QUE NO ME BUSQUEN

6 1 0


Murieron ya los recuerdos,

son ya botín de piratas

se llevaron nuestros besos

y mil caricias heladas

que de frío fenecieron

en nuestra alcoba callada.


No me busques en tu cielo,

ni donde termina el alba

búscame en aquel "te quiero"

que se perdió en tu mirada

entre los poros de un miedo

que nos heló cuerpo y alma.


Que no me busquen tus dedos,

que me encuentren tus palabras.

Liberando Palabras¡Lee esta historia GRATIS!