Así empiezan las cosas... ¡Por accidente!

21 1 2
                                                  

Hace mucho, mucho tiempo, en algún lugar, existió el reino de la inhumanidad. Aquél reino era gobernado por la joven tirana de 14 de edad... ... ...

... ... ...

... ... ...

... ... ...

Na'. ¿A quién engaño? Esto comenzó en algún sitio de Venezuela... ¿Qué? ¿Dices que quieres la dirección? Bueno, pues no la sé. Y aunque la supiera, por cuestiones de seguridad de la persona en cuestión, no podría decirla. Pero puedes estar seguro de que fue en algún sitio de Venezuela. Además, si andara revelando ese dato como si nada, cierta jovencita que conozco me agarra a almohadazos....

Como sea. En ese sitio en particular vivía una chica kawaii que en ese entonces tendría 18 años recién cumplidos. Su nombre es Gessica, pero es mejor conocida por el mundo como Gegipu. Esto gracias a su canal de YouTube, tan kawaii como ella y tan lleno de galletitas asesinas con chispitas de chocolate que seguro más de uno sufría de diabetes solo por verlo. Por aquellos tiempos Gegipu no tenía muchos suscriptores, básicamente porque solo había subido 2 videos desde que creó el canal. Sí, era tan novata en aquél entonces que daba ternura. Los pocos suscriptores del canal, veían fielmente su contenido cada vez que a ella se le ocurría subir un video (repito, solo habían 2 videos en ese canal).

Este era un escenario muy lindo, Gessi se divertía haciendo los videos tan esporádicamente como quería, mientras sus seguidores veían una y otra vez los productos de su arduo trabajo. Hubiese sido genial que este ciclo se repitiera eternamente, pero llegó una cruel y despiadada época en la que pasarón varios meses sin nueva actividad. A pesar de que ella afirmaba que el motivo eran las 1,001 cosas relacionadas con la escuela y sus labores del hogar, la verdad es otra. Un acontecimiento de talla omniversal fue el causante de tal tragedia.

Esa noche, Gessica se encontraba pensando en ponquesitos y arcoiris, mientras preparaba el tercer video de su canal titulado "El Lienzo En Blanco", para lo que necesitaba recuperar preguntas que le mandaban sus suscriptores a su cuenta de Ask. Habían todo tipo de dudas y comentarios, por lo que escoger entre todos ellos era una tarea bastante tediosa. En eso, una ola de preguntas provenientes de una misma persona apareció.

-Hmm... Dibujo de chico anime moreno de ojos azules bastante irreal como avatar, nombre de usuario bastante extraño, preguntas todavía más extrañas sobre el color de mi cortina... Quizá sea un acosador, ¿debería bloquearlo? -pensó Gessi mientras arrastraba el puntero del mouse directo al botón indicado para la acción que quería ejecutar. Después de todo, cualquier persona que te haga preguntas o comentarios referentes al color de tus cortinas por internet debe tener algún tipo de trastorno o enfermedad mental.- ¡Espera! ¡¿Qué rayos?!... ¿Se supone que esto deba ocurrir?

En cuanto Gessi dio click al botón de bloquear, su PC comenzó a malfuncionar. Las bocinas emitían sonidos que no sabría si definir como alienígenos o alucinógenos, la pantalla destellaba en colores bastante kawaii, pero epilépticos y Willy, el lindo gato de la linda youtuber, se metió corriendo abajo de la cama. Nuestra querida Gegipu ya tenía una expresión mezcla de ira y pánico, pero antes de que pudiera levantarse para coger la almohada más cercana y amedrentar a la PC con ella, un verde resplandor intenso y profundo, proveniente del monitor, inundó la habitación acompañado de un estruendo similar a un trueno. La familia de Gessi subió para ver qué ocurría, pero lo único con lo que se encontraron fue una PC humeante en una habitación sin una sola alma.

A partir de este punto guardaré silencio para que puedan apreciar esta historia sin interrupciones. Solo diré que, de alguna manera que aún no logro comprender, Gessi terminó en un lindo bosque con árboles en flor, de los colores más lindos posibles. De momento se encuentra desmayada junto a un árbol, aparentemente de color aqua, así que deberán esperar a que despierte. Bueno, cuídense. Yo... iré por una dona de chocolate y un vaso de leche de fresa. O quizá vaya a la panadería por 2 bolas de pan y un churro relleno de dulce de leche. No lo tengo bien decidido...

Las mágicas aventuras de Gegipu en el reino de la piruletaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora