1. La Silla Maldita de Thomas Busby

292 28 1

Informacion:

La historia de esta silla se remonta a 1702, cuando fue utilizada por un condenado a la horca, Thomas Busby, como última voluntad: tener su última cena tomada en su pub favorito en Thirsk, Inglaterra. Cuando terminó se levantó dijo: ''Que la muerte llegue a cualquiera que se atreva a sentarse en esta silla... y así ha sido.

En la segunda guerra mundial los soldados que se sentaban en esa silla no volvían. En 1967, pilotos aéreos se estrellaron contra un árbol tras sentarse. En 1970, un albañil falleció por sentarse en aquella maldita silla, murío esa misma tarde al caer a un agujero de su trabajo.

Incluso la señora de la limpieza del pub tropezó y cayó en la silla, murió de un tumor cerebral al caer por accidente en la silla. El dueño del bar movió la silla al sótano. Estuvo guardada en el sótano del pub, pero también provocó la muerte de un repartido que tomaba un descanso durante la descarga de paquetes en el almacén, murió ese mismo día en un accidente de coche.

En 1972, el dueño del bar donó  la silla al museo local. El museo muestra a la silla cinco metros en el aire para que nadie pudiera sentarse en ella por error. Desde entonces nadie se ha sentado en la silla.

 Desde entonces nadie se ha sentado en la silla

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Objetos Malditos¡Lee esta historia GRATIS!