—Vas de mal en peor. —aquella voz, era casi imposible no reconocerla. Tsukishima.— Dilo.

—¡Maldito infeliz! —exclamé mientras juntaba mi frente con la de Kageyama.

— ¡¿Qué quieres que diga?!

—Reacciona, Hinata. —levanté un poco mi mirada.

—¡¿De qué hablas?!

—Creo que la vida de tus antepasados no te ha enseñado nada.
—¿Qué?

—Es hora de despertar. Tus amigos te esperan, y en especial él. —me soltó apuntando a Kageyama.— Da lastima que no hayas logrado tu verdadero objetivo.

—¿Mi verdadero objetivo?

Y luego, oscuridad.

Prácticamente di un salto en mi cama. Espera, ¿mi cama? ¿Cómo mierda llegué ahí? Comencé a mirar a mi alrededor. Todo era distinto.

—Oh mierda... —solté sobando mi cabeza.— Creo que las clases de historia me están afectando.

Efectivamente, todo era un maldito sueño que casi se volvió mi vida. Un sueño bastante largo diría yo. Juro que sería capaz de golpear a Tsukishima en éstos momentos. Pero, ¿a qué se refería con mi verdadero objetivo? ¿Mis antepasados? ¿Kageyama muriendo? ¿Qué mierda significaba todo?

—¡Hinata! Llegaras tarde a clases. —exclamó mi madre, a lo que me salí de un salto de la cama, me vestí, desayune, y me dirigí a la escuela.

No entiendo mi jodido sueño, o peor. ¿Qué sentido tiene que en aquel sueño Kageyama y yo fuéramos como una pareja? Revisé mi móvil que descansaba en el bolsillo de mi pantalón para ver qué día era. Lunes, estaba empezando la semana. Más raro aún, como si todo esto calzara.
El que parecía Tsukishima me dijo "dilo". ¿Qué quería que dijera? Menudos sueños que tengo.

~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~

—Humm... He oído hablar de eso. —me comentó Yachi. Supongo que era a la única que le podía confiar mi sueño al llegar a clases. A Kageyama, ni hablar, casi no puedo verlo a la cara por la vergüenza, menos a Tsukishima.

—¿De verdad? —exclamé.

—Sí. El profesor de historia dijo que nuestros antepasados de vez en cuando tratan de comunicarse con nosotros para darnos un "empujón" en nuestra vida diaria, usualmente te dan esas señales a través de los sueños. Supongo que no puedo saber el mensaje que te quieren dar, es algo complicado. Podrías consultar a tu madre, ella debe saber más de eso.

—Ugh... —me quejé. — Estoy hecho un lío, no entiendo nada.

—Creo que leí por ahí que nuestros antepasados no quieren que cometamos los mismos errores que ellos, o simplemente quieren que recapacitemos respecto a las decisiones que tomamos.

—¿Es normal que mi antepasado tenga mi mismo nombre?

—Shoyo... Tu nombre no depende de tu antepasado, depende de lo que eres, probablemente, o mejor dicho, claramente, tu antepasado es muy parecido a ti. —ella se rió.— Bueno, no puedo ayudarte más, pero creo que es mejor que hables con Kageyama.

Mi corazón dio un vuelco, no sabía si era realmente bueno que hablaramos, pero terminé juntandome con él en el otro receso.

—¿Querías hablarme de algo? —preguntó al verme, aunque parecía algo nervioso.

—Ah... S-Sí... —mis manos comenzaron a juguetear entre ellas, pero me sorprendí al sentir que una de las manos de Kageyama tomaba la mía.

—Yo... También te quiero decir algo. —suspiré.— Pero... Puedes comenzar tú... Supongo que no tengo prisa.

—Tú... ¿Has tenido sueños extraños?

—¿Sueños extraños? —raramente, se sonrojó.— ¿D-De qué tipo?

—Ya sabes... Sueños algo sacados de onda. —se sonrojó aún más.— ¿Qué pensabas tú?

—¡Nada! —¿Por qué está enfadado? Tú... ¡Idiota!.

—Ah... Bien... —respondí.— ¿Entonces? ¿Has tenido sueños raros?

—La verdad no. ¿A qué va la pregunta? —di un leve salto.

—Ah... Por nada en especial... ¡Ya aclararé la duda con Yachi! Me ha estado ayudando, es una chica realmente buena. Por cierto, ¿qué tenías que contarme?

—Oh... No. Una estupidez, ya da igual.

—Bueno, si tu lo dices...

El destino logra que dos almas que se aman perdidamente, se vuelvan a encontrar en otras vidas. Pero si sus antepasados cometieron errores en vidas anteriores, se encargará de cobrar esos errores.

——♦——

Hola! Creo que me van a linchar porque seguro no están entendiendo casi nada... Pero no daré spoiler a pesar de que me rueguen(? Espero les haya gustado, y nos vemos

One Week ♦KageHina♦ ¡Lee esta historia GRATIS!