Esto se va a poner feo.

75 12 61

Tengo entre mis planes una lección de anatomía para la próxima entrega. Sugiero que desde ahora quienes tengan corazón de pollo corran, las mujeres cubran los ojos a sus niños y los hombres tomen un buen trago de guaro. Diseccionaremos a Rayita. Y si me lo preguntan, prefiero una vivisección; pero Greenpeace dice que es crueldad hacia los animales. En fin, vaya lástima. No puedo tenerlo todo.

Ojalá hubiera una fórmula mágica para desarrollar personajes convincentes. Mejor aún si es gratis. De nuevo, no podemos tener todo en la vida. Sin embargo, aún puedo acudir en tu rescate y tirar bombas como el Barbilla Roja de los 80's. Que mi barriga no los engañe. Es puro músculo en reposo. Bien, agárrate fuerte, no quiero que te caigas cuando desmayes de la impresión. Puedes crear tus personajes de la misma forma que hiciste los resúmenes de tus capítulos. O sea, también existen fichas para ellos.

Desde luego que hace falta un talento excepcional para crear personajes memorables. La literatura tiene montones: desde Harry Potter hasta Gilgamesh, la narración épica más antigua conocida. Y los tuyos bien pueden figurar en la lista con un poco de esfuerzo, porque no sólo hay que ser talentoso. Necesitas más desu... perdón, un método. De eso trata este librajo.

En ningún momento he dicho que el cine, los videojuegos o los dibujos animados no tengan los suyos

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

En ningún momento he dicho que el cine, los videojuegos o los dibujos animados no tengan los suyos. Okazaki Tomoya y Furukawa Nagisa son para mí los Romeo y Julieta del anime. ¿O qué opinan de Rocky Balboa y Mickey Goldmill con su mítico "¡Levántate, hijo de perra...!"? ¡Ah!, por poco se me olvidan Ken y Ryu. Pero, en mi opinión, todos estos podrían tener menos mérito porque generalmente hay un equipo creativo detrás de cada uno. Eso es lo que pienso. La caja de comentarios es para que dejes tu opinión disientas o no.

Primero que nada, lo más importante: INTENTA DISFRUTAR EL PROCESO. O sea, no importa si tu villano es el más impío del mundo o tu héroe está más idealizado que el Capitán América. Siempre hay un motivo por el cual son como son... y es ahí donde intervienes. Diviértete dándoles un trasfondo interesante y acorde a tu trama y mapa de argumento. Incluso Darth Vader o Shishio Makoto tienen aún algo de nobleza y Sherlock Holmes es casi tan astuto como el Dr. Moriarty.

En segundo lugar, las personas reales se comportan de un modo u otro según las circunstancias. Tus personajes, para que sean creíbles, deben actuar igual... en especial los principales y secundarios que desempeñen un papel destacado. Incluso, puedes imprimirles dinamismo al hacerlos evolucionar durante la narración. Con los de relleno muchas veces no hará falta preocuparse. Si me preguntas qué personajes me ha gustado más crear, te mencionaría cinco... entre los que figurarían tres de El sueño de Los reyes y tres de otras secuelas inéditas: Nayara Lancaster, Leonard Alkef, Humberto "Bert" de Quevedo, Laudana Gütermann, Dalia Michellies y Arius Teslhar Ouabner alias Erik Bellido. Aunque la gran favorita es Nayara Lancaster (Stoessel cuando se casó). Ya verás por qué.

Hay ocasiones en las que puedes adoptar rasgos de tus conocidos... ¿Tu papá se recorta los vellos de la nariz con las tijeras que tu mamá usa para cortar tela? ¡Dale ese rasgo a un personaje para conferirle un toque cómico! Pero cuidado. No hagas que tu personaje sea idéntico a ese amigo o pariente. No quieres enemistarte con ellos ¿o sí? Te pondría por ejemplo a Doña Martina, la suegra de Leonard. Ella tiene tal clarividencia que fue la primera en notar que la reina Nayara en realidad no era el monstruo que todos creían, igual que mi abuelita Rosario; no siempre dirá todo lo que sabe, como mi abuelita Pura; pero a veces puede ser tan impertinente como mi suegra.

Las descripciones son importantes. Directas o indirectas o ambas, pero no dejes de describirlos con palabras y acciones.

Los profesionales no hacen eso de "Nayara era así: * link cagado*". Nayara era una joven princesa de cabello rizado color caoba y pestañas muy largas. Míriam, la esposa de Leonard, dijo una ocasión que ella tiene cuerpo de muñeca porque seguramente no ha tenido hijos. Pero, conforme nos adentramos en la historia, descubrimos que Nayara puede ser muy aguerrida sin perder su feminidad; también nos damos cuenta de que no teme confrontarte y señalar tus errores y, por si fuera poco, casi siempre tiene razón; sabemos que adora a los niños porque se apegó a Laura, la hija de Leonard, cuando la conoció y por haber perdido a sus propios hijos; más tarde, vemos que nota su primer mechón de canas al mirar su reflejo en el té porque dirigir un país en guerra cuesta; y, por si fuera poco, no disfruta lastimar a nadie aunque parezca lo contrario, si lo ha hecho es porque no tuvo remedio. Todas estas características no solamente las descubrirás al leer El sueño de los reyes: también porque ella actúa de ese modo.

Puedes auxiliarte con fotografías para las descripciones directas, pero sólo como apoyo visual durante el desarrollo de tus personajes. De preferencia, no pongas las fotos en tu obra. De hecho, no tienen que ser de personas. Yo usé Dollfies para concebir a Nayara porque no encontré ninguna mujer real parecida a ella... ¿o tal vez fue porque siempre quise tener una Dollfie?

¿Qué más puedes otorgar a tus personajes? ¡Un nombre! ¡Duh! Pero también puedes agregar temores, cosas que los hagan enojar, su edad, gustos, pasatiempos, amigos, enemigos, apodos, alguna posesión preciada

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

¿Qué más puedes otorgar a tus personajes? ¡Un nombre! ¡Duh! Pero también puedes agregar temores, cosas que los hagan enojar, su edad, gustos, pasatiempos, amigos, enemigos, apodos, alguna posesión preciada... las posibilidades son infinitas.

Por último, todos tus personajes comparten rasgos comunes, de acuerdo con el mundo que hayas inventado para ellos. Por ejemplo, los personajes nativos de Soteria —Nayara, Leonard, Sofía y muchos otros— son ridículamente guapos porque los primeros habitantes de ese lugar fueron esclavizados por una raza alienígena que los manipuló genéticamente... Aparte de que en cierto modo es una burla velada al anime y los fanfics de Rayita.

Para ser honestos, un personaje bien desarrollado necesita una tonelada de información. Y tener todo eso en la cabeza da jaqueca. Por eso necesitas una ficha. Podrás consultarla todo el tiempo mientras escribes y usarla para ver si no te has salido del plan por descuido. A continuación, te facilito el link para que descargues la ficha.

https://drive.google.com/open?id=0B1x90pFHWbDsY3A2WDRLVUpXR2c

Si el link no funciona o no puedes copiarlo y pegarlo, prueba seleccionarlo y arrastrarlo a la barra de direcciones del navegador.

¿Qué te han parecido mis personajes? Si has leído El sueño de los reyes, ¿has hallado otro que te parezca interesante? No dudes en comentar. ¡Arigato gozaimasu!

Así que quieres escribir...¡Lee esta historia GRATIS!