Capítulo 13

22 3 1

ALGUIEN TIENE QUE CEDER

Era tan divertido comer Dorito's con Ian bajo la sombra del árbol que estaba dentro del orfanato. Casi tanto como lo era con Bianca. Solo que a ella le gustaba tomar refresco de uva. Siempre a escondidas de las hermanas, que no nos dejaban comer chatarra entre semana. Solo los fines de semana.

Era justo lo que estábamos haciendo en este mismo instante; Recostadas, una frente a la otra sobre mi cama, con Brown entre mis piernas esperando que le cayera un dorito del cielo.

- Eres la única persona que conozco en todo Nueva York que odia Facebook.

- No odio Facebook.

- Nunca te conectas.

- Esa es otra cosa.

- No estar en Facebook es como no existir, es como un capítulo de Black Mirror.

- No seas drástica. Black Mirror es la Dimensión Desconocida de la nueva generación.

Bianca se estaba tomando una selfie pero luego cambió de parecer. Se cambió de posición y me obligó a que posara con ella.

- He tomado esta foto a las 9:30 p.m. La subiré a Facebook y quiero que le des like en este instante.

No me lo estaba pidiendo. Bianca lo estaba exigiendo.

- Es en serio. ¿Cuánto tiempo tienes sin entrar a Facebook?

- Creo que bastante.

Y así fue como me vi obligada a entrar Facebook.De inmediato vi cientos de notificaciones en el feed, entre ellas, una que jamás esperé encontrar.

La bolsa de Dorito's cayó al suelo. Vi a Brown saltando de la cama para lanzarse a devorar la bolsa.

- No le has dado like a la foto.

No respondí. Estaba congelada.

- Sigo esperando.

Bianca me arrebató el teléfono. Sentía curiosidad por conocer lo que  me había puesto así.

Y ahí estaba.

Una solicitud de amistad de Ian Whitmore.

Después de muchos años...

Ian fue lo mejor que me pudo haber pasado. Era como un regalo para una chica huérfana sin oportunidades, sin un pasado.

A pesar de que tenía una familia con todos los demás niños del orfanato, con Callum, y con las hermanas, nunca pude reponerme de la ausencia de Bianca.

Vi a muchas familias pasar por el orfanato, siempre con la ilusión de que un día decidieran adoptarme, pero por alguna extraña razón, siempre nos dejaban a Callum y a mi.

Pero cuando Ian llegó, todo fue diferente. Fue un rayo de sol para mi vida. Nunca me había ilusionado tanta ante la idea de ver a alguien a diario.

Aunque él estaba muy por encima de mi nivel, lo más increíble fue que pudiera encontrar a una persona que me llevar a viajes increíbles;  a través de sus pláticas y de las miles de aventuras que me contaba, es que yo podía salir de este para lugar para conocer lugares que en aquel entonces, no esperaba llegar a conocer.

- Me gustaría conocer Nueva York.

- Es un lugar increíble. Respondió Ian mordiendo una naranja.

- ¿Ya has ido?

- Varias veces. Tantas que ya no es novedad.

- ¡Presumido!

INSEPARABLES - 1999-Where stories live. Discover now