le teniamos cariño. Él llegó con su esposa, Annie que era la cocinera dela casa.

Debo admitir que los trabajadores los quise más que mis padres porque siempre estuvieron conmigo a pesar de todo. 

-Hace años que no la veia,Elinne - me dio un gran abrazo - Esta toda una señorita ahora.

Le sonreí y le agarré las mejillas como lo hacia a los 5 años. El cariño que sentia a este par de abuelitos era gigante.

-Gracias- sonreí emocinada- ¿Están mis padres?

-No, se fueron ambos en la mañana. Estan de viajes

Era mi oportunidad, podia estar hasta la noche preguntando mi pasado y el de mi hermana.

-¿Tu me deja...

-Claro qué si. Señorita a usted la conozco y la quiero como mi hija.

-Gracias es que necesito preguntarte algunas cosas...de mi pasado.

Note que se puso tenso, por primera vez en mi vida vi que algo estaba mal con él.

-Señorita...igual la ayudaré.

(...)

Solo dos capítulos más y el gran FINAL

¿Se pueden pasar por esta novela de MaraSarmiento1?

Hasta la próxima, amores





Beautiful Baby¡Lee esta historia GRATIS!