Capítulo 43

1.1K 184 63

Y los humanos somos simplemente más y a veces somos tanto que cuesta respirar y otras tan poco que solo quieres llorar. Y a veces somos arte, tan incomprendidos, tan perdidos. Con demasiadas cosas que gritar, que decir. A veces somos un cuadro, y unos colores que nadie entiende hasta que alguien pasa una eternidad observando y finalmente sonríe y susurra que siente lo mismo. Porque somos inmensos y dos veces al mes tan infinitos que nos preguntamos si solo existimos, si alguna vez hemos vivido. Y tenemos complejo de superhéroes y queremos tener superpoderes y quizá con suerte salvarnos a nosotros mismos. 

Y Louis odia a los superhéroes, odia que crean que pueden salvar a todo el mundo, odia que el mundo necesite ser salvado, odia que nadie crea que nos podemos salvar a nosotros mismos.

Pero Harry es como un superhéroe y él cree que jamás podría odiarle, quizá solo porque nunca intentó salvarle.

Por lo que quizá por eso, quizá por nada lo primero que pronuncia al entrar en la consulta de Julian es el nombre de Harry y tal vez hay una sonrisa demasiado grande dibujada en sus labios o solo es sencillamente demasiado y sus ojos brillan y puede que hoy parezcan más azules y tal vez hoy se siente azul, un azul vivo, brillante, que ríe porque las carcajadas le están dejando sin aire. Un azul que parece inmortal, que parece no conocer la oscuridad, un azul que corre lejos pero siempre vuelve, un azul que nadie ha visto aún.

"Harry estrena hoy su obra en la Universidad " dice, la sonrisa aún no ha desaparecido. Ya se ha sentado y está mirando a Julian, quien lo observa un tanto curioso y tal vez divertido. " deberías venir" añade al final, Julian sonríe

"Lo pensaré" responde, un suspiro saliendo de entre sus labios. " ¿Qué tal has estado?"

Y Louis sonríe de nuevo y por un segundo siente un ligero dolor en sus mejillas, lo ignora.

"He descubierto algo" y ni siquiera está respondiendo a la pregunta pero toma la mirada expectante de Julian como una señal para continuar hablando. " la felicidad no es eterna" anuncia como si fuese una secreto que nadie se ha atrevido a revelar.

"¿Por qué crees eso?" pregunta Julian

Louis parece pensar durante unos segundos antes de entreabrir sus labios y empezar a hablar.

"Porque sino no existiría la tristeza, quiero decir si todos consiguiéramos aquello que nos hace feliz, la tristeza no existiría. Y porque solo somos felices a veces, durante segundos, durante un instante. Y cuando descubrimos qué es lo que nos hace sentir así lo queremos repetir una y otra vez, no queremos perderlo. " explica, Julian asiente y baja la mirada momentáneamente mientras su bolígrafo se desliza fácilmente por la hoja abierta de su cuaderno.

"¿Y tú lo has encontrado?"

Louis asiente, su sonrisa decae levemente.

"Solo no sé si soy suficiente" y ya no está mirando a Julian aunque puede notar su mirada sobre él

"¿Por qué crees eso?" tal vez es uno de esos momentos en los que Louis no tiene respuesta por lo que solo se encoge de hombros. " En realidad nadie es suficiente para nadie, solo encontramos a personas que nunca nos exigirán más. Y Harry, no haría eso" y puede que el ligero atisbo de cariño en la voz de Julian no sea profesional y tal vez ha hecho que algo pequeño y cálido se instale en el pecho de Louis y ahora es más fácil respirar.

"Hace unos días Harry me dijo que quería que nos fuésemos a vivir juntos" su sonrisa es suave, pequeña.

"¿Quieres es eso?"

Louis asiente, decidido

"Lo quiero " su sonrisa crece un poco más " hemos estado hablando de irnos a Londres, o incluso Manchester donde ahora vive Niall"

Rules of beauty ; Larry StylinsonDonde viven las historias. Descúbrelo ahora