045

8.7K 546 49

Alexandra miró con atencion cada movimiento del muchacho que manejaba a su lado, aun sin tener esas habilidades de hombre lobo sabia que Isaac estaba nervioso por la luna llena y no iba a negarlo, ella también lo estaba, sabia que el muchacho aun ...

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Alexandra miró con atencion cada movimiento del muchacho que manejaba a su lado, aun sin tener esas habilidades de hombre lobo sabia que Isaac estaba nervioso por la luna llena y no iba a negarlo, ella también lo estaba, sabia que el muchacho aun tenia problemas para mantener el control por completo.

Se dirigian a la casa del lago perteneciente a la familia de Lydia, allí se encontrarían con el resto de la manada para pasar la noche ayudando a Malia a controlarse.

- ¿Crees que Stiles sepa que anoche te quedaste conmigo? -habló la muchacha tratando de distraerlo. Isaac la observó sonriendo.

- No lo creo, estoy seguro de que tuvo una noche bastante divertida con Malia -Isaac rió divertido al ver la cara de asco que habia puesto la muchacha.- Oh, eso te da asco pero no cuando nosotros tenemos noches divertidas. -la muchacha se sonrojó levemente- Hablando de eso, hay que tener otra de esas grandiosas noches divertidas -bajó y subió las cejas divertido.

- Eres un idiota -La muchacha negó tratando de ocultar la sonrisa, Isaac se acercó a ella y la besó rapidamente para volver a mirar el camino.

Alex observó la luna, no podia creer como algo tan hermoso podía causar tanto descontrol en sus amigos y en Isaac. Sintió que Isaac se removío incómodo en su asiento y notó que apretaba el volante con fuerza.

- ¿Isaac te sientes bien? -este no respondió pero continuó apretando con fuerza el volante.- Isaac, creo que sería mejor parar, tienes que calmarte, necesitas tranquilizarte. -la muchacha se quitó el cinturon de seguridad y se acercó a él- ¿Isaac?

Este levantó la vista mostrandole sus ojos brillando de un intenso dorado, lo que hizo que Alex comenzara a ponerse aun mas nerviosa.

- Alfa, beta, omega ¡Isaac dilo conmigo! ¡Alfa, beta, omega! -el muchacho Lahey comenzó a repetir las palabras una y otra vez con dificultad, podía sentir como sus garras comenzaban a salir, no estaba funcionando.

- Alex vete, bájate del auto -Habló con dificultad.

- No voy a irme, no puedo.

- ¡Alexandra te estoy diciendo que te vayas! -Isaac gruñó provocando que Alex se bajara del auto con dificultad. La muchacha comenzó a correr tratando de llamar a Stiles con su telefono, pero su hermano no respondia. Continuó corriendo hasta esconderse detrás de una gran roca que estaba en el suelo cubierta por una gran cantidad de pastizal, tenía su respiración agitada y sentía que sus oidos le zumbaban. Se sentía mareada y aturdida ademas de que le dolía el pecho y estaba sudando. Se movió tratando de taparse aun mas con el pastizal escuchando las pisadas y los gruñidos de Isaac cada vez más cerca.

Volvió a tomar su telefono marcando el numero de Stiles, pero este seguía sin atender.

- Mierda -susurró y al darse cuenta de esto tapó su boca maldiciendo por dentro. Sentía su respiracion cada vez mas agitada, sentía que comenzaba a faltarle el aire y eso solo significaba una cosa, estaba teniendo un ataque de pánico. Comenzó a inhalar y exhalar tratando de calmarse pero era imposible, le desesperaba sentir que se quedaba sin respiracion, que el aire no entraba a sus pulmones. Sin darse cuenta, Isaac se encontraba delante suyo con sus brillantes ojos dorados acompañados de colmillos y garras, el muchacho gruñó al verla y comenzó a acercarse.
Alex trató de moverse hacia atras sintiendo la falta de aire pero solo logró golpear su cabeza contra la roca, la muchacha sintió las lagrimas salir de sus ojos al ver como Isaac se acercaba cada vez más. Este gruñó fuertemente.

Cerró los ojos dejando escapar un sollozo esperando a que Isaac la atacara, pero lo único que sintió fue unos brazos rodeandola. Abrió los ojos encontrandose con el pecho de Isaac, levantó su vista para observar el rostro del muchacho, ya no habia ningun rasgo de lobo, solo habia preocupacion.

- Alex tienes que tranquilizarte -habló Isaac tomando el rostro de la muchacha entre sus manos- Mírame, mirame y respira con tranquilidad -el muchacho sentía la preocupación invadirlo.- Vamos Alex, no me hagas esto, hazlo conmigo -Isaac respiró tratando de que Alex tambien lo hiciera pero la muchacha tenia cada vez mas dificultad para hacerlo. Sabia que si no hacia algo, todo se iría a la mierda, y no podia permitirlo, no podia dejar que lo mas importante que teniase fuera, no queria perderla sabiendo que el habia sido quien habia provocado el ataque.

Miró a Alex con desesperación y recordó que Stiles también sufría de ataques de pánico, recordó cuando Lydia ayudó a Stiles. Tomó el rostro de esta y la besó, con cuidado y cariño temiendo que no funcionara, la muchacha tardó en reaccionar pero segundos despues habia comenzado a responder el beso; ante la falta de aire se separaron, Isaac sonrió viendo que la persona mas importante en su vida estaba bien.

- ¿Cómo lo hiciste? ¿Cómo hiciste para recuperar el control? -Preguntó Alex en el pecho de Isaac. El muchacho la acurrucó en sus brazos.

- El ver que estabas en peligro hizo que reaccionara, verte en esa situación activó otra vez mi lado humano, no podia permitir que algo malo te pasara, no me lo perdonaría nunca.

- Gracias, gracias por todo. No tienes una idea de lo mucho que te quiero.

- Tambien te quiero Alex.

Alex acercó su rostro al de el y lo besó suavemente, comenzando a desordenar sus rizos hasta que el ruido de su telefono los interrumpio. La muchacha observó el nombre de su hermano en la pantalla, pero antes de contestar Isaac habia tomado el telefono y lo habia arrojado a un lado.

- ¡Isaac mi telefono!

- Shh... quiero seguir besandote.

- Pero...

- Despues te ayudo a buscarlo -Habló para continuar besandola.



Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!