Tu obra necesita más desu

55 10 4


Los encontramos donde sea: literatura, cine, videojuegos, cómics, manga y anime. Algunos nos enternecen. A otros les tenemos tirria. Por eso, una historia sin personajes no es más que una sucesión de sentimientos e ideas abstractas. Sin excepciones. Por eso tu novela necesita más desu.

El tema de los personajes resulta tan extenso que me da flojera pensar en ello

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El tema de los personajes resulta tan extenso que me da flojera pensar en ello. Tengo que hablar de arquetipos, descripciones, el equilibrio entre contar todo o lo suficiente, protagonistas, antagonistas, principales secundarios, y fichas (sí, como las de los capítulos). Ah, y olvidaba las burradas que debes evitar. No te preocupes. No volveremos a la ruta del Burro Primaveral; lo juro por el Chapulín colorado.

Ahora mismo estoy en pantuflas y sudadera, recién salido de la ducha. Si tienes dudas, por favor habla más fuerte que tengo una toalla.

 Si tienes dudas, por favor habla más fuerte que tengo una toalla

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Joan Manuel Serrat decía que se hace camino al andar. Pero, antes de tomar su consejo, aprovecharemos que hemos venido hasta los Almacenes el Pony Pisador para comprar frituras y agua en polvo y discutir un poco sobre los tipos de personajes. Incluso clasificar a Churrispi y su primo Churrasco no es difícil sin importar que los dos sean gigantes pulgosos de cinco metros.

¿Qué clase de personajes podríamos crear?

Muchos expertos te explicarán que los personajes pueden clasificarse según su protagonismo, o por la transformación que sufrirán a lo largo de la historia o la imagen que trasmitan. Yo te lo pondré más fácil: para nosotros serán principales, secundarios y de relleno.

A los personajes principales se les presta mayor atención por ser quienes protagonizan la historia; son dinámicos, es decir: se transforman durante la narración ya sea para bien o para mal. Los ejemplos más reconocibles serían Jean Valjean, Rocky Balboa o Darth Vader.

Por otro lado, los secundarios participan en los momentos importantes aunque su participación es menor: en este apartado entrarían Bubba y el Sargento Dan de Forrest Gump o Tenardier de Los Miserables o Neville Longnottom de Harry Putter. Muchas veces los personajes secundarios son estáticos —mantienen sus características toda la narración—. Pero, también los hay dinámicos. El sargento Dan y Neville Longbottom entran en este caso.

¿Qué pasa con los antagonistas? Lo mismo que con otros personajes: los hay principales y secundarios. Retomando el ejemplo de Harry Putter: Voldy, Severus Snape y Draco Malfoy son los antagonistas principales de Harry. Crabb y Goyle son los secundarios.

Por último, los personajes de relleno no son lo que piensas. También tienen una función dentro de la historia, por muy pequeño que sea su papel. Puedes hacer con ellos desde actuaciones cómicas hasta fanservice; lo que quieras. Pero deben tener un propósito. No los aparezcas porque sí. Un caso clásico puede ser ese sujeto anónimo al que un villano mata sólo para demostrar lo cruel que es. Otras veces pueden ayudar al protagonista o a un personaje principal ya sea cubriéndoles la retaguardia durante una huida o dándole una herramienta o rescatándolos en el desierto. Incluso puedes usarlos como elemento de ambientación. En este último caso, el mejor ejemplo que puedo darte aparece en el sueño de los reyes. Miriam, la esposa de Leonard Alkef, es trasladada del palacio de la reina Nayara a otro lugar antes de la batalla de Elpis y en el trayecto se asoma por una ventanilla del carruaje; ve mucha gente en las calles que corre a refugiarse donde puede mientras suenan las sirenas antiaéreas: un carnicero y su mujer cierran a toda prisa su negocio, dos ancianitas hacen entrar a su casa a varias colegialas y una parece ser nieta de ellas porque las abraza antes de meterse. ¿Lo ves? Ninguno de estos personajes sin nombre reaparece fuera del párrafo donde he narrado estas acciones. Pero han contribuido a crear el ambiente tenso de una lucha armada inminente.

Hay otros tipos que no voy a mencionar por el momento porque requieren una explicación más larga... ¡Y casi se me cae la toalla! Por ahora esto es lo que necesitaremos antes de adentrarnos en como diseñar a los tuyos.

Rayita es un caso muy especial que estudiaremos en un ambiente estéril con guantes, cubrebocas, careta de seguridad. ¿Quieren ver cómo la disecciono? ¡Estén pendientes de las próximas entregas!

Así que quieres escribir...¡Lee esta historia GRATIS!