Narrador Omnisciente. 

Un año después

Todo volvió a la normalidad, Zayed y Brooke estaban en una nueva escuela y a ellos les encantaba, tenían nuevos amigos y nueva casa, en la que Brooke tenia una habitación solo para dibujar y Zayed una con súper héroes que Zayn dibujó para él. Lo único que Brenna le pidió a Zayn es tener una casa que no sea tan grande y que no esté cerca de vecinos chismosos, el logró encontrar ese lugar de tranquilidad, no tan alejado de la ciudad pero tampoco tan cerca, una casa de dos pisos con una patio lo suficientemente grande como para hacer un encuentro familiar, un porche donde se puede apreciar el hermoso jardín delantero que Brenna cuida tan bien, un lugar donde ellos pueden ser felices.

Pasaron su primera navidad en familia, el primer cumpleaños de Brooke y Zayed en el que solo estaban ellos en familia, ahora Brooke tenía siete y Zayed seis años. Se divertían e iban a la playa, no era el lugar donde Zayn y Brenna tuvieron mas de un encuentro pero la olas y la arena traían recuerdos hermosos. Zayn pasó a ser jefe de la empresa de su padre que estaba en los USA y Brenna siguió trabajando para ellos, la diferencia era que ahora Zayn era su jefe y no Yaser.

Brenna logró arreglar sus problemas con Jenna y sus amigos, ellos no les contaron todo pero si lo que necesitaban saber, Jenna se enojó tanto como Brenna al saber lo que sus padres intentaron hacer. Cada quien hizo su vida, en especial Brenna y Zayn, dejaron en el pasado los problemas que los atormentaban, ahora solo disfrutaban cada momento. Nathan los visitaba cada año en verano con su novia, celebraban juntos el cumpleaños de Brooke en junio y el de Zayed a principios de agosto.

Todo iba bien, excepto que Zayn no dejó de beber, aún seguía tomando en una tasa de café o fumaba a escondidas de Brenna y los niños, en las noches el salía al porche y fumaba un cigarrillo, era adicto y si no lo hacía sus manos empezaban a temblar, su cuerpo ya lo necesitaba como la comida y el oxígeno para vivir.

Junio, sábado en la tarde, Zayed jugaba al football con su padre en el patio, mientras que Brenna los miraba desde la mesa que hacía parte de la decoración, por otro lado Brooke sólo pintaba muy concentrada.

"Y Zayed a anotado otro gol!"- vocifera Zayn a la vez que ambos corren en círculos, pero él se detiene y empieza a toser, camina rápido a beber agua, y Brenna preocupada va detrás de él, al igual que Zayed.

"Todo bien?"- le pregunta Brenna con notable preocupación.

"Si, solo es tos"- le responde el.

"Bien papá, vamos a seguir jugando"- le dice Zayed y él asiente en aprobación, deja caer sus brazos sobre los hombros del niño, cuando empiezan a caminar para salir Zayn vuelve a toser.

"Zayn.."- lo llama Brenna aún intranquila.

"Estoy bien"- asegura él, pero entonces deja ir los hombro de su hijo para apoyarse de uno de los muebles de la sala cuando empieza a toser sin parar, Brenna corre hasta él y lo sujeta, la respiración de Zayn empieza a fallar, sus ojos lagrimean debido al carraspeo y el ardor en los pulmones.

"Zayn no estás bien"- le dice ella buscando su móvil para llamar a un taxi, él no podrá conducir hasta el hospital. El se lleva la mano a la boca aun sin dejar dejar de toser y se mira la mano, Brenna vuelve y se alarma al ver la sangre en su mano y boca.

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!