Capitulo 0

43 3 2
                                                  

Hace 3 años que empecé de nuevo...no ha sido nada fácil...Pero aquí estoy, de camino a mi instituto y deseando encontrarme con Leticia, Paz ,Anabel e Inma, mis mejores amigas y las únicas por lo que veo, no soy nada popular y las demás chicas se meten con mi forma de vestir,entre otras cosas. Si no fuera por mis amigas me quedaría en casa para no tener que escuchar los insultos de cada día, además de los "regalos" que me dejan en mi pupitre o en la mochila.

-Hoy has llegado antes de lo normal.-me dice Leticia mientras se acerca a darme dos besos.

-Pues no sé, he salido a la misma hora de casa.¿Dónde están las demás?

-Ya deben estar abajo, donde nos sentamos siempre. Vamos rápido que seguro que nos esperan.

Leticia es muy inocente aunque sea la mayor de nosotras cuatro. La pobre tampoco lo tiene nada fácil en el instituto pero viene todos los días sin falta. Es mas bajita que yo y también es delgada, supongo que eso la hace ver más joven.

-¿Que pasa?¿No había otro modelito en el cubo de la basura? Jajajaja-esta vez ha empezado Laura, ya de mañana...

-No le hagas caso,ya sabes como son. Aunque no sé a que viene eso, tú siempre vienes limpia.-me intenta animar mi amiga.

-Ya lo sé, no te preocupes, ya me he acostumbrado a esto.-se lo digo para que no ponga esa cara de preocupación.

Rodeamos el instituto para llegar al patio. Como siempre varios chicos están jugando con la pelota y,como no, Paz los esta mirando embobada.

-Hola chicas! Venir rápido a ver esto. Está jugando un chico muy mono.-nos dice Paz muy entusiasmada. Cada semana se fija en "un chico mono" distinto.

Nos acercamos y nos sentamos como podemos en el banco que esta lleno de mochilas de los chicos que están jugando.

-Vamos a ver, ¿cual es ese chico que dices?-le digo seguido de un suspiro.

-Aquel de allí, el del pantalón pitillo y sudadera de marca. ¿No os parece el más guapo de todos?Mirar ese pelo y que ojos!-ya empieza de nuevo...últimamente esta muy centrada en los chicos, debe estar en la edad del pavo.

-Menudo gusto tienes eh Paz, siempre escoges a los mas guapos.-Leticia es muy amable y le sigue el rollo.

-Pues no sé que le ves al chaval, me parece de lo más normal. Sus ojos azules es lo que más me llama la atención pero tampoco es para tirar cohetes.-sí,soy así de agua-fiestas.

-Joder Anastasia, no tienes ojos en la cara. He descubierto que se llama Sergio y esta en la clase de al lado. Además me he fijado que siempre lleva ropa de marca y sus padres tienen varios locales.-nos informa muy entusiasmada.

-Oh, vaya que interesante.-Leticia ya se esta quedando sin palabras.

-Pareces un poco acosadora ¿no crees?

Como no, antes de que Paz me pueda contestar se acercan las tres arpías de turno. Esta vez viene la líder, Rocío y sus dos víboras.

-Ni se te ocurra babear aquí, es nuestro sitio, así que lárgate petarda y llévate a la asquerosa de Leticia.-Lo dice alto para llamar la atención de los que están cerca.

-¿No puedes dejarnos en paz de una vez?-le suelta Leticia pero lo dice tan bajito que casi ni la escuchan.

-Já, cállate anda o empezaremos contigo.-La amiguita de Rocío,Verónica. Siempre están juntas en el patio esperando a su próxima víctima.

Aparece Anabel e Inma por detrás nuestra y nos dice que mejor nos marchemos, que no les sigamos el juego.

-En serio, me tienen frita. Que manía nos han cogido de repente esas tres.-Lo digo en un tono bastante enfadada.

-Ya sabes que lo hacen para llamar la atención y si le sigues el juego es peor.-Anabel ya sufrió acoso hace 1 año por las mismas chicas.

Así empiezan mis mañanas, cada día tengo que vérmelas con esas pesadas y morderme la lengua. Hace tiempo que aprendí a fingir, a callarme, hacer como si nada estuviese pasando, ocultarlo todo detrás de una sonrisa y dejar que todo pase.

Las clases pasaron lentas,como siempre, sin nada interesante. Oh sí, hemos quedado sin excursión por culpa de unos imbéciles que le escondieron el libro al profesor con las respuestas de los exámenes. Estos sucesos son habituales en mi clase,el problemas es que acabamos todos castigados por culpa de esos dos.

-Oye Anastasia, a la tarde vamos todas a dar una vuelta por el parque del centro. ¿Te apuntas?-me dice Paz antes de irse por su camino a casa.

-Ya sabes que siempre me apunto. Mándame luego un mensaje con el sitio y la hora.

Al llegar a casa, sentí la calma que necesitaba durante toda la mañana. Me encanta que este todo en silencio, eso me tranquiliza. Nunca he invitado a nadie, ni quiero, ya que este es mi oasis, en él puedo ser yo y borrar esta estúpida sonrisa fingida. Quien sabe que podría pasar si mi pasado sale a la luz...

Obviamente vivo sola. No soporto a las personas, intentando hurgar en la vida del resto para ver si es peor que la suya y sentirse mejor consigo mismo. O simplemente restregarte todo lo que tiene y tú no. Así es la raza humana...tan envidiosa.

Me suena el móvil, es un mensaje de Paz. Hemos quedado en la parada del autobús a las cinco. No es que tenga muchas ganas de ir a hacer el tonto por ahí, pero no puedo quedarme encerrada todo el día comiéndome la cabeza. De todos modos sigo siendo solo una chica de dieciséis años y tengo que comportarme como tal.

 De todos modos sigo siendo solo una chica de dieciséis años y tengo que comportarme como tal

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.



La dama de hierro.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora