¿Qué me estas diciendo?

Comenzar desde el principio

Nick me mira, sabe que él también lo puede ser.

—Pero yo también la conocí hace un año y medio.—Nick hablaba confundido — Y tuve relaciones con ella.

Bueno, claramente mi hermana no perdía el tiempo como yo en cuanto de chicos.

—Tendremos que hacer el examen de ADN para saber quién es el padre. — propone Jack— Es la única solución.

Los dos accedimos, era la solución que podía ayudarnos a todos.

  — Tienes razón, es la única forma de resolver esto— Nick lo apoyó.

— Tenemos que hacer eso, es la única solución.

Jack asiste y de despide sin antes dar su número y pedir que llamara para avisarnos el día de el examen. Mientras que nosotros sin ánimos de hablar entramos al auto y fuimos a la ciudad ya acabada la ceremonia y el entierro de mi mejor amigo.

Mientras volvíamos a la ciudad mi mente no paraba de pensar, tenía que tomar muchas decisiones y no sabía que hacer.

—¿Qué piensas, amor?

—De todo lo que a sucedido. En pocos meses mi vida a cambiado radicalmente. — trato de no largarme a llorar— Estoy cansada de esta mierda.

Nick para el vehículo y me levanta la mirada. Sus potentes ojos azules me consuelan y me tranquilizan.

—Estaré contigo en las buenas y en las malas. En las enfermedad y adversidad...siempre.

Mientras escuchaba eso era un mar de lágrimas, nunca había escuchado eso, nunca me había sentido tan protegida. Tenía dos cosas que a pesar de todo no me arrepentía ; a Theo y a Nick, esos dos hombres no los cambiaría ni por nada en el mundo.

Me sonríe cuando paro de llorar.

—¿Mejor?

Toma mi mano y la acaricia, no puedo evitar sentir esos toques eléctricos y ese pequeño roce que hace que me sonroje.

Soy una loca enamorada y es lo mejor del mundo.

—Mejor.

Mientras seguíamos el camino, nadie dijo nada, ninguno tenía ganas de hablar. Teníamos miedo de tocar el tema de quién era el padre de mi bebé y ponernos a discutir.

—Sabes que de todos modos tenemos que hablar de eso, Elitte— rompió el silencio Nick— Tenemos que hablar de esto con un abogado.

—Daniela es abogada, ella nos  puede ayudar—corto

No tenía ganas de hablar, mi cerebro tenía muchos problemas e interrogantes ; la adopción de Theo, quién era su padre y el más reciente descubrimiento que la muerte de mi hermana no fue accidental como yo pensaba.

—Lo sé pero podemo...

—Vamos a preguntarle primero, ¿vale? No quiero hablar más del tema en el auto.

Nick me observó molestó pero no comentó nada, solo calló y siguió el camino en absoluto silencio.

—Ya llegamos.

Asistí y salí del auto. Rápidamente subí hasta el departamento donde se encontraba Daniela, ella se estaba cuidándolo.

Subí las escaleras lo más rápido para no subir junto a Nick, por un leve momento no quería saber nada, absolutamente nada.

Llegué transpirando a su piso y con una nota mental que tenía que hacer más deporte y ponerme en forma.

—Uff cuidar dos niños fue todo un desafío —exclamó al verme— lo bueno que se porto bien.

—Necesitamos hablar contigo,Daniela.

Nos mira curiosa y nos hace pasar.

  — ¿Qué os pasa? Se parecen como que pasa algo muy malo.

— Es que eso pasa Daniella.—explica mi novio.

— Vayan al grano, chicos. Me están asustando. 

—¿Me estas diciendo que puede que otro chico puede que sea el padre de tu sobrino?—exclamó— Vaya...que enredo.

Suspire cansada, había muchos problemas.

—Si sale positivo eb el caso de Jack, ¿qué pasaría?

—Depende porque puede que te lo deja y hay menores problemas pero..

—¿Pero qué?

Estaba al borde de la desesperación. Ese ADN podía determinar todo.

—Pero si no te lo deja—la mirada se oscurece —No podrás adoptarlo nunca más y puede que no lo vayas a ver.

Beautiful Baby¡Lee esta historia GRATIS!