Exposición

16.4K 530 232
                                    

(VV)

—Pero hoy no nos toca — Dijo Luis confundido y algo nervioso.

—La maestra mandó un aviso diciendo que iba a ocupar la hora de Literatura porque el maestro no viene, para que la mayoría de equipos pasen y no sé si el nuestro va a pasar hoy o mañana—Dije un poco molesto pues eran las dos últimas horas y sin el maestro hubiéramos salido temprano.

Todos estaban completamente nerviosos, con pánico y molestos ya que esa clase la tenemos hasta mañana y algunos no habían terminado de preparar totalmente el material para la exposición en equipos. Al menos el mio tenia todo listo, aun así eso no evitaba que estuviéramos nerviosos, no era un secreto que la profesora era estricta y exigente, cuando de esto se trataba a pesar de que la exposición no contaba tanto para la calificación, por lo que ella también lo incluía como calificación de conducta que era el treinta por ciento de la calificación final. El problema era el tema, ya que era sobre sexualidad, un tema que todos a esta edad nos tomamos a relajo y siempre terminamos haciendo o diciendo pendejadas.

Justamente estábamos hablando de eso mi novio y yo, que era uno de mis compañeros de equipo. Al parecer no se había enterado y yo no se lo comenté pensando que se lo habían avisado antes.

Pero antes de que él se quejara o reclamara, llegó la jefa de grupo anunciando que la maestra le había dado la lista de los equipos que iban a pasar hoy.

Todos se acercaron y se arremolinaron en ella para saber quienes serían los de la mala suerte de hoy, entre ellos, Luis y yo.

Ella al ver que todos hacíamos demasiado escandalo y nadie dejaba a nadie ver la lista, alzó la voz y nos hizo sentarnos para que ella pudiera leer en voz alta los equipos que expondrían hoy.

—Bien, los equipos según la maestra fueron al azar. Y serán los números 1 2, 3, 7 y 9.— Se pudieron escuchar algunas exclamaciones de alegría y otras de maldiciones.

Suspiré, mi equipo era el 8.

Con Luis nos miramos aliviados.

El maestro para la primera hora entró y nos sentamos en nuestros respectivos lugares, que eran mesas de dos personas, por obvias razones yo me sentaba con Luis.

Las clases siguieron y algunos en el salón estaban más calmados, incluyéndome, mientras que otros estaban más que nerviosos. Pronto llegó la penúltima clase del día y con ello, la Profesora de Biología. Llegó con esa mirada de amargada de toda la vida, pasó lista y empezó con la clase.

—Muy bien, en la primera hora mandé a la jefa de grupo a comunicarles que equipos iban a pasar, así que apurense que no tenemos todo el día.

Y así pasó el primer equipo, el segundo y así hasta el equipo 7, no hubo equipo que no la cagara de alguna manera, mientras unos se reían otros soltaban comentarios fuera de lugar enfadando a la profesora haciendo que les bajara puntos.

Volteé a ver a Luis y vi como se encontraba conteniendo la risa pues mientras un compañero explicaba sobre la protección al tener sexo, jugaba con un condón estirándolo por los nervios, y cuando llegó la hora de hacer la demostración de como colocarlo lo fue poniendolo en un pepino que él había traído con visibles nervios, pues sus manos y su voz temblaban un poco y la risa de muchos en el aula no ayudaba.

Volví a ver a Luis y seguía conteniendo la risa, pues la maestra nos castigaría si nos ve haciéndolo. Al ver la demostración se me ocurrió algo, así que acomodé nuestras mochilas de modo que nos taparan del pecho para abajo (En momentos así agradecía a la mujer por hacernos sentar hasta atrás justo en la esquina). Colé mi mano entre las mochilas y posé mi mano derecha sobre su pantalón, él se sobresaltó y sentí que me miró pero yo tenía mi cuerpo y mirada hacia el frente, como si estuviera poniendo atención, además vigilaba que nadie volteara para acá. Siguiendo con lo mio al ver que Luis no hacía ni decía nada, comencé a mover mi mano de arriba a abajo sobre su miembro que lentamente tomaba dureza mientras que aún frente la clase exponía algún equipo que ahora no le tomaba importancia. Aún sobre su pantalón agarré la punta de su miembro apretando un poco y bajé hasta sus testículos acariciando sobre la tela, logré escuchar un gemido contenido y lo miré un momento, sin detener los movimientos de mi mano.

—Creo que sería mejor si bajas la voz, no estaría bien que te escucharan.—Dije mirándolo divertido recibiendo de su parte una mirada de pocos amigos por lo que apreté un poco sus testículos y lo vi tensarse antes de volver mi mirada al grupo exponiendo.

—Julio...—Escuché que advirtió, aunque no le tomé importancia.

Quise hacer algo más y con un poco de escuerzo metí mi mano en su pantalón y sus boxers agarrando su miembro completamente erecto, con mi pulgar hice círculos sobre la punta jugando con el pre-semen mientras lo masturbaba con firmeza luego de ver que nadie miraba. Seguí moviendo mi mano así y jugando con su pene hasta que vi que el equipo terminaba de exponer. Ignorando eso continué masturbándolo más rápido pues presentí que pronto acabaría.

La maestra criticó al equipo y anunció:

—Ok, va el equipo 8.

Se escucharon cuatro exclamaciones.

Para ser más especifico la mía y de Luis junto con mis otros 2 compañeros de equipo. Solo así detuve mis movimientos de la mano pero sin soltarlo.

—Profesora, usted sólo mencionó a los equipos 1, 2, 3, 7 y 9.— Cuestionó Raúl, uno de mis compañeros con justa razón quien fue secundado por Sebastián, su mejor amigo y amigo de nosotros.

—Creo que eso es un error, pues según dije hoy iban a pasar 6 equipo, ósea la mayoría del grupo.— Argumentó la vieja valiéndole nuestras quejas— ¡Ya! No quiero oír más quejas, va a pasar el equipo 8 ahora.

Hasta ese momento no recordé que aún en mi mano tenía el miembro erecto de Luis por lo que rápidamente saqué la mano viendo como él me miraba con pánico pues su pene se veía duro bajo el pantalón y él era el primero en pasar a exponer.

La maestra nos apuró y mi equipo se paró al frente para alistar los materiales de la exposición, la profesora miró en dirección a mi novio regañándolo al ver que se había quedado en el lugar. Él me miró pidiendo ayuda pero simplemente aparté la mirada para reírme entre dientes.

Para este momento todos tenían la mirada en Luis porque no se paraba así que recibiendo una mirada fulminante de la maestra se levantó del lugar y caminó hacia nosotros. Se escucharon murmullos y una que otra risa pues era más que obvia la clara erección que mi novio se cargaba.

Y así con medio salón riendo, mi equipo tratando de ignorar eso para que la exposición saliera bien, yo ignorando la mirada fulminante de alguien hacia mi, la maestra tratando de callar a todos y mi novio erecto, comenzó la exposición.

Fin, ahora el secreto original:

Fin, ahora el secreto original:

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

N/A:

Repito, no sé hacer hard :v

Este es un ejemplo de como cambiaré detalles de los secretos.

Relatos Y Secretos (One-shots/BL)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora