One

7K 836 1K

Louis se encontraba sentado en la parte trasera del auto de su madre, rogando a alguna fuerza del mas allá que al llegar a la reunión familiar tuviese una silla en la que sentarse.

Estaban retrasados, todo culpa de su hermana Charlotte, que lloraba y pataleaba a causa de que Johnny, un chico de último año, la había rechazado ya que era solo una niña. La rubia no se lo había tomado muy bien ya que, según ella, ese chico era el amor de su vida.

— ¡Lottie! ¡¿Puedes dejar de llorar?! Me causa jaqueca —bramó Louis con molestia.

— ¡Johnny yo te amaba! Ahora sale con Chelsea ¡¿Qué tiene Chelsea que yo no tenga?!

— 17 años y senos —se burló Fizzy desde el asiento de atrás.

Lottie saltó sobre ella a arañarla y gritarle obscenidades, Louis le apostó a Phoebe a que Fizzy le quitaba las uñas postizas, en cambio Phoebe dijo que Lottie le rasgaba la cara.

— ¡Uy Fizzy, Lottie dijo que tu mamá es una mierda!

— TENEMOS LA MISMA MADRE GRAN IDIOTA —grito Felicite a su hermano.

— Oh, verdad. Siempre funciona en las peleas del colegio —el castaño se encogió de hombros y les sonrió.

La madre de los Tomlinson salió a la luz para recobrar la tranquilidad en el auto. Estaba estresada con la pelea de Lottie y Fizzy, Ernest y Doris lloraban a más no dar, mientras que Louis, Daisy y Phoebe gritaban y agrandaban la pelea.

— ¡YA BASTA! —gritó exasperada Jay —, Louis no hagas rabiar a tus hermanas, eres el mayor, debes dar ejemplo. Lottie tienes catorce años, estas muy pequeña como para andar detras de un chico de dieciocho años. Fizzy comportate, y esas palabras no son de alguien de 13 años. Daisy, Phoebe, por favor no hagan nada, Ernest no le quites el biberón a Doris, Doris por favor deja de llorar que mi cabeza explotara.

Todos hicieron lo que su madre les pidió y ella sonrió orgullosa de si misma y de sus hijos. Sus hijos la respetaban y jamás le chistaban ninguna palabra, o al menos en su presencia. Estos le amaban mucho y ella agradecía a Dios por tener los mejores hijos del mundo.

Todos bajaron con rapidez del auto al llegar al lugar de la reunión, esperando que no hubiesen muchas personas.

Louis se adentró en el recinto, saludando a sus familiares con amabilidad. Sus tías le decían que lucia muy guapo y que si ya tenia novia. Él solo negaba, pero en su mente se carcajeaba por no poder creer que sus tías no se dieran cuenta del algo tan obvio como su homosexualidad.

Sus hermanas ya tenían un lugar en el cual sentarse, mientras él seguía vagando por el gran salón. La mayoría de primos habían sedido su lugar a sus hermanas pequeñas. Ahora se lamentaba de no tener un par de tetas.

Una señora de unos cuarenta se acerco a él con una gran sonrisa. El ojiazul le devolvió la sonrisa al ver que se trataba de Anne, una amiga de la familia.

— ¡Lou, cariño! Mirate que grande que estás, estás hecho todo un hombre. Aun recuerdo cuando te sentabas en las piernas de mi hijo Harry y le trenzabas el cabello —él se sonrojó al recordar aquella escena de hace unos 10 años cuando él solo era una chiquito y Harry era un pre-adolescente muy lindo.

— Hola Anne. Sí, lo recuerdo muy bien. ¿Cómo está Harry? No lo veo desde hace unos nueve años. Desde que fue a estudiar a Londres —esbozó una mueca. Harry había sido, algo así, como su primer amor.

— ¡Oh querido! Miralo ahí sentado, ve, ve y lo saludas. Estará a gusto de verte. Aún recuerdo cuán enamorado estabas tu de mi hijito. Pero ve, ve y lo saludas.

— No estaba enamorado —Louis se encontraba más rojo que un tomate —. Solo encaprichado, tenía siete años. Bueno vamos, Anne.

Anne lo encaminó a donde se encontraba un rizado de ojos verdes muy guapo y alto. Louis se sonrojo y mordio su labio tan duro que las gotas de sangre querían salir de éste.

Harry se levantó de la silla y le dedico una gran sonrisa, un poco coqueta, a Louis. Él recordaba al nene que le daba besos en la cara y que se sentaba en sus piernas y saltaba en ellas como si se tratase de uno de esas atracciones que estaban fuera de los supermercados.

— Hola Lou.

— Hola Hazzie.

Ambos se veían y reían un poco. Recordando viejos tiempos en los que el castaño celaba a Harry con todas las chicas que se le acercaban y cuando Harry había experimentado su primera erección cuando Louis saltaba sobre él, cuando su primito de 7 años saltaba sobre él. Harry solo tenia catorce años y tuvo que preguntarle después a sus amigos que significaba eso, omitiendo quién lo había causado.

Anne rodó los ojos al verlos tan tímidos y distantes. Ni siquiera se saludaron de beso en la mejilla, gesto que ella esperaba después de no verse por un largo tiempo. Ella sonrió y aprovechó que su hijo ocupaba una silla para mover su próxima jugada.

— Oh Louis, querido no tienes una silla. Debes estar cansado. Oh, pobre de ti.

— No te preocupes, Anne. Estoy bien. Yo puedo...

— ¿Harry cariño por qué no dejas sentar a Louis en tus piernas?

Louis cambio de colores, Harry fulminó a su madre con la mirada y Anne sonrió con inocencia.

Iba a ser una larga velada.

****

¡Holi!

subiré lo más rápido que pueda los capítulos mis queridas polluelas pero bue

¡NECESITO UNA PORTADA!  ¿ALGUIEN ES TAN BUENA E INCREÍBLE PERSONA QUE ME PUEDA HACER UNA PORTADA BIEN CUTE POR FISS?

saludos pa zorras Larry

ht porque lo más queen

y bye.

H.

Sassy Boy |Larry Stylinson|Donde viven las historias. Descúbrelo ahora