1

139 25 4

1 año después

-Harry-el oji azul tocó la puerta suavemente  y al no obtener respuesta entró a la habitación-. Beb...-guardó silencio inmediatamente y se golpeó mentalmente al pensar en ese apodo para llamar al rizado.

Cerró la puerta, dejando así la habitación en completa obscuridad nuevamente.
Camino hasta el ventanal, lo ubicaba perfectamente, pues llevaba mucho tiempo viviendo en esa casa junto con su esposo.
Abrió la cortina dejando que los rayos de luz de la luna llena penetraran dentro de la alcoba y camino hasta donde estaba Harry.

-¿Qué quieres?-le cuestionó el rizado, sin siquiera dirigirle la mirada y con un tono seco y roto

-La noche es hermosa y pensé en sacar a mi chico a una cita romántica ¿qué dices?-intentó tomar su mano pero el la retiró rápidamente

-No puedo creer que pienses en citas después de lo que pasó- las lágrimas comenzarón a brotar de sus ojos color esmeralda

-Sólo quiero que salgas de aquí, llevas meses encerrado, no es sano...

-Me gusta estar así

-Pero no esta bien Harry-habló con preocupación-. A mi también me duele-su voz se rompió-. Pero ha pasado mucho tiempo

-Cállate, Louis-comenzó a sollozar

-No, he evadido el tiempo por meses, debemos hablarlo, se que no estas bien, pero ya no se que más hacer

-No sigas-se tapo los oídos y comenzó a llorar con más fuerza

-Escúchame Harry, debes superarlo, yo te voy a ayudar, saldremos juntos de esto, tenemos que hablarlo-acarició su brazo

-No tenemos nada que hablar-habló con la voz rota y se giro para darle la espalda al castaño

-Claro que tenemos que, Harry yo...

-¡Mierda!-gritó Harry al mismo tiempo que se giraba para encarar a Louis, provocándole un susto-. Si quieres hablar bien, hablemos-se sentó en la cama-. ¿Qué quieres que te diga? ¿Qué mi alma y mi corazón están rotos? ¿Qué ya no le veo sentido a la vida? ¿Qué no dejó de pensar en lo que pasó?...

-Amor....

-No, tu-lo señaló y lo miró con rencor-. Tu tuviste la culpa-las lágrimas salieron nuevamente-. No tuviste porque salir con ella, el contrato ya había terminado...

-Lo siento, yo no quería...-sus ojos se aguadaron

-Ya te dije que no te creo-guardó silencio-. Si en verdad te preocupas por mi, lo cual dudo, entonces desaparece, no quiero estar con el chico que mató a nuestro hijo-Louis no lo pudó resistir más y comenzó a llorar. Ambos chicos sentían que su corazón se iba rompiendo poco a poco sin poder remediarlo-. Ahora, sal de mi cuarto

..................

Small Bump ~Larry Stylinson~¡Lee esta historia GRATIS!