Capitulo 02 - Pésimo día.

60 3 0

Mi día no había sido como me lo esperaba, había sido una mierda, desde que entré al instituto fui a revisar mi horario y mi primera clase fue de química.

Efectivamente como pensé chicos y chicas nuevas, pero con mi carácter nadie iba a poder lidiar conmigo nunca y créanme ya esto me estaba afectando mucho, en verdad quería a alguien a mi lado que pudiera soportar mi carácter y mi bendita forma de ser (una amiga), era lo único que deseaba porque no quería volver a saber de ningún chico más nunca, eso júrenlo, ningún chico después de tener mi corazón roto con mi anterior relación, ningún chico ya me hacía falta.

~*~
Iba caminando hacia la cafetería, cuando llegue al área de comida, cogí mi bandeja para ser específicos tomé un postre, y cómo bebida un jugo de cranberry (era mi preferido), no tenía mucha hambre, ya que había pasado un día muy estresante, cuando me volteé para sentarme en unas de las mesas que habían disponibles.

Un chico chocó conmigo y todo el vaso de jugo se me derramó encima, había estropeado mi top, estaba echa un asco, el se quedó paralizado, su cara decía que lo sentía, no sabia que decirme, pero yo Ema Williams conociéndome perfectamente ya sabia lo que iba hacer.

Eres un maldito patan de mierda, acaso no te fijas por donde pasas?, querías hacerlo de maldad imbesil? o ahora no me vengas a decir que no eres como todos los jodidos hombres de este instituto, que pensaste?, que con arrojarme un puto basó de jugo encima ahora viene donde el chico se disculpa se quedan mirando se fijos a los ojos y se enamoran?, pues no, todos ustedes son iguales, unos ineptos que solo quieren una aventura, pasar el rato con las chicas que se les ponen fácil y ya, vete a la mierda, no soy así, búscate otra con la que arrojarle un vaso de jugo te funcione mejor –le grite todo eso, específicamente todo eso le dije, estaba echa una furia.

El se quedó sorprendido ante todas aquellas palabras, si lo se, así era y creo que nunca iba a poder cambiar, ya estaba dañada, destrozada y nada me importaba.

—En verdad lo siento mucho, discúlpame esa no fue mi intención, mucho menos hacerte molestar de esa forma lo siento –esas fueron sus palabras, –sentía que me las decía con toda la sinceridad del mundo pero mi orgullo no me hacía retroceder hacia atrás.

No puse atención a ninguna de sus palabras, lo ignore y camine para dirigirme hacia el estacionamiento, pero él volvió hablarme...

—Y créeme que no soy igual al montón –replicó.

—No me digas! –conteste rápidamente.

-----------------------------------------------------

Este es el 2do capítulo de "Desde que te conocí", sé que es un poco corto, pero luego con el transcurso de los días, mientras vaya teniendo tiempo de seguir escribiendo lo escribiré más largo.

Vienen muchas sorpresas y no saben lo que le espera a nuestra querida Ema Williams.

Nota
Espero que sigan leyendo mi novela, los quiero!

•Desde Que Te Conocí•¡Lee esta historia GRATIS!