Capítulo 6

13 3 0


DÓNDE EL CORAZÓN ESTÁ

Sigo buscando un pedazo de ti en cada intento de relación que he tenido. No es que espere encontrarte pero recordarte hace que sienta que sigo con vida, porque ese pedazo donde estuviste tú se murió en 1999, cuando desapareciste sin rastro.

Tengo aún guardadas todas las cartas que te escribí pero que no me atreví a mandarte porque en el fondo sabía que jamás las leerías.

La razón de todos mis miedos, de todas mis obsesiones tiene tu nombre. Estás presente hasta en las cosas más sencillas de mi vida; no está de más decir que vienes a mi mente en cada canción de OASIS, en ese aroma que me recuerda a ti, en las guitarras, en el tabaco; Ese vicio que espero que ya no tengas.

Camino por estas calles imaginando que un día aparecerás en los rostros de cualquiera de estos extraños con los que me topo a diario.

Sigues en mi, cuando no deberías, porque sé que tú ya no me recuerdas.

- ¿No viste mi jugada?

Adrien me interrumpe.

- Lo siento es que estaba anotando unos pendientes. Contesto.

No soy fan del fútbol americano pero Adrien viene a jugar con sus amigos todos los jueves. Nunca había venido a uno de sus juegos pero me parecen muy aburridos aunque en debo aceptar que me gustan los chicos que hacen deporte. Creo es una fijación porque Ian también los practicaba.

- Creo que Ryan me dará el anillo mañana. Dice Kat.

- ¡Wow! Que emocionante... Respondo con ironía.

Mi grupo de "amigas" se ha compuesto últimamente por las novias de los amigos de Adrien y es algo que no me emociona. Por fortuna tengo a Bianca en mi vida. Estuvimos separadas cuando ella fue adoptada cuando teníamos doce años pero ahora estamos juntas de nuevo.

Pensé que esa familia me adoptaría pero prefirieron a mi amiga; era menos revoltosa, femenina y tan dedicada en sus estudios que era la hija perfecta. Ellos jamás habrían adoptado a la niña que jugaba con los niños y trepaba árboles.

IRÉ A UNA FIESTA NOVENTERA.

Leo su mensaje en el teléfono.

¿TE HAS VESTIDO COMO BRITNEY EN BABY ONE MORE TIME?

OBVIO.

LO SABÍA.

ESPERO ENCONTRAR A MI JUSTIN EN LA FIESTA.

¿BIEBER?

OBVIO NO. LOL. IRÍA A LA CÁRCEL. AUNQUE JUSTIN YA NO ESTÁ TAN HOT COMO NICK.

DE TODAS FORMAS SERÍAS UNA "COUGAR".


Bianca es mi mejor amiga. Somos huérfanas. Somos mejores amigas. Hermanas y ahora socias. Organizamos bodas, solo que ella ve toda la planeación y yo me encargo del catering y los pasteles cuando lo solicitan así los clientes.

Me encanta cocinar y desde niña supe que quería ser chef.

Sus padres me adoptaron poco antes de cumplir los dieciocho años. Me llevaron a vivir con ellos en Boston.

Pagaron mi carrera, me dieron el cariño de unos verdaderos padres. Y fue curioso pues mamá pudo embarazarse poco después de que adoptaron a Bianca.

Tenemos un hermano más "pequeño" que mide 1.96, pero sigue siendo el más pequeño, se llama Phoenix pues mamá tenía un crush adolescente con un actor de los 90's que murió de una sobredosis siendo muy joven.

- Has estado muy rara.

- ¿Por qué lo dices?

- No sé. En los últimos días has estado pensativa.

Es el factor 14 de enero. Sigo pensando en él. En esa historia. Es algo que dejé inconcluso en mi vida.

Quisiera saber qué hubiera sido de mi vida al lado de Ian.

Adrien es físicamente muy parecido a Ian; blancos, con el pelo oscuro y los ojos claros. Alto, de complexión delgada pero atlético por su gusto por los deportes y tanta hiperactividad. Solo que Adrien no es ese chico con aires de rebelde y rockero, que soñaba con tener una banda y abrirle un concierto a OASIS. Él jamás podrá reemplazar lo que tuve con Ian.

Adrien es muy demandante, algo inseguro. Siempre está encima de mí y es celoso, tanto como lo fue alguna vez Callum.

He llegado a pensar que no es el hombre que necesito pero tengo miedo de dejarlo y quedarme sola. Por lo menos, cada que lo beso imagino a Ian, aunque al abrir los ojos me encuentre con la realidad.

- Déjame llevarte a cenar. Dice Adrien.

Está muy sudado, tanto, que no quiero que se me acerque.

Si él fuera Ian habría dejado que me besara. No me hubiera importado. Y es por eso que estoy segura que no lo amo.

Hemos venido a cenar a ese lugar de comida japonesa que está tan de moda; En este lugar donde sirven unos deliciosos tés helados con sake y ponen animé en una pantalla para darle color a la decoración del lugar.

Estoy tan distante que no puedo pensar en otra cosa.

He puesto el celular hacia abajo para dejar de ver la fecha.

14 DE ENERO.

- Te pasa algo. Insisto.

- De verdad no.

- ¿Segura?

- Bueno. Es que tengo demasiado trabajo. Vienen bodas muy importantes.

- Ese no es pretexto.

- Lo sé pero...

Adrien me roba  un beso que sabe a salsa de anguila y arroz. No es agradable.

- Creo que está sonando tu celular.

Mi celular vuelve a vibrar.

Veo que es un mensaje de Bianca. Me ha mandado algunas imágenes de la fiesta. Espero que sea alguna selfie suya vestida como Britney en Baby One More Time.

En lugar de esas fotos, encuentro una imagen que no esperaba encontrar.

Está vestido con esa chamarra negra. Con una t-shirt, con el pelo oscuro y quebrado como en aquel entonces.

Bianca está en la misma fiesta donde está Ian.

El corazón se me detiene.

Es su cumpleaños. Como es que Bianca fue sin saberlo a una fiesta donde está Ian. En Nueva York.

Las piernas me tiemblan y el shot de sake que he tomado me quema la garganta.

Él sigue poniéndome tan nerviosa como cuando éramos adolescentes.

INSEPARABLES - 1999-Where stories live. Discover now